arrow

La joya de la familia (2005)

5,3
13.055
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Sybil (Diane Keaton) es la matriarca de la anticonvencional familia Stone. Ni a ella ni a su familia les entusiasma la visita de Meredith Morton (Parker), la novia del hijo mayor, una mujer moderna que vive y trabaja en Nueva York. Tras una primera y dura prueba, Meredith pide ayuda a su hermana pequeña (Danes), que entra en casa de los Stone con mucha más facilidad y desenvoltura que Meredith. Everett Stone (Mulroney) es un ejecutivo de éxito con mucho encanto y atractivo. Ben Stone (Wilson), el más independiente e impredecible de los Stone, es montador de cine en la Costa Oeste. Amy Stone (Mcadams), la hija pequeña, es la más apasionada de la familia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Family Stone
Duración
102 min.
Estreno
5 de enero de 2006
Guion
Thomas Bezucha
Música
Michael Giacchino
Fotografía
Jonathan Brown
Productora
20th Century Fox
Género
Comedia Drama Romance Familia
"Exploración sensata y cuidadosa de los entresijos familiares (...) unos actores espléndidos y en unas situaciones en las que la carcajada se da la mano con la lágrima, pero sin abusar nunca de ambas. Es cálida, inmediata y cercana, aunque a ratos pelín previsible"
[Diario El País]
"Película (pre)navideña pero nada ñoña, romántica y sin embargo poco empalagosa, divertida y nada zafia (...) el fallo es que no existe la necesaria identificación con el antipático Mulroney (...) Puntuación: ★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
3
Rachel McAdams está buenísima, Luke Wilson pasa de todo: El resto da grima
Como "La joya de la familia" es una obra con múltiples recovecos a analizar, he decidido intentar plasmar todos los magnos aspectos de esta joya (nunca mejor dicho) en unas líneas:

Diálogos que provocan vomitera, son ridículos y típicos, Sarah Jessica Parker con pinta de pija reprimida al lado de un pavo con toda la cara de palo de los mejores años de Stallone, sandeces salidas de la boca de unos pijos que sólo largan comentarios estereotipados y cuentan historietas burdas, Diane Keaton gesticulando como un pelele salido de cualquier mercadillo, el tipo del montaje realizando una mierda de cortes entre elipsis y elipsis, Luke Wilson sin saber qué pinta en medio de todo este manicomio pasando del tema, escenas burdas para forzar Dios sabe qué situaciones irrisorias, Rachel McAdams escupiendo tonterías soeces que no hacen justicia a una muchacha tan de buen ver, momentos de patético dramatismo de garrafón, una niña repelente para que no se diga que no hay niños repulsivos en esta bazofia, reacciones sobredimensionadas típicas de retrasados que sólo saben ver su propio reflejo, el padre de familia realizando las poses de siempre y lanzando esas estúpidas sonrisitas que uno lanza cuando no sabe que decir, una pésima dirección de actores para intérpretes de postín que no saben ni construir lo más simple del mundo sin hacer muecas de mierda, cambio de papeles para darle algo de tensión dramática al bodriete, la hermana metida con calzadorazo que no pinta un carajo, personajes negros, gays o sordos para inventar diálogos entorno a ellos donde la patética moralina y lo execrable de las actitudes de los demás salgan a la luz, instantes bobochorras para forzar un dramatismo de mierda y una conclusión con persecuciones a lo Tom y Jerry donde lo deleznable se eleva al cubo y atraviesa la pantalla para carcajearse en la cara del espectador.

Yo también la hubiese atravesado, sí, pero para pegarle un puntapié en los cojones al tipejo que dirigió esta soberana porquería.
[Leer más +]
54 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
¿A quién le importa?
Antes de nada tenemos que saber que Sarah Jessica Parker no es Ben Stiller, que por supuesto que Diane Keaton no se parece en nada a Robert de Niro y que por razones más que obvias "La joya de la familia" no tiene nada que ver (gracias a Dios) con "Los padres de ella"

Navidades en casa de una típica familia americana: Papá, Mamá (que se le advierte mucho sentimiento porque siempre se queda mirando el infinito) Hijo pródigo que a pesar de su extravagancia vuelve a casa por Navidad, como el turrón (y al que su madre le tiene que advertir que no fume porros en casa) hija embarazada un poco ajena a la locura de su familia, hija pequeña con mala leche (de la que su madre conoce toda su vida sexual) hijo sordo gay que intenta con su novio adoptar un niño (uy esto suena a conversación acerca del mundo homosexual) y por supuesto se termina la saga con el hijo mayor, atractivo, triunfador, encantador (pero con mal gusto para las mujeres, por lo que parece)

La llegada de la novia de este último supone la hecatombe familiar. Todos contra la pobre chica (a la que efectivamente parece que le han metido el palo de la escoba por sálvese a la parte)

Tan típica, tan tópica que no hay emoción, ni suspense, ni siquiera una cierta empatía por la estirada protagonista.

¿A quién le importa que nadie quiera a la novia? ¿A quién le importa que tenga que llamar a la hermana perfecta para que pase las navidades con ella? ¿A quién le importa que el novio le haga ojitos a la hermana? A mi no.

Como decía al principio, menos mal que Sarah Jessica Parker no es Ben Stiller... si tuviese que vivir de la comedia, se moría de hambre.
[Leer más +]
24 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil