arrow

Amenaza de tormenta (TV) (2002)

6,6
389
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Winston Churchill y su mujer Clementine se mantuvieron muy unidos durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), pero algunos años antes habían atravesado una situación muy delicada. La causa fue la profunda depresión en la que cayó el político conservador al verse amenazado por la ruina económica. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Gathering Storm (TV)
Duración
95 min.
Guion
Hugh Whitemore
Música
Howard Goodall
Fotografía
Peter Hannan
Productora
Coproducción USA-GB; HBO Films / BBC Films / Scott Free Productions
Género
Drama Biográfico Histórico Política Años 30 Telefilm
7
El profeta
Un profeta no es alguien que adivine el futuro, sino alguien con una visión real del presente.

Winston Churchill era un tipo aventurero, irascible, borrachuzo, fumador empedernido de puros, egocéntrico, megalómano, belicoso, manirroto, indisciplinado, errático a menudo, poco de fiar y reñido con la modernidad. Cambió dos veces de partido y no era muy querido dentro de los conservadores británicos por su radicalismo. Lo consideraban un viejo chocho acabado, vamos. Pero en una época turbulenta de la historia, en el que todo el mundo le bailaba el agua al abstemio y moderno Hitler, fue el único que vio las orejas al lobo. Y durante un tiempo luchó contra él en solitario, ya que los comunistas pactaron con el lobo, el continente se rendía a sus pies, y los yanquis lo contemporizaban. "Nosotros defenderemos nuestra isla, lucharemos en las playas, lucharemos en los campos de aterrizaje, lucharemos en los campos y las calles, lucharemos en las colinas; y... Nosotros nunca nos rendiremos". Cuando acabó su tarea los británicos sabiamente le dieron una patada en las urnas. Es lo que tienen los mitos...

Y este estupendo telefilme cuenta los inicios de esta visión. Combina perfectamente el retrato familiar del hombre con los primeros pasos del nacimiento de un mito. Albert Finney hace el trabajo de su vida, no interpreta a Churchill, es Churchill. Con su engolada y antigua retórica y todo. Y Vanessa Redgrave le hace el contrapunto perfecto como su sufrida e inteligente esposa. Porque no nos engañemos, Churchill en la intimidad debía ser una persona insoportable. Pero imposible no sentir debilidad por él. Es lo que tienen los mitos...

Quizás este producto, de la siempre competente HBO, esté falto de cierto toque genial tal como merecía y era el retratado; pero desde luego es irreprochable tanto en su producción, fotografía y sobre todo las actuaciones de un selecto elenco de los mejores actores británicos de la actualidad. Y a la cabeza Albert Finney que, no me cansaré de repetirlo, hace la actuación de su vida.

"El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse." (Winston Churchill)
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Señores, con ustedes...Winston Churchill
Churchill, con su sombrero, su puro, sus discursos mayestáticos y sus históricas pataletas, fue uno de aquellos hombres forjados por la naturaleza de su tiempo, una personalidad tan carismática que más allá de su inmensa categoría como ser humano, ha sobrevivido hasta nuestros días con el aura inextinguible del mito. Y en este aspecto, "The Gathering Storm" es toda una lección de cómo llevar a todo un icono nacional a la pequeña pantalla, sin descuidar un retrato más íntimo, cercano y familiar: el balance perfecto entre hombre y leyenda.

La película es una lección de buen gusto, elegancia y cuidado en la puesta en escena (a pesar de la sangrante falta de imaginación) pero sin duda, lo que la hace subir enteros es cada aparición de un Albert Finney espléndido en todos sus gestos, palabras y caladas de puro: su mímesis con Churchill es tan milagrosa que a poco olvidamos que es Finney el que está invocando a su fantasma en el celuloide. Es Churchill el que mira a la pantalla con gesto feroz; es él quien increpa a sus criados; es él quien gruñe cuando se queda sin su pastel de Dundee a la hora del té; es él quien recita sus discursos a su secretaria mientras toma su baño...

Todo un ejemplo del nivel al que se puede llegar cuando un gran hombre interpreta a otro gran hombre y sobre todo cuando se le rodea de algunos de los mejores actores británicos que ha dado la prolífica cantera de las islas, empezando por una Vanessa Redgrave impecable y pasando por dos inspiradísimos Jim Broadbent y Derek Jacobi, sin olvidar la corrección de la plantilla más joven, representada por Lena Headey y Linus Roache.

Combinar el visionado de "The Gathering Storm" con una visita previa al magnífico museo Churchill de Londres y al búnker desde el cuál dirigió el imperio británico durante la 2ª Guerra Mundial, debe ser lo más parecido al paraíso mitómano en la tierra que jamás podría imaginar un admirador de este controvertido, extravagante y maravilloso caballero y que aconsejo de corazón si se tiene la posibilidad y se quiere saber hasta el más ínfimo detalle de su vida y milagros.

Por lo demás, quien conozca las circunstancias históricas que precedieron al estallido de la 2ª Guerra Mundial y sobre todo, el papel que tuvo Churchill antes, durante y después, disfrutará del genuino marco histórico y del retrato de época perfectamente ejecutado por Loncraine al servicio y homenaje del que quizás fue el hombre más extraordinario en una época en la que no faltaron los hombres extraordinarios.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1