arrow

Infiltrado en el KKKlan (2018)

Infiltrado en el KKKlan
Trailer
6,6
2.593
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A principios de los años setenta, una época de gran agitación social con la encarnizada lucha por los derechos civiles como telón de fondo, Ron Stallworth se convierte en el primer agente negro del departamento de policía de Colorado Springs. Pero es recibido con escepticismo y hostilidad por los mandos y algunos de los agentes. Sin amedrentarse, decide seguir adelante y hacer algo por su comunidad llevando a cabo una misión muy peligrosa: infiltrarse en el Ku Klux Klan y exponerlo ante la ciudad.

Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
BlacKkKlansman
Duración
128 min.
Estreno
31 de octubre de 2018
Guion
Spike Lee, Kevin Willmott, David Rabinowitz, Charlie Wachtel (Libro: Ron Stallworth)
Música
Terence Blanchard
Fotografía
Chayse Irvin
Productora
Blumhouse Productions / Monkeypaw Productions / QC Entertainment / Perfect World Pictures. Distribuida por Focus Features
Género
Drama Comedia Basado en hechos reales Biográfico Racismo Años 70 Comedia negra
8
Spike Lee siempre será el mismo
Si uno repasa la filmografía de Spike Lee se dará cuenta que su nueva película no cuenta nada que el director afroamericano no haya manifestado antes: su crítica hacia Estados Unidos por permitir a ciertos sectores de la población cometer injusticias contra la raza negra. Para ello, en esta ocasión, el director afroamericano cuenta la historia real de Ron Stallworth, un policía negro que en la década de los setenta se infiltró, junto a su compañero Flip Zimmerman, en la temida organización llamada Ku Klux Klan.

Como resultado tenemos una película que sabe mezclar muy bien un tema tan serio con algunas pinceladas bien dosificadas de humor que hace más llevadero el discurso no pocas veces repetido de su director. El buen ritmo y guión del filme hace que el espectador jamás pierda el interés de la narración, a pesar de que no vaya a presenciar ninguna situación extraordinaria a lo largo de la historia. Quizá ahí resida la gran virtud de la película: es buena sin necesidad de adornos o escenas espectaculares. Por otra parte, Spike Lee cuenta con todo un reparto que ofrece una efectiva interpretación, en especial de John David Washington y Adam Driver, quienes se entienden a la perfección para dar vida a esta pareja de infiltrados.

"Infiltrado en el KKKlan" es, junto a "La última noche" (2002), la mejor película que Spike Lee ha rodado en este siglo, además de ser una de sus obras más accesibles para el espectador medio, cosa que no le ha supuesto abandonar su reconocible estilo cinematográfico.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Spike Lee hace de las suyas, aunque sin medir la moralina...
Los que siguen la filmografía de Lee, se darán cuenta que esta última película ha conseguido un desconcertante "punto medio", diríamos entre la hierática "Malcolm X" (creo que la más conocida de sus obras) y la extremadamente socarrona "Bamboozled" (injustamente apartada y olvidada). En todo caso, en estas tres se trasluce (sin medias tintas) el tono de denuncia referido a la segregación racial (explícita e implícita) y los prejuicios negativos (aún supervivientes) en torno a la población afroamericana en los Estados Unidos.

La primera hora se pasa volando. Lee produce una serie de ejercicios visuales bastante nostálgicos sobre los setentas (coqueteando incluso con matices propios del Blaxploitation, término incluso mencionado por la activista Patrice), combinándolos con diálogos ácidos e incluso tarantinescos... Me atrevería a decir que esta es la película de Spike Lee más influida por Tarantino, sobre todo por los arquetipos exhibidos en "Django Unchained" y The Hateful Eight", aunque el propio director (y la crítica especializada) lo niegue.

Sin embargo, algo sucede ya en el clímax de la trama (cuando Adam Driver consigue exitosamente ingresar al círculo de poder del KKK, incluso poder entrevistarse con el carismático y sofisticado líder, un correcto Topher Grace). Es en ese punto como que el empuje inicial, el sarcasmo, el humor y la denuncia se desinflan estrepitosamente y ya sabes cómo va a terminar la película. Ya viendo el "documental" tramo final, dan ganas de retirarse inconscientemente de la sala de cine (Lee nos coloca imágenes televisivas, para variar, aunque es parte de su sello).

Con respecto al tema de la denuncia, me parece que el tono provocador se queda en los impactantes afiches gráficos que han acompañado al film. La trama pudo despegar y dar mucho más a los espectadores...
[Leer más +]
14 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil