arrow

Ping Pong (Serie de TV) (2014)

Ping Pong (Serie de TV)
Trailer
7,9
394
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2014). 11 episodios. La historia gira en torno a dos amigos de toda la vida llamados Smile y Peco que son miembros del club de ping pong de su instituto, deporte que se les da muy bien. Sin embargo, la personalidad de Smile le impide ser capaz de ganar a Peco. El profesor del club detecta el talento de Smile e intenta hacerle cambiar su actitud de cara al deporte. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Ping Pong (TV Series)
Duración
24 min.
Guion
Masaaki Yuasa (Manga: Taiyô Matsumoto)
Música
Kensuke Ushio
Fotografía
Animation
Productora
Tatsunoko Production
Género
Serie de TV Animación Comedia Deporte Ping-pong Manga
8
Una serie con alma
"Ping Pong" no va solo de ping pong. Si bien este es el deporte que todos comparten y por el que la mayoría dedica la vida y su tiempo, la serie se va centrando progresivamente en el desarrollo psicológico de los personajes así como en su madurez. Es una historia de amistad, superación, pasión y vitalidad. Transmite unas emociones agradables y te deja con una sonrisa en el rostro.

La animación puede parecer anticuada. No obstante, la encuentro bastante dinámica, especialmente en los partidos, en donde se transmite adrenalina pura con muy pocos medios. La música encaja bastante bien y los dos protagonistas, que son como el Sol y la Luna, llaman bastante la atención, y vemos que forman un dúo complementario y bastante bien llevado.

Ping Pong es una de esas escasísimas series de anime que realmente merecen la pena, especialmente por los valores que transmite.
[Leer más +]
16 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
De cómo realizar un buen spokon.
Taiyou Matsumoto gusta de contar historias donde predomina un fuerte valor sentimental. Sin embargo, Matsumoto no es el típico mangaka que basa las relaciones de sus personajes en el poder de la amistad u otra clase de poderes mágicos tan habituales en los shounen. A él le gusta hablar de sentimientos profundos, con un estilo cuasi adolescente orientado a un público adulto. Cercano al de otros mangakas como Inio Asano y compañía, pero alejado de lo que yo considero el "sentimentalismo barato" presente en este tipo de autores, que a menudo se dejan llevar por su faceta adolescente e hipersensibilizan aspectos que nuestro querido Taiyou pasaría por una lupa más sútil, incisiva y humana antes de dejarse llevar por la lágrima fácil.

Ante nosotros se encuentra su obra más adolescente, un spokon de pura cepa que tras pasar por las "gafas de pasta" de Matsumoto se convierte en un producto que nos habla del talento, de la motivación, de la pasión y sobre todo de la vida. Todo ello sin dejar de lado apartados como la amistad y el esfuerzo tan presentes en el spokon pero pasados por un filtro realista que es impuesto por sus personajes. Y es que hablemos de lo que hablemos siempre acabaremos llegando a la misma conclusión, la grandeza de Ping Pong reside en sus personajes. Obviamente la dirección de Yuasa ayuda a transmitir la sutileza del manga pero Smile, Peko, Wenge, Kazama y Sakuma son únicos y en ellos reside la fuerza de la serie. Cada uno representa uno de los 5 lados de el "dado" que es la vida, aunque en esta serie la vida sea el ping pong como es típico de los shounen. Todos ellos tienen sus más y sus menos, sus puntos oscuros y sus debilidades y su cometido en la serie es un paso más en el arquetipo del spokon, una deconstrucción del género y una muestra de lo que Matsumoto puede hacer con un argumento tan trillado y de porque es único en su especie.

La obra no es redonda, presenta limitaciones debido a su naturaleza de spokon y en algunos puntos la historia se puede perder en su sentimentalismo sin aportar nada interesante pero con solo mirar a sus personajes y ver lo bien que están construidos y lo bien que te llegan, la relación de amistad entre Peko y Smile que es una clara deconstrucción de la típica relación del shounen, la relación entre Sakuma y la derrota, la falta de talento de Kazama, Wenge (el mejor personaje de la serie que es un tema en sí mismo), el relevo generacional también deconstruido del típico spokon...

Son muchos temas y aunque no todos son tratados de la forma que debieran, es una obra que me llegó al alma, sus personajes me llegaron al alma y fue la primera obra que me hizo ver que el manganime era otra cosa y que me abrió la mente de verdad y me hizo dejar de ser "otaku". Sumale eso al gigante de la animación Masaaki Yuasa y a una banda sonora espectacularmente buena para proceder de un grupo (o varios) de J-Rock genérico y tienes un anime que estoy seguro que no te dececpcionará aunque no te llegue tan hondo como a mí.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil