arrow

Desmadre vacacional (2009)

3,3
447
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tres amigas treintañeras, Gayle (A. Poehler), Becky (P. Posey) y Judi (R. Dratch), sueñan con ser populares y fabulosas. Así que cuando a Becky se le presenta la oportunidad de acompañar a Ashley (A. Tamblyn), la hija adolescente de su jefa, a pasar unas vacaciones universitarias en una isla, las chicas deciden cambiar sus aburridas vidas de perdedoras por bikinis y desmadradas fiestas en la playa. Después de varios barriles de cerveza, alguna que otra cita y fiestas de espuma, Becky, Gayle, Judi y Ashley empiezan a darse cuenta de que quizás no sea esa la mejor forma de vida posible. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Spring Breakdown
Duración
84 min.
Guion
Ryan Shiraki, Rachel Dratch
Música
Deborah Lurie
Fotografía
Frank G. DeMarco
Productora
Warner Bros. Pictures / Code Entertainment
Género
Comedia
4
Comedia con aroma a Saturday Night Live, pero desgraciadamente bastante light y pueril.
Arranca con tres inseparables amigas, Gayle (Amy Poehler, Becky (Parker Posey) y Judi (Rachel Dratch), que tras graduarse en la universidad en 1992, se conjuran para llegar a ser en el futuro tres brillantes y triunfadoras mujeres.
Tras los títulos de crédito vemos a las tres amigas 15 años después, Gayle convertida en una adiestradora de perros para ciegos a la que un invidente rechaza ante la invitación de ella (tras palparla la cara), a un concierto de Amy Grant, Judi, que cuando estaba haciendo los preparatorios para la boda sorprende a su prometido masajeando en libidinosa e inequívoca actitud, a un tal Juan Carlos, un apuesto mozalbete latino, y Becky, deprimida por la muerte de su compañero de piso (un gato llamado Honey), como una de las ayudantes de la senadora “Kay Bee” Hartman (Jane Lynch), a la que esta le ha encargado vaya a una paradisiaca isla llamada “South Padre” a vigilar el comportamiento de su hija Ashley (Amber Tamblyn), una muchacha responsable y juiciosa que ante su madre se hace pasar por libertina y fiestera para no defraudarla y que tras abandonarla el novio por aburrida decide, en compañía de sus amigas Truvy (Millie, la amiga cristiana de Linda Cardellini en la adictiva serie de Judd Apatow: Freaks and Geeks) y Lydia (Mae Whitman), convertirse en toda una chica salvaje durante las vacaciones de primavera en la isla de marras, ya que la senadora se va a presentar a las elecciones a vicepresidente y no quiere un escándalo tipo “Clinton Twins”.
A partir de aquí y con todos los personajes reunidos en la isla de marras, un lugar en perenne juerga destroyer, tenemos una más o menos entretenida y divertida película, en base a la comicidad de las implicadas en la función (especialmente Rachel Dracht y en menor medida, muy a mi pesar, Amy Poelher), el inequívoco toque “Saturday Night Live” de que está preñada, algún que otro pasable gag (por desgracia hay que buscarlos con cuentagotas) y el casi siempre resultón conjunto de sol, playa y bellos y bronceados cuerpos femeninos, que, me temo, solo defenderán en su justa medida los que gustan de disfrutar con esa inagotable y perenne fuente de talentos cómicos llamada Saturday Night Live (aunque en bastantes momentos se hace durilla de digerir, dado lo pueril del argumento), dejando frio al resto del personal.
[Leer más +]
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Nerds vs. Populares.
Un nuevo vano intento de mostrarnos la diferencia (guerra) entre las populares y las nerds.
En esta ocasión los guionistas se ponen del lado de las nerds, aunque fallidamente ya que se ven mejor las populares, incluso en el concurso de talentos del final.
Las protagonistas son: una mujer liberal similar al personaje de Sandra Bullock en "Two weeks notice" pero sin la Bullock (no da ni media gracia), una instructora de perros que se la pasa a dieta (genera una risa en todo el film), y una mujer a punto de casarse con un gay por pura desesperación (genera menos de media risa).
Por esta razón la mayoría de (las pocas) risas son generadas por Jane Lynch que interpreta nuevamente a una mujer fuerte y poderosa y Missi Pyle interpretando a una barwoman que no se entiende muy bien cual es el objetivo de que exista su personaje pero al menos genera algunas risas.
La película en si es todo lo gamberra que puede ser, y las situaciones pasan de inverosímiles a humillantes.
Sólo para fanáticas de sagas como American pie, digo fanáticas porque en el fondo tiene unos tintes feministas (aunque yo como mujer no veo ningún modelo a seguir). Los hombres sólo verán mujeres desnudas (que las hay y muchas).

Lo mejor: la presentación del personaje de Jane Lynch con la escopeta y demás.
Lo peor: que muestre a las nerds como unas desesperadas perdedoras incluso en los momentos donde deberían verse como triunfadoras.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil