arrow

Ha nacido una estrella (2018)

Ha nacido una estrella
Trailer
6,8
12.201
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jackson Maine (Bradley Cooper) es una estrella consagrada de la música que una noche conoce y se enamora de Ally (Lady Gaga), una joven artista que lucha por salir adelante en el mundo del espectáculo. Justo cuando Ally está a punto de abandonar su sueño de convertirse en cantante, Jack decide ayudarla en su carrera hacia la fama. Pero el camino será más duro de lo que imagina. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Star Is Born
Duración
135 min.
Estreno
5 de octubre de 2018
Guion
Will Fetters, Bradley Cooper, Eric Roth (Historia: William A. Wellman, Robert Carson)
Música
Canciones: Lady Gaga, Bradley Cooper, Luke Nelson
Fotografía
Matthew Libatique
Productora
Malpaso Productions / Gerber Pictures / 22 & Indiana Pictures / Live Nation Productions / Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / Thunder Road Pictures. Distribuida por Warner Bros.
Género
Drama Romance Música Alcoholismo Remake
Grupos  Novedad
A Star is Born
9
No es la película superficial que crees que es
Puede que al leer que Lady Gaga va a protagonizar una película te imagines que va a ser la típica película "petarda" y superficial sobre una estrella del pop, donde la cantante solamente se interpreta a sí misma. 'Ha nacido una estrella' no es ese tipo de película.

'Ha nacido una estrella' es una película sobre música, sí. Con una historia que ya hemos visto varias veces, sí. Incluso con un guion bastante trillado, puede que sí. Pero es más que eso. Dos personas que se encuentran en el momento oportuno y en el lugar adecuado. (Si se os ha venido a la cabeza La La Land, sí, hay algunas similitudes, salvando las distancias).

La química en pantalla entra Bradley Cooper y Lady Gaga se percibe desde el primer segundo, desde el primer encuentro. Una complicidad que solo podrá arrancarte sonrisas. Probablemente estemos ante la mejor interpretación de Bradley Cooper y posiblemente obtenga un buen puñado de nominaciones por ella.

La cantante hace un trabajo excepcional interpretando a Ally, actuando de manera natural y nada forzada. Resulta creíble en todo momento, incluso cuando vemos a la estrella de pop acostumbrada a llenar estadios, en la piel de la protagonista subir al escenario por primera vez, nerviosa al cantar frente a miles de personas, buscando complicidad y aprobación en el 'experimentado rockero', Bradley Cooper, que debería plantearse un futuro como cantante. En ningún momento ves a Gaga por ningún lado, es simplemente Ally.

La BSO de la película, como era de esperar, es espectacular. Habría que destacar los temas 'Shallow', himno ya de la película, y muy probablemente ganadora del Oscar a Mejor Canción, 'Always remember us this way' y la desgarradora 'I'll never love again', que hará que te cueste contener la lagrimilla.

El debut de Bradley Cooper como director es sobresaliente. Cooper ha estado inmerso en la preparación de esta película durante 4 años, y se nota. Bradley se ha preocupado hasta del último detalle. Rodar en festivales de verdad (Coachella) y, por supuesto, cantar en directo a lo largo de toda la película ha sido un acierto mayúsculo. Esto último tenemos que agradecérselo a Gaga, ya que Bradley no se sentía seguro de poder hacerlo.

Las excelentes críticas que ha obtenido la película en los festivales en los que se ha estrenado, no han sido en vano. Cuando termine, probablemente tardes un rato en digerir todo lo que has visto y experimentado. El amor incondicional, su precio, la ambición, los egos...
[Leer más +]
112 de 157 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Ha nacido un estrellado
La butaca del cine no ofrece escondite suficiente para esquivar el aburrimiento que ofrece esta nueva versión del clásico "Ha nacido una estrella". Un relato tan plano como mesa lijada y unos personajes que están ahí por orden y ejercicio del guión que no sabe qué hacer con ellos; todo cuanto dicen es incoherente en sí mismo, un cliché de un cliché y lo peor de todo, con la profundidad de un vaso de agua vacío.

El soporífero tratamiento de la historia, sin conflicto alguno, se resuelve a sí mismo antes de empezar, despejando el camino a la nada, al vacío, al vacuo entendimiento entre los dos protagonistas que se limitan a quererse por alguna razón que escapa a la compresión humana.

Por un lado le tenemos a él, el enésimo antihéroe botella en mano de buen corazón que no es ni malo, ni tóxico, ni un perfecto imbécil: sólo es torpe, aunque en verdad es malo, tóxico y un imbécil. Todo lo hace mal, pero no es su culpa, es que de pequeño se cayó en una marmita de estereotipos y de ahí no ha podido salir. Una caricatura más que un retrato, de línea gruesa y mentirosa.

Luego la tenemos a ella, enamorada del protagonista pese a todos sus constantes errores, golpes bajos y maltratos seguidos de "he cambiado, Wilma, ábreme la puerta". Le adora por encima de todo, incluso de sí misma, por algún tipo de encantamiento vudú que debe suceder fuera de plano, otra explicación no cabe. Y esa es la única cualidad de la protagonista femenina, está únicamente para que él luzca su crecimiento como persona.

Con semejantes elementos se construye una película que no resuelve absolutamente nada, ni tan siquiera se molesta en crear nudos que deshacer, tan solo languidece de forma eterna y terminas mirando el reloj más que la pantalla.

Resumiendo: ¿Quieren una película donde se hable de verdad de músicos y no de peleles danzando al último cliché del marionetista? Vean "Love & Mercy".
[Leer más +]
96 de 165 usuarios han encontrado esta crítica útil