arrow

Tess (1979)

Tess
Trailer
7,1
3.340
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En Inglaterra, a finales del siglo XIX, la humilde familia Durbeyfield descubre que en realidad desciende del ilustre clan de los d'Urberville. La hermosa y joven hija Durbeyfield, Tess, es enviada a la cercana mansión de los d'Urberville para retomar la relación con sus ricos parientes. Así comienza la entrada de la inocente Tess en un juego de ilusiones y seducciones en el que podría encontrar al amor de su vida. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Tess
Duración
172 min.
Guion
Gérard Brach, Roman Polanski, John Brownjohn (Novela: Thomas Hardy)
Música
Philippe Sarde
Fotografía
Geoffrey Unsworth, Ghislain Cloquet
Productora
Renn Productions / Timothy Burrill Productions / Société Française de Production
Género
Drama Histórico Siglo XIX Drama de época Drama romántico
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Thomas Hardy
"La presencia de la bella e inocente Kinski es el mayor aliciente de este bello ejercicio estético"
[Cinemanía]
"Distinguido melodrama, adaptación de la maravillosa novela de Hardy"
[Diario El País]
8
Las desgracias nunca vienen solas
"Tess of the D'Urbervilles" fue una de las lecturas de mi carrera universitaria, y una de las novelas más tristes que jamás he leído (y he leído muchísimas).
La desgarradora historia de Tess Durbeyfield, una joven y bella campesina vapuleada por la vida, fue escrita por la pluma maestra de Thomas Hardy, quien supo analizar con gran profundidad y sensibilidad la asfixiante y precaria situación de las chicas deshonradas, la doble moral de la sociedad, la hipocresía, la soledad de los rechazados y la extrema dureza de la vida para las chicas que tenían que abrirse paso solas.
Polanski respetó mucho la esencia del drama de esta chica inocente e íntegra condenada a la destrucción pero que brilla con la suave luz de su espíritu, que se eleva por encima de las miserias y cuya alma nunca llega a ensuciarse con la crueldad y las mentes sucias de las personas que la rodean.
Nastassja Kinski nunca ha estado tan bella ni tan magnífica como en este delicado papel.
Película inmensamente triste, melancólica y hermosa, no apta para quienes se aburran con dramas de ritmo pausado.
[Leer más +]
51 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Desgarradora Belleza
Deslumbrante ejercicio artístico el que hace Roman Polanski en esta película.
Visualmente cautivadora, llena de una belleza inusual y de una crudeza interior sobrecogedora.
Polanski convierte los maravillosos paisajes en los que transcurre la historia en un motor más de la narración, en un componente cambiante que ejemplifica la simetría de la obra.
Hermosa crueldad.
Angustiosa esperanza.
Orgulloso destino.
Desgarradora belleza...

"Todo es vanidad"

Nastassja Kinski interpreta uno de los personajes más poéticos, bellos, melancólicos y tristes que he contemplado en una pantalla de cine. Transmitiendo una empatía con el espectador que va mucho mas allá de la sublime divinidad de su rostro.
Injusticia, destino, orgullo, amor, esperanza, resignación, melancolía, tristeza...
Todos ellos pasan por el filtro de esta maravillosa película de una manera exquisita, apartándose de lo pomposo, burdo y vulgar que ofrecen infinidad de obras.

La película se expresa con lentitud y armonía. Un ritmo pausado que quizás a muchos les pueda parecer excesivo. Desde mi punto de vista necesario y magistralmente ejecutado.
Por contra lo que menos me llega a convencer de la película son ciertas reacciones en determinadas situaciones de los personajes secundarios que provocan un vuelco en la historia que parece cogido con pinzas. No he leído el libro, así que no se hasta que punto es un fallo de Polanski en la ejecución o lo es de la novela. En cualquier caso es una apreciación personal que igual muchos no comparten. Me refiero especialmente a la reacción que tiene un personaje cuando Tess confiesa un secreto. O a lo inverosímil de la situación que se sucede tras una de las más emotivas escenas del film cuando tess le escribe la carta.

Al margen de ciertas incongruencias a mi modo de ver y de un final que no termina de hacer justicia con el resto de la película a pesar de su incontestable ejecución estética, nos encontramos ante una de las obras mas puras, sinceras y emotivas que nadie ha realizado nunca con semejante brillantez artística, técnica y humana.

Porque de eso va Tess, del corazón humano, de una chica de admirable orgullo y enorme valentía espiritual, de un corazón que intenta apartar su propia ignorancia para poder hacerle frente a toda la crueldad, injusticia y desgracia que su denostada existencia tiene que sufrir.
Maravillosa película que queda en el recuerdo mucho mas intensamente que otras obras mejor valoradas, en la memoria de todas aquellas personas que sentimos el espíritu obstinado, rebelde, puro y honesto de esa chica en busca de su destino. De su desgarradora belleza.
[Leer más +]
32 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil