arrow

Star Trek IV. Misión: salvar la Tierra (1986)

Star Trek IV. Misión: salvar la Tierra
Trailer
6,1
3.983
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
William Shatner, Leonard Nimoy y el resto de la tripulación del USS Enterprise, alcanzan cotas muy elevadas en una de las más aplaudidas e intrigantes aventuras de la saga Star Trek. Estamos en el siglo XXIII y un misterioso poder alienígena amenaza la Tierra, evaporando los océanos y destruyendo la atmósfera. En un frenético intento para salvar a la humanidad, Kirk y su tripulación viajan en el tiempo y regresan al San Francisco de 1986, encontrándose con un mundo de punks, pizza y autobuses de cambio exacto que resultan ser tan alienígenas como todo lo que se han encontrado en los lugares más recónditos de la galaxia. Una misión emocionante y repleta de acción para la nave espacial Enterprise. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Star Trek IV. The Voyage Home
Duración
119 min.
Guion
Nicholas Meyer (Personajes: Gene Roddenberry)
Música
Leonard Rosenman
Fotografía
Donald Peterman
Productora
Paramount Pictures
Género
Ciencia ficción Aventura espacial Viajes en el tiempo Secuela Star Trek
Grupos  Novedad
Star Trek
6
HE DE CONFESARLO... ME CAE SIMPÁTICA
Desde que era pequeño. No sé la razón. Pero tal vez es que esa situación de "pez fuera del agua" (que también se da en "Primer contacto") da juego humorísitico y permite hacer contemporánea la saga trekkie.

Pero es simpática, carajo. Los creadores del film dejan a un lado las disquisiciones de CI-FI profunda y se dedican a hacer un film simpático.

No es una película profunda ni la mejor de la saga, pero se recuerda con cierto cariño. Al menos yo.

Lo mejor: Spock soltando exabruptos, Bones enfadado por la medicina del siglo XX, Scottie dejando patidifuso a un experto en plexiglás y la idea de que Chejov (un ruso) se vea metido en un pequeño lío con la marina norteamericana.

Lo peor: la excusa de las ballenas (forzadilla) y el personaje femenino contemporéneo, que peca de tópico, insustancial y ochentero.
[Leer más +]
25 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¿Quién ha dicho que la raza humana sea lógica?
Después de "La ira de Kahn" y "En busca de Spock", dos filmes con una grandísima carga emocional y saturados de filosofía y existencialismo, la trilogía se culmina brillantemente con "Misión: Salvar la Tierra", una alegoría una vez más a la arrogancia de la raza humana, que se atreve a erigirse como protagonista absoluta de un planeta que debería compartir más respetuosamente con otras especies.

El ecologismo bien entendido (no las aberraciones de ciertos grupos manipuladores que salen una y otra vez en los medios para hacerse notar y proclamar su indocumentación) es el hilo conductor de la película: Mientras nuestros amigos del USS Enterprise, a bordo de un Ave de Presa Klingon, regresan a la Tierra para enfrentarse a la justicia (ver argumento de "En busca de Spock"); llega desde otro confín de la galaxia un vehículo sonda que, en búsqueda de señales de formas de vida terrestres, empieza a crear cataclismos metereológicos que ponen a nuestro planeta al borde del colapso. Por supuesto, nadie es capaz de averiguar qué diablos pasa y menos cómo arreglar en entuerto...sino nuestros amigos, que se ven abocados a regresar a la Tierra de finales del siglo XX en búsqueda de la solución. Un viaje en el tiempo hacia nuestra realidad contemporánea.

A pesar de que el universo trek es sobre todo reflexivo, en "Salvar la Tierra", colocando a James T. Kirk, Spock, McCoy, Scotty, Uhura y Chekov en la idiotizada sociedad del siglo XX, entran a raudales dosis de humor y, a la vez, crítica afilada al estilo de vida actual que tenemos, todo por la pasta, prisas, estrés, insultos, trapicheos... Nuestros héroes son capaces de explorar galaxias lejanísimas, pero se asombran por un semáforo, un parabrisas o un ordenador en el que ¡¡¡¡hay que teclear!!!! Mr. Spock es el que más raro se siente en la Tierra del siglo XX y no duda en hacérselo ver a todo el mundo, creando situaciones cómicas sin querer como jamás se dieron en cualquier episodio trek.

Así pues, "Salvar La Tierra" es una lección bien elaborada sobre la ahora cacareada sostenibilidad en clave de un humor muy inteligente, repleto de ironías, matices y chistes que, tras unas aventuras muy sufridas, los trekkies agradecemos. Y el público casual también, que tal vez por esta película comenzará a investigar con ganas este fenómeno que mueve masas.

Os recomiendo que desmenucéis la película con fruición. Está repleta de guiños al pasado (más bien al futuro representado por las películas anteriores), ingeniosos chistes del destino, detalles que hacen la delicia del trekkie más abnegado y momentos hilarantes antológicos. Y, por descontado, el final vuelve a ser magnífico y absolutamente sorpresivo, marcando el final de una larga historia iniciada tras aquel vuelo inocente de adiestramiento de "Star Trek II"...

"Tengo doscientos años para aprender..."
[Leer más +]
21 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil