arrow

Mindhunter (Serie de TV) (2017)

Mindhunter (Serie de TV)
Trailer
7,8
11.824
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Año 1977. Dos agentes del FBI (Jonathan Groff y Holt McCallany) revolucionan las técnicas de investigación para encontrar las respuestas a cómo atrapar a asesinos en serie y mentes psicópatas. Adaptación del libro "Mind Hunter: Inside FBI’s Elite Serial Crime Unit", escrito por Mark Olshaker y John E. Douglas. (FILMAFFINITY)

En nov 2017 Netflix anunció su renovación para una 2ª temporada (2T).
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Mindhunter (TV Series)
Duración
55 min.
Guion
Joe Penhall, John Douglas, Jennifer Haley (Libro: Mark Olshaker, John Douglas)
Música
Jason Hill
Fotografía
Erik Messerschmidt, Christopher Probst
Productora
Netflix / Denver and Delilah Productions / Panic Pictures
Género
Serie de TV Thriller Crimen Policíaco Años 70 Asesinos en serie
8
La serie de Netflix que emocionó a HBO
Para el que se vaya a poner con ella, un consejo: es una serie a largo plazo, de las cuales (igual me equivoco) pocas se hacen ya, incluso se hayan hecho, sin referirme a procedimentales o series random que se alargarán eternamente hasta que alguien ponga cordura. Hablamos de otro nivel , otro ritmo. Una serie de Netflix de la que se sentiría orgullosa HBO, aunque incluso las grandes clásicas como "The Wire" tenían temporadas a fuego lento pero bastante auto-conclusivas. Se nota que Fincher tiene mucha confianza en sí mismo y no le importa esto.

En la primera temporada de 'Mindhunter' asistimos a como se va creando un nuevo departamento del FBI que analiza el comportamiento humano, mientras vemos como les afecta a sus componentes y sobre todo, cómo evoluciona la personalidad del personaje principal encarnado por Jonathan Groff. Un joven, casi más post-universitario que agente, que poco a poco se va convirtiendo en hombre, aunque falta ver si es el que él y los que le rodean hubieran querido. Junto a él, Holt McCallany, que aunque algo más cauto, no interpreta al rudo, "old fashion" y agente cliché que parece a simple vista. A los que se suma Ana Torv, que hace de mujer independiente y de carácter, con algún "secreto" personal, que realmente no importa para la trama, al igual que las relaciones de los otros personajes con su entorno, que no entran mucho más allá de lo justo y necesario para que queden bien dibujados de cara al espectador. De los diferentes asesinos que van pasando por los diferentes capítulos y entrevistas, sin duda destacar al que más minutos de pantalla tiene, con una interpretación a cargo de Cameron Britton que huele a premio de lejos. Él es para el protagonista una especie de lo que fue Hannibal para Clarice.

"Antes la gente robaba y mataba por droga, una venganza, crimen pasional, pero últimamente el mundo está loco", frase de la policía de la época, aunque es un poco como lo de "antes si que se vivía mejor", que se dice y se seguirá diciendo en cualquier época. Comparativa histórica siempre haciendo caso a que lo que nos cuente se apegue a la realidad, dado que ni tan siquiera (aunque lo parezca por la cuidada ambientación) es una serie "basada en hechos reales". Finales de los 70, cuando ni se había acuñado lo de "asesinos en serie", cuando los agentes federales eran para la gente de a pie unos hombres de negro persigue hippies y cuando hablar de psicología o empatía por los pasillos policiales te hacía ser casi un paria. Porque a los criminales se les castiga y si puede fríe en una silla, sin plantearse por qué hacen lo que hacen, da igual si nace o se hace, aunque un análisis más profundo pudiera ayudar para detener a otros. Y en medio de todo esto y gracias a la confianza de un cargo al principio agnóstico (y que los policías en general se ven superados por asesinatos caóticos e irracionales que no salen en el manual), irrumpe este grupo con sus atípicos y diferentes métodos, que hoy en día son parte esencial de las investigaciones, atenuantes en muchos casos en los juicios, igual que cuando Hoover (no mucho tiempo antes de cuando sucede la serie) incorporó todo el tema de huellas dactilares y estudios forenses.

Volviendo al balance general y para finalizar, el que tenga miedo de que sea una serie procedimental que esté tranquilo, es mucho más. El que espere un thriller tenso sobre asesinos en serie con un caso central que va in crescendo y remata con un gran clímax, quizá se lleve un fiasco. Pero tiene un poco de ambas cosas, con un halo de frescura y un nuevo enfoque diferente a lo visto hasta ahora en el género. Y no confundir "a fuego lento" con que sea lenta, espesa o aburrida. Aún con la mezcla de elementos y situaciones y la posible ausencia de una trama central al uso, todo su análisis moral y antropológico resulta apasionante y los episodios de devoran con avidez. Cualquier persona mínimamente curiosa, se habrá preguntado muchas veces cómo es posible que alguien sea persona ejemplar de día y descuartizador de noche, se le habrá erizado la piel al pensar que puede ser cualquiera de los que le rodean. Y cualquier persona con una relación estrecha con su lado oscuro, habrá reflexionado sobre que la línea entre ser ejemplar y un monstruo, no es tan gruesa. Y menos con los factores y empuje adecuado. Y si no, que se lo digan a Walter White.

Filosofías aparte: seriéfilo y/o persona amante de los entresijos del comportamiento humano y su lado más oscuro, siéntate y disfruta con David Fincher y esta delicia llamada Mindhunter. Aunque habrá que esperar a ver la serie entera para valorar como es necesario un experimento, que acaba justo de comenzar.
[Leer más +]
84 de 89 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Mastermind
Por aquí circulan muchas críticas de personas bajo un pseudónimo, pero que en cierto modo son clasificables.

Digamos que está esa persona que extrae literalmente un diálogo en concreto del filme para adaptarlo a su criítica o aquella otra que pone de manifiesto su mejor vocabulario (quién sabe si con la ayuda de un diccionario de sinónimos) para expresar, manifestar, proferir o exponer las virtudes o defectos de una particular obra.

Pero si existen unas críticas que me llaman la atención son aquellas que empiezan diciendo algo parecido a "nunca me había animado a escribir en esta página hasta ahora...". Es sin duda la frase que más me impacta por el hecho de que alguien, ya sea por el yugo de la vagueza o la indiferencia, aún visitando esta página asiduamente en un momento de "pre" o "pos" visionado, se ha encontrado de lleno con una cinta, que le impulsa a tener que recordar la contraseña de registro para poder plasmar sus impresiones, ya sean positivas o negativas.

Como han podido deducir, nos encontramos en el mismo caso, y es que Mindhunter lo merece, y creo que ese es suficiente pretexto para animarse a ver, la que es probablemente el mejor estreno del año en cuanto a series se refiere.
Quiero evitar entrar en detalles en cuanto a aspectos técnicos, de guíon o interpretativos porque primero no soy un experto en la materia y en segundo lugar porque sencillamente se puede resumir en que todos ellos deambulan entre el sobresaliente y la matrícula de honor. Pero si me tuviera que quedar con algún aspecto en concreto, sin duda sería con el gran elenco de actores que desfilan, destacando a un inspiradísimo Jonathan Groff en el papel protagonista.

Obligado visionado para los amantes de los thriller psicológicos/policíacos pero sobre todo para los seguidores fincherianos. En cuanto a los demás, si lo que quereis es una serie de enorme calidad os estaís perdiendo la serie del año.

Lo bueno:Aspectos técnicos de calidad, sello de David Fincher. Una trama amena y dinámica que mezcla de forma sincronizada casos de asesinatos, entrevistas a asesinos sociópatas y los aspectos profesionales y personales de los protagonistas.

Lo malo: Para mí no lo es, pero entiendo que sea una serie cuyo ritmo sea principalmente a base de diálogos se le pueda hacer densa a más de uno.

Lo mejor: El majestuoso trabajo de Jonathan Groff y sus duelos intrepretativos con cierto asesino (si la has visto, lo entenderás).

Lo peor: Ser tan bruto como yo, tragarte la serie del tirón y tener que aguantar el mono de una segunda temporada.
[Leer más +]
60 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil