arrow

Simone (2002)

Simone
Trailer
5,0
8.824
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Viktor Taransky (Al Pacino) es un director de cine que se encuentra en plena decadencia. Cuando se le presenta una nueva oportunidad, todo se va al garete por culpa de una temperamental actriz (Winona Ryder); entonces Elaine (Keener), su ex mujer y directora de los estudios, lo despide. En estas circunstancias, conoce a Hank Aleno (Elias Koteas), un genio informático que le cede un programa que resuelve sus problemas: Simulation One: nace así SIMONE, la estrella de cine más popular y adorada por el público. Y su creador, Taranksy, se convierte, de la noche a la mañana, en un triunfador. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Simone
Duración
117 min.
Guion
Andrew Niccol
Música
Carter Burwell
Fotografía
Edward Lachman, Derek Grover
Productora
New Line Cinema
Género
Comedia Cine dentro del cine
"El temeroso Niccol conduce con brío el primer bloque de su filme, pero a medida que avanza empieza a perderse en su propio laberinto y comienzan a surgir soluciones de facilona comedia, hasta rematar en ese final tonto, digno de tebeo"
[Diario El País]
5
Del argumentista al guionista va un mundo.
Con “Simone” se produjo la vuelta a la realidad de un Andrew Nicol que a principios de esta década estaba considerado como uno de los guionistas y directores jóvenes con más talento de todo Hollywood. Lo cuál era lógico ya que sus avales y méritos no eran tampoco excesivos. Ya he comentado en alguna ocasión “Gattaca” es una película de parvulario, aunque es verdad que “El show de Truman” tenía un muy buen guión.

En esta ocasión Nicol vuelve a traernos ese mundo que ronda la realidad y la fantasía, y a pesar de un planteamiento muy interesante y una idea primigenia a valorar muy altamente, la cinta se desmorona a medida que avanza el metraje.

Y es que “Simone” al igual que “Gattaca” parece buenas historias de argumentistas pero no de guionistas. Le falta fondo y pulimiento y profundizar y añadir mucho más en el esqueleto principal.

La película aborda varios temas apasionantes, desde la profunda crítica a esas estrellas de cine que se creen dioses, ya decía Marlon Brando que los actores eran la gente más inútil e innecesaria del mundo y que sin embargo actúan como si fueran el ombligo del planeta.

Una gran oportunidad desaprovechada para hablar de la mentira de la publicidad, de los medios y de la fama efímera y virtual creada por alguien que decide que debemos adorar al primer mindundi que aparezca por ahí. El guión va perdiendo verosimilitud hasta parecer convertirse en una comedia fantástica de serie B.

Al Pacino es un actor convincente y siempre se agradece que tenga unos registros tan complicados y que pueda conjugar humor y drama tan fácilmente. Catherine Keener, fría como su personaje. Lo mejor la belleza de Winona Ryder.

El rum rum de Nicol parece haberse casi terminado en la actualidad. Y es que en ocasiones con “Simone” parece que asistimos a la propia vida de Nicol, es decir, alguien creado de la nada y subido a un pedestal porque sí.

Una gran oportunidad perdida.
[Leer más +]
27 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El holograma que realmente son muchos artistas
Este director siempre tiende a poner sobre la mesa temas interesantes y que invitan a la reflexión. Quizás esta vez no es un asunto tan trascendente como el de Gattaca o El Señor de la Guerra, pero en mi opinión ese no es su defecto. Ni mucho menos todas las películas deben ser sesudas y con temas super trascendentales (creo que lo que primero tiene que hacer es entretener, y en función de eso ver el tipo de cine que te apetezca en ese momento o fase de tu vida). Su defecto quizás sea la manera en que se cuenta la historia, es decir, la idea es muy buena pero no está todo lo bien contada que debería.

Aunque pongámonos en el lugar del director, es prácticamente imposible contar esta historia con total verosimilitud. También me gusta la metáfora que nos muestra: Un holograma (Simone) como ídolo de masas ¿Y que son muchas veces esos artistas (me refiero a los prefabricados) a los que adoramos como dioses? En muchos casos es todo virtual, sus managers, consejeros etcétera nos enseñan una imagen que han creado de esa persona (no a la persona que es), que es prácticamente el holograma que muestran en esta cinta.

El tema me ha interesado, y aunque no sea un peliculón me he entretenido durante todo el metraje. Mi nota es 6.5. Y al no haber medias estrellas le coloco 6 estrellas porque la veo más como una película de bien que de notable.
[Leer más +]
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil