arrow

Silkwood (1983)

Silkwood
Trailer
6,5
1.650
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Alegato antinuclear basado en hechos reales. En 1974, Karen Silkwood (Meryl Streep), trabajadora y sindicalista de una central nuclear de Oklahoma, recoge pruebas e indicios que demuestran la ineficacia de las medidas de seguridad de la planta. Esa actitud la enemistará tanto con sus compañeros de trabajo como con los dirigentes de la central. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Silkwood
Duración
128 min.
Guion
Nora Ephron, Alice Arlen
Música
Georges Delerue
Fotografía
Miroslav Ondricek
Productora
ABC Motion Pictures / 20th Century Fox
Género
Drama Holocausto nuclear Años 70 Basado en hechos reales
"Maravilloso filme de denuncia ecologista que se sitúa dentro de la corriente crítica del cine norteamericano de los setenta. Excelente trabajo de Meryl Streep (...) un drama comprometido y técnicamente perfecto."
[Diario El País]
7
Karen Silkwood
Dirigida y producida por Mike Nichols (Berlín 1931), se basa en la historia de Karen Silkwood, que murió el 13-XI-1974 en extrañas circustancias. Obtuvo cinco nominaciones a los Oscar (guión original, actriz de reparto, actriz principal, director y edición del film).

Narrra la vida personal y profesional de una mujer normal, práctica y sencilla, que vive con su amante, un compañero de trabajo, Drew Stephens (Kurt Russell). Está separada, tiene tres hijos y trabaja en una fábrica de Oklahoma que utiliza plutonio y óxido de uranio en sus procesos de producción. Al resultar contaminada de radioactividad su compañera Thelma, emprende una campaña para que la empresa adecúe los niveles de seguridad de la planta.

El guión, de Norah Ephron ("Algo para recordar", "Cuando Harry encontró a Sally") y Alice Arlen ("El peso del agua"), realizado con pulcritud y esmero, expone las gestiones de la protagonista en busca de pruebas sobre la falta de seguridad de la planta. Pide apoyo al sindicato, pero no asume las reivindicaciones tradicionales (reducción de jornada, mejoras sociales, aumento de salarios, etc.), siempre agradecidas. Tampoco realiza su investigación con ayuda de la simpatía y la seducción, sino asumiendo riesgos laborales y personales muy elevados. No apela a principios ecologistas: reclama lo que pide por razones obvias de seguridad de las personas. La fotografía destaca por su corrección, por su apego a las secuencias largas a cámara fija o con suaves movimientos de desplazamiento y aproximación, y por su fuerza plástica. La dirigió el veterano Miroslav Ondricek ("Hair", "Amadeus"), checo de acreditada trayectoria profesional. La dirección de Mike Nichols se caracteriza por el rigor y el buen ritmo narrativo que imprime a la obra. La música, sencilla, suave y envolvente, combina una pequeña orquesta de cuerdas, el sonido sobresaliente del banjo, cuerdas con breves refuerzos de viento y la voz humana.

La película se inscribe en la corriente del cine crítico norteamericano que floreció en los años 70, narra una historia conmovedora, evita la grandilocuencia y gana las simpatías del espectador hacia una mujer cabal, que se sacrificó por sus compañeros y probablemente fue traicionada. La planta de Oklahoma cerró un año después de su trágica muerte.
[Leer más +]
19 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Amazing Grace
Silkwood es una película necesaria y valiente sobre una mujer que llegó a dar su vida por denunciar las irregularidades que se dieron en la planta nuclear en la que trabajaba mano a mano con plutonio, y como sustancias altamente tóxicas eran expuestas a los trabajadores con el único fin de una producción mayor y unos mayores beneficios. Lógica Capitalista. Un tema tan espinoso y monótono como este fue tratado por Nichols con respeto y seriedad, pero a su vez construyó de la mano de un guión de hierro, unos conflictos y unos personajes cinematográficos inolvidables.

Como siempre en las cintas de Nichols, la historia es la base de unas subtramas que es lo que dan poder a sus películas. La descripción de personas y personajes y como viven en el mundo que les ha tocado, y sobre todo, como les afecta a su carácter los problemas con los que se encuentran. En este caso los personajes viven en un mundo simple y gris, pero sus emociones son torrentes de matices que un guión excepcional, verídico, adulto, detalla con precisión, a la par que pone en boca y cuerpo de unos maravillosos actores, ese suceso inhumano y tan propio de los humanos.

Karen Silkwood fue una mujer excepcional y su historia merecía ser contada. Y Meryl Streep, en la primera etapa de su carrera, borda el papel. La actriz hacía gala en sus prometedores comienzos de una versatilidad envidiable. Podía vivir el mayor drama humano en La decisión de Sophie. Podía ser una compleja heroína romántica en La mujer del Teniente Francés o Memorias de África. Y podía ser esta mujer vital, extrovertida, desinhibida, impulsiva, dura, desde el primer fotograma de Silkwood. Todo su cuerpo resucita a Karen Silkwood, su compromiso con el papel que interpreta, esa mujer despreocupada que acaba por guiarse por unos principios morales que, seguramente, la llevaron a la tumba. A lo largo del film asistimos a la descomposición emocional del personaje protagonista, pero también a la aleación de sus principios, de la lucha por una causa justa, y de, como dice la fantástica canción de Joan Baez, su consecución de la libertad.
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil