arrow

Acordes y desacuerdos (1999)

Acordes y desacuerdos
Trailer
7,1
16.723
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
América, años 30. Emmet Ray es un genio del jazz, un guitarrista magistral que vive obsesionado por el legendario Django Reinhardt. Sin embargo, en cuanto baja del escenario, se convierte en un tipo arrogante, zafio, mujeriego y bebedor. En definitiva, aunque sabe que es un músico con talento, también sabe que su licenciosa vida, su tendencia a meterse en problemas y su incapacidad para comprometerse le impiden alcanzar la cima profesional y sentimental. Un día Emmet conoce a Hattie, una chica muda con la que empieza a salir. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Sweet and Lowdown
Duración
95 min.
Guion
Woody Allen
Música
Varios
Fotografía
Zhao Fei
Productora
Sweetland Films
Género
Comedia Drama Años 30 Jazz Música Falso documental Cine independiente USA
"Precioso homenaje de Woody Allen al jazz (...) mantiene la calidez y la calidad del cine de Allen, con el añadido de que es un guión escrito con amor hacia el arte que más conmueve y divierte al más grande de los cineastas norteamericanos en activo. (...) espléndidas interpretaciones del difícil Sean Penn y de la voluptuosa Uma Thurman"
[Diario El Mundo]
"Un prodigio filmado a ritmo de jazz (...) Un choque de genios. Otro salto de Allen a la cumbre luminosa y amarga de la gran comedia"
[Diario El País]
8
La sombra del gitano francés (8.2)
Emmet tiene un gran talento. Es egocéntrico, petulante, mujeriego, inculto..., pero sólo en apariencia. Desde el primer momento nos damos cuenta de que detrás de su arrogante charlatanería se esconden grandes miedos y complejos. Su conversación es monotemática y gira en torno a su condición de segundón en el mundo del jazz. Hattie, que será su novia durante un tiempo, es muda, y parece que tiene algún retraso mental; pero es una buena chica: atenta, cariñosa, desinteresada y, lo que es más importante, está enamorada Emmet y de su música. Sin embargo, Emmet se equivoca (él mismo lo reconocerá en una de las mejores escenas de toda la película) al empeñarse en seguir, a pesar de andar siempre endeudado, ese estilo de vida lleno de excesos típicamente asociado con las estrellas. Con ello hará daño a Hattie, algo que le remorderá la conciencia pero que se empeñará en negarse a sí mismo.

Woody siempre se ha caracterizado, salvo en un par de excepciones además de ésta, por quitarle hiero al asunto de los engaños amorosos. Con su sentido del humor habitual, lo ha tratado como algo cotidiano. Pero en esta película el coprotagonista es el drama. Los personajes de Emmet y Hattie me han parecido de los mejor escritos e interpretados de toda su filmografía: rebosan matices.
De todas formas, a Woody, como a muchos de los que somos divertidos por naturaleza, le resulta imposible ver la vida sin sentido del humor, lo que le lleva a introducir algunos gags y chistes de su cosecha particular para aligerar. Me encantó el accidentado descenso de la "media luna".


Poco nuevo he sabido aportar a los detallados análisis anteriores. Quédense con la recomendación si no la han visto todavía.
[Leer más +]
49 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El resumen de los usuarios
Varios usuarios han escrito críticas verdaderamente interesantes. Yo sólo hago unos apuntes mínimos.
Si eres un apasionado del jazz y del cine de Woody le habrás puesto o le pondrás un 9 ó un 10.
Si odias o no te gusta el jazz y si Woody no te cae bien..., un 3 ó un 4.
Si no te molesta el jazz y no te desagrada el cine de Woody... , un 5 ó un 6.
Calificarla de mala sería propio de ignorantes, cenutrios y maníacos.
Yo le pongo un 7. Me encanta el jazz. Woody Allen me cae bien. Su cine me agrada, salvo algunas excepciones, no soy un adepto incondicional. Sean Penn está realmente muy bien. Es comedia inteligente y es drama cálido... A mí también me gusta ver los trenes pasar.
[Leer más +]
42 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil