arrow

La verdad (2015)

La verdad
Trailer
6,2
2.766
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Elecciones estadounidenses de 2004. Inmerso el país en la guerra contra Iraq y Afganistán, todo parece indicar que George W. Bush será reelegido presidente de los Estados Unidos. La productora de noticias de la CBS Mary Mapes (Cate Blanchett) y su socio, el presentador Dan Rather (Robert Redford), descubren una historia que podría cambiar el curso de las elecciones: Bush había utilizado todo tipo de influencias para evitar ir a la guerra de Vietnam. La emisión de un programa especial que saca a la luz este hecho desata una tormenta informativa que hará que Mapes y Rather tengan que luchar para demostrar la veracidad de la noticia, poniendo la verdad por encima de los intereses políticos y económicos que se esconden detrás de los medios de comunicación. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Truth
Duración
121 min.
Estreno
30 de octubre de 2015
Guion
James Vanderbilt (Memorias: Mary Mapes)
Música
Brian Tyler
Fotografía
Mandy Walker
Productora
Sony Pictures / RatPac Entertainment / Echo Lake Entertainment / Mythology Entertainment
Género
Drama Basado en hechos reales Periodismo Televisión
7
Buena película de periodistas negligentes
En la campaña de las elecciones a la presidencia de Estados Unidos del año 2004 hubo mucha polémica sobre el papel de los candidatos en la guerra de Vietnam.
Kerry, que era el candidato demócrata, había participado en la guerra con honores. Pero después, al regresar a casa, se había opuesto a ella y la había criticado con dureza.
Bush hijo, que era el presidente del país y candidato republicano, no había ido a Vietnam. Pero a cambio, para cumplir con sus deberes militares, había entrado en la Guardia Nacional.
Hubo noticias que dudaban del supuesto comportamiento heroico de Kerry. Y hubo otras que hablaban de posibles irregularidades cometidas por Bush.
Decían que el presidente había entrado en la Guardia Nacional por enchufe, solo para evitar ir a Vietnam, y que además una vez dentro ni siquiera se había molestado en cumplir con sus obligaciones.

La verdad cuenta una historia ocurrida durante esa campaña electoral, en ese ambiente de ataques cruzados entre los seguidores de los dos candidatos.
Su protagonista es Mary Mapes, que entonces era una importante productora de reportajes de investigación en la cadena de televisión CBS.
Todo empieza cuando esta mujer se pone en contacto con un viejo y enfermo militar retirado que dice poseer un par de documentos que pueden demostrar que Bush, efectivamente, no había cumplido con sus obligaciones como miembro de la Guardia Nacional.

La película abunda en viejos debates: las reglas del buen periodismo, las relaciones entre los periodistas y sus fuentes, entre la empresa y los periodistas, entre el poder y esas empresas, la ideología de los medios de comunicación.
Tiene varias lecturas. Es entretenida, emocionante, y rica en detalles. Pero si el espectador no está muy interesado en asuntos periodísticos, puede que al final termine por aburrirse.

Los hechos son vistos, casi siempre, a través de los ojos de Mary Mapes, en cuyo libro de memorias está basada la película. Pero la historia no es nunca, no puede serlo, un alegato sin fisuras a favor de su actuación en lo ocurrido.
No hay héroes que superan con valentía peligros puestos por los malvados políticos.
Hay reporteros, idealistas, y presuntuosos, que creen descubrir una gran historia, y que la difunden antes de asegurarse de la certeza de sus pruebas. O periodistas endiosados, y negligentes, que publican noticias falsas, por motivaciones políticas.

El director es James Vanderbilt, que debuta en ese puesto.
Se nota que la protagonista Mary Mapes le cae bien, pero se controla y no se deja arrastrar por esa simpatía. Antes había sido el guionista de Zodiac, una buena película de intriga y crímenes, que también destacaba por el cuidado en los detalles.
Cate Blanchett, guapísima, está perfecta en su papel de productora metida en un lío que la hunde por completo.
Stacey Keach, el recordado Mike Hammer de la televisión, casi irreconocible en el papel del viejo y enfermo militar retirado con importantes documentos que ofrecer, también merece una mención especial.
Robert Redford, sin embargo, solo está pasable como Dan Rather, el veterano presentador de televisión. Christopher Plummer, que lo interpretaba en la estupenda película de Michael Mann El Dilema, que cuenta otra historia, estaba mejor.
[Leer más +]
27 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Entretenida y demagógica
Tal vez sea porque no es fácil impresionar a un español con un asunto de corrupción , tal vez porque la autocrítica brilla por su ausencia en nuestros medios, y la idea de que se analice a fondo la veracidad de las informaciones en principio resulta interesante. Por las razones que sea, me ha parecido injustificado el tono épico-dramático con el que se narra aquí cómo unos periodistas hacen público que George Bush se escaqueó a base de enchufes de la guerra del Vietnam, y he encontrado maniquea y demagógica la lectura que se hace de cómo la ausencia de pruebas concluyentes en su reportaje desencadenó la caída del mítico Dan Rather y el despido de su productora, Mary Mapes.
La historia de Mary Mapes y Dan Rather no se presta a un análisis facilón. Sus fuentes eran turbias y los documentos que presentaban para probar las chapuzas de Bush no ofrecían todas las garantías de autenticidad, por mucho que su historia tuviera toda la pinta de ser cierta. Tras lanzar su acusación, a pocos meses de las elecciones, y conocerse la debilidad de sus pruebas, la cadena CBS optó por montar un comité independiente de investigadores que, si hacemos caso al guionista, funcionó como la inquisición. Pero esas alturas de la película ya hemos comprendido que la complejidad del tema va a ser resuelta a gruesos brochazos. La cosa concluye como el típico caso de confabulación-de- poderosos-contra-el-periodista-que-busca-solo-la-verdad y no hay ni el menor atisbo de apertura a una visión más completa del asunto. Solo esa actriz magnética que es Cate Blanchett y la calidad con que está realizada ha hecho que lleguemos al final de la película medianamente entretenidos.
[Leer más +]
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil