arrow

Cuando el destino nos alcance (1973)

Cuando el destino nos alcance
Trailer
6,8
8.587
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En el año 2022, la población de Nueva York, unos cuarenta millones de habitantes, vive en condiciones miserables. Para combatir el hambre se crea un alimento sintético, el soylent green, pero el policía Thorn y el viejo Roth, un superviviente de otra época, sospechan que detrás del nuevo alimento hay algo inquietante. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Soylent Green
Duración
97 min.
Guion
Stanley R. Greenberg (Novela: Harry Harrison)
Música
Fred Myrow
Fotografía
Richard H. Kline
Productora
MGM
Género
Ciencia ficción Intriga Thriller Thriller futurista Distopía Policíaco Película de culto
9
Si has llegado hasta aquí, lo tuyo es la ciencia ficción.
Inmejorable film de ciencia ficción donde los haya. Para mí, una trilogía perversa junto al "Planeta de los Simios" y "El último hombre vivo", todas ellas grandes películas y protagonizadas por Charlton Heston cuando aún era abiertamente crítico y apoyaba películas comprometidas que ponian en tela de juicio un nublado futuro.

Todo el film es un experimento formal desde el punto de vista narrativo pues pasa del género policiaco al melodrama futurista en cuestión de segundos, dando pinceladas críticas y lecciones de compromiso ético que todos los films actuales de sci-fi para sí quisieran.

Yo no me quedo con cosas sueltas, me quedo con todo, con un gran argumento, un final chungo (al igual que los 2 anteriores fims citados), una banda sonora envolvente y un Heston que por aquellos tiempos nadaba en alcohol, jugaba (paradójicamente) a ser el antihéroe americano en producciones con mucho contenido y poco presupuesto.

De E.G. Robinson no sabía que fuera su última película, pero me hace gracia comparar sus escenas con Heston cual "simio" (esa barba, esa estatura) en Planet of the Apes.
[Leer más +]
110 de 126 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La superpoblación es el problema, no los recursos.
Los últimos quince años de la filmografía de Richard Fleischer no fueron precisamente muy brillantes, y fue una lástima porque en sus veinticinco años anteriores había sido por derecho propio uno de los directos más interesantes del cine comercial americano al que daba siempre un marchamo de cine de autor y originalidad de la que no suele abundar.

Pero digamos que sus últimas grandes películas fueron “Tora! Tora! Tora!” y “El estrangulador de Rillington Place”, todo lo que vino a continuación es prescindible absolutamente.

Aún así, si tuviera que “salvar” a alguna de las posteriores o al menos hablar de ella creo que elegiría esa que lleva un título tan bonito y poético en español como “Cuando el destino nos alcance” y en cambio tan prosaico en inglés como “Soylent Green”.

La película tiene ese punto cutre que Fleischer iba tomando lentamente según iba terminando su carrera, y que hace que sus proyectos sean de serie B o lo parezcan que es mucho peor.

El guión tiene dos grandes vertientes, uno es el de la Ciencia-Ficción y toda la parte futurista y apocalíptica de lo que vendrá y el otro es de del thriller e historia policiaca que ambas confluyen en el último cuarto de película. Ninguna de las dos es gran cosa, si acaso la parte más humanista y ecológica es lo más interesante.

Los mejores momentos son los protagonizados en la intimidad por un resultón Charlton Heston y sobre todo por la presencia de Edward G. Robinson en su última película, en una especie de testamento propio donde se despide de todos nosotros. Magnífica la escena que ambos comparten en ese cena regeneradora de recuerdos y de vida. Poco más destacable si no es por algún detalle como lo del "mobiliario" que sin lugar a dudas firmamos todos.

El final intenta ser abrupto e impactante, pero a mi juicio sólo es una artimaña sensacionalista que lo único que veo de positivo es que es pesimista, única forma de pensar si se trata de los hombres.

Nostalgia, es la sensación quizás más placentera que nos puede provocar “Cuando el destino nos alcance”, pero cine, cine de verdad, bastante escaso.
[Leer más +]
59 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil