arrow

Hesher (2010)

Hesher
Trailer
6,5
3.014
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
T.J, un niño 13 años,y su padre, destrozados por la trágica pérdida de su madre y esposa, se van a vivir con la abuela. Un día, de camino a la escuela, T.J conoce a Hesher, un veinteañero con muchos problemas, que se convierte en el mentor y torturador de T.J. impulsándolo a meterse en toda clase de líos. En una ocasión, Nicole, una joven dependienta de una tienda de ultramarinos, protege al chico de un ataque, y él se enamora de ella, pero Hesher intentará acabar con sus ilusiones. Finalmente, Hesher, sin ser invitado, se muda a casa de Collin. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Hesher
Duración
100 min.
Guion
David Michôd, Spencer Susser (Historia: Brian Charles Frank)
Música
Frank Tetaz
Fotografía
Morgan Susser
Productora
The Last Picture Company / Catchplay / Corner Store Entertainment / Dreamagine Entertainment / Handsomecharlie Films
Género
Drama Amistad Familia Cine independiente USA
9
CINE: removiendo conciencias.
Vi HESHER sin saber nada de ella, por lo que no tenía ni la más remota idea de qué me iba a encontrar al verla. Buen comienzo, dramático, hasta los créditos, donde parece que la película se torna cómica. A raíz de ese instante me encuentro totalmente metido en la historia. Siento rabia ante el niño malo del cole que me hace perrerías, me enamoro de Natalie Portman (varias veces), siento pena y tristeza por mi padre que ha perdido las ganas de vivir, por mi abuela que no encuentra compañía y nadie le da las gracias por ser el motor de la destrozada familia. Sé que no soy el joven T.J, protagonista del film, pero es que la película me ha hecho identificarme totalmente con él.

Tengo que ir a visitar a mi abuela a la residencia donde pasa sus últimos años, meses, días; y ahora hablo de mi vida real. Resulta que Hesher también ha entrado en mi casa y le ha dado una patada en los huevos a mi conciencia.
[Leer más +]
52 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El no-mundo
Hesher es la negación de todo, ni siquiera podría decirse que opta por lo inmoral. Un acto inmoral lleva consigo una carga de maldad, la conciencia de dicho acto en tanto procedimiento incorrecto. Hesher es amoral, no hay reparo alguno en sus acciones, es el impulso mismo llevado a extremos completamente irracionales. Y esa misma irracionalidad se transforma en la fórmula secreta de la peli: de allí sus peripecias cuasi surrealistas, de allí esa licencia poética (sí, poética, una poesía puede ser rastrera y visceral, no depende exclusivamente de la belleza y de lo sutil) para justificar ciertas escenas que dentro de un marco realista no tendrían cabida.

En Hesher se aprecia una moraleja que roza el desastre y que se emparenta mucho con la frase final de Pecados capitales: "dicen que el mundo es hermoso y que hay que luchar por él. Estoy de acuerdo con lo segundo". Levitt podría haber quedado como un personaje controvertido y vacío, y peligrosamente en muchas secuencias se acerca a ello, pero es esa secuencia final la que justifica su anti-filosofía y la que lo convierte, por sus propias acciones y por los símbolos que de él se desprenden, en una figura de carácter universal por sus propias particularidades (¡notan la increíble paradoja!).

Partiendo de una familia destruída, pues todo lo demás llevará la nefasta acción en cadena: la destrucción de toda norma y régimen equilibrado de vida. Hesher se instala en sus vidas como el resultado inevitable de una fé perdida. El paraíso edulcorado, la única verdadera pega de la peli, que se nos presenta en ese flash back solo anticipa la pérdida del mismo, y la búsqueda subsiguiente por recuperar los pedazos sueltos. En ese aspecto Hesher es peligrosa desde su mensaje: encarnar la violencia llevada a los extremos como acto catártico que nos permitirá, tarde o temprano, encontrar de vuelta el camino más pacífico.
[Leer más +]
30 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil