arrow

La comedia de la vida (2007)

La comedia de la vida
Trailer
6,7
1.325
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Todos los seres humanos tenemos momentos de grandeza y de miseria. En función de lo que nos va llegando tomamos una actitud diferente, pero siempre necesitamos a los demás para vivir. Ésta es una comedia trágica sobre el hombre en estado puro, sus comportamientos en sociedad, sus pensamientos, sus preocupaciones, y sus deseos de amar y ser amado. Una galería de personajes recurrentes desfila por situaciones cotidianas, a veces surrealistas, para mostrarnos su particular filosofía ante la vida.

"La comedia de la vida", una película completamente alejada de los cánones habituales de narración, sin planteamiento, nudo ni desenlace, sin protagonistas ni personajes secundarios y con un único movimiento de cámara a lo largo de su hora y media de metraje, ha conseguido numerosos galardones y menciones importantes. Fue la candidata sueca para luchar por el Oscar a la mejor película extranjera y, además de participar en Cannes, recibió el Premio especial del jurado en Sevilla y una nominación al mejor director en los Premios del Cine Europeo. Ese director no es otro que Roy Andersson, famoso en su país por construir un lenguaje cinematográfico que se aleja de la norma. No en vano, Andersson ha acuñado el término "trivialismo" para referirse a su gusto por ir de las situaciones más cotidianas a los problemas existenciales de todo ser humano. En la elección del elenco de "La comedia de la vida", el realizador sueco no se limitó a actores profesionales, sino que recorrió las calles y los lugares habituales de reunión social para buscar nuevas caras que encajaran, sin más, con los personajes que quería mostrar. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Suecia Suecia
Título original:
Du levande (You, the Living)
Duración
93 min.
Estreno
24 de octubre de 2008
Guion
Roy Andersson
Música
Benny Andersson
Fotografía
Gustav Danielsson
Productora
Coproducción Suecia-Alemania-Francia-Dinamarca-Noruega
Género
Comedia Drama Cine experimental Comedia negra Surrealismo
7
Oda a lo patético
Un resumidero de personajes comunes y al mismo tiempo delirantes en una serie de escenas cortas, algunas con historias breves, otras casi una instantánea de la burda vida. Pocas veces en la cartelera aparecen películas de las que no es posible ni viable contar nada cuando te preguntan de qué va. Una, porque realmente no se puede (no hay más estructura narrativa que algunos fenómenos comunes a diferentes escenas, como tormentas o aviones en el cielo). Dos, porque no se le hace justicia si se intenta.

Con el color de una película de los setentas, la ambientación de una ciudad pequeña y la sensación de personajes de pueblo, du levande respira la decadencia y el patetismo de una cotidianeidad surrealista y descolorida. Como la de un hombre mayor bajito y regordete que ensaya una pieza de percusión con una radiocassette y su bombo en la sala de su piso, o una mujer alcohólica y autocompasiva que repite una y otra vez en público que nadie la entiende, o un psiquiatra mayor -con cara de muerto en vida- agobiado por su profesión, o una chica joven que sólo desea tener como novio al guitarrista de un grupo con estética de los setentas (los Black Devil). Y así se suceden...

A pesar de todo, tiene ciertas reminicencias. El mismo director ha confesado su cercanía a Buñuel, cuando después de oir a un personaje decir "anoche tuve un sueño, a continuación vemos el sueño. A Delicattesen en una ridícula escena de sexo; a la cadencia de algunas películas italianas con tinte surrealista.

Interesante, sarcástica y sobre todo recomendable para sacarse un rato de encima las historias facilistas made in hollywood.
[Leer más +]
19 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La comedia humana.
Hay muchas maneras de cambiar el clásico método de narrar en cine (el método, por ejemplo, del cine norteamericano), el de un relato coherente, aristotélico (donde no sobra nada), que podemos entender y seguir.y al cual estamos acostumbrados. Una de esas maneras de romper la tradición es, por ejemplo, la disparatada película "Pierrot el loco", de Jean Luc Godard (1965); otro método frecuente es el "flashback" (o el "flashforward") o la introducción de escenas que no tienen nada que ver con el relato, etc. Esta película, con unas cincuenta escenas que no cuentan un relato (por lo cual se suele decir, tal vez erróneamente, que no tiene guión) pero igual representan la vida humana de un modo original y encantador gracias a la mirada de un sueco sobre sus coetáneos, utiliza también el recurso de presentar sueños como parte de la sucesión de escenas. Así se recorren diversas situaciones de la vida humana: la queja depresiva, el amor sexual, el amor melancólico, el acto público, la locura, la muerte, la religión y la culpa, etc. en una sociedad de interiores despojados y personajes taciturnos, por los cuales conocemos algo más de nuestros congéneres nórdicos. Cine para ver y gozar, con excelente banda sonora.
[Leer más +]
13 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil