arrow

Mirai, mi hermana pequeña (2018)

Mirai, mi hermana pequeña
Trailer
6,6
931
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Kun, un niño mimado y consentido de cuatro años al que sus padres dejan de prestar atención cuando nace su hermana Mirai, empieza a sufrir situaciones en casa que nunca había vivido. Pero entonces, la versión adolescente de su hermana viaja en el tiempo desde el futuro para vivir junto a Kun una aventura extraordinaria más allá de lo imaginable. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Mirai
Duración
100 min.
Estreno
15 de marzo de 2019
Guion
Mamoru Hosoda
Música
Takagi Masakatsu
Fotografía
Animation
Productora
Studio Chizu
Género
Animación Drama Fantástico Infancia Familia Viajes en el tiempo Cine familiar
7
Crítica de Mirai, mi hermana pequeña por Cinemagavia
Un hogar lleno de sueños

El director Hosada vuelve a hacer uso de su estilo onírico y armonioso para presentar la historia de un niño, Kunchan, que no acepta la entrada de un nuevo miembro a la familia. Para conectar al espectador con la situación, presenta la vida cotidiana de la familia con ligereza y maestría, mostrando los detalles y las discusiones comunes que afectan a los protagonistas como a cualquier familia. Con el objetivo de que Kun aprenda el valor y el lugar de su hermana (y el suyo propio) en el hogar, tiene que viajar mediante pequeños viajes de fantasía al pasado y al futuro. En esas circunstancias, los miembros de la familia, sobre todo su hermana Mirai, son los mentores que le ayudan a comprender cómo superar los obstáculos y sentirse amado (al igual que apreciar a los demás).

Realidad universal

La animación está cuidada y se mueve en distintos estilos. Además, la música acompaña de forma excelente las escenas. El ritmo es cauteloso, aunque no por ello la película peca de lentitud. El máximo fin de Mirai es contar una verdad que puede darse en todo núcleo familiar. Es decir, la tristeza de sentirse apartado, el reto de aceptar la dureza de la realidad, el apaciguamiento del ego por encima de las emociones básicas. Para ello, sus herramientas son las metáforas y los saltos de dimensiones.

El camino de la madurez

Mirai, ganadora del premio a mejor película de animación, ofrece una historia entretenida que pretende hablar con sencillez acerca de los obstáculos que se han de afrontar en la niñez. Más allá, también cuenta cómo se forja la fuerza de las familias y cada individuo evoluciona según cambian los roles y las circunstancias. Y todo desde un humor agradable y dando la mano a una fantasía que nos susurra valores al oído con la voz de una dulce hermana mayor.

Escrito por María Iglesias
https://cinemagavia.es/mirai-mi-hermana-pequena-critica/
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una historia humana sobre el crecimiento y madurez familiar
Si empezamos diciendo que este largometraje de animación ya se ha ganado una nominación a los Óscar y a los Globos de Oro, seguro que nos preguntamos qué tendrá de especial.

Pues bien, principalmente, Mirai destaca porque tiene la habilidad de desgranar y analizar comportamientos muy reconocibles por todos. Por ejemplo, cómo afecta el nacimiento de un bebé al matrimonio; la relación de los padres con sus padres y a la vez con sus hijos, o cómo se viven los celos entre hermanos o incluso los de un perro.

Mamoru Hosoda ya marcó precedentes con La chica que saltaba y Wolf children. Pero, esta vez, la temática es más profunda y apela a todos aquellos que estan dispuestos a dejarse arrastrar por un guión honesto.

La efectividad del relato viene acompañada de la imaginación del pequeño Kun que nos hace viajar al pasado y al futuro. Estos saltos de tiempo hacen que Kun entienda a sus familiares y permite que Hosoda trabaje valores como la empatía, la paciencia o el amor. En este sentido, está muy bien resuelto que solo cuando Kun conoce cómo era su madre de niña entiende el carácter que tiene ahora.

Pese a que la trama parezca deshilachada, el director teje una historia que resulta muy simple y se hace ligera gracias al fino humor que envuelve las escenas y al impecable estilo pictórico y arquitectónico sellado por el Studio Chizu (también creadores de Wolf children y El niño y la bestia). Es preciso decir que el film funciona en adultos aunque quizás aburra a los más pequeños.

Así que si nos preguntamos si vale la pena ver las nominadas a grandes premios, hay que decir que, en esta ocasión, sí que la vale la pena.

www.contraste.info
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil