arrow

Divorcio en Hollywood (Serie de TV) (2008)

5,2
170
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Continuación de la miniserie homónima (2007), que narra la vida de Molly Kagan, la exmujer de un magnate de Hollywood que, tras su divorcio, deberá enfrentarse a una nueva vida. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Starter Wife (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
Gigi Levangie, Josann McGibbon, Sara Parriott (Novela: Gigi Levangie)
Música
Jeff Eden Fair, Starr Parodi
Fotografía
Kenneth D. Zunder
Productora
Emitido por la cadena USA; 3 Arts Entertainment / NBC Universal Television
Género
Serie de TV Comedia Drama Secuela
7
Siempre nos quedará Starbucks
Existen, en ocasiones, películas, series y otras rarezas televisivas que tras un cariz explícitamente cómico esconden de manera implícita dramas cuotidianos de la era moderna, de nuestros coetáneos. Divorcio en Hollywood es uno de estos productos, una miniserie en la que los momentos de drama se entrelazan de manera perfecta con los de comedia dejando ver que en cierto modo y en la mayoría de ocasiones están inseparablemente unidos.

El divorcio suele ser un trauma, ya haya hijos o no de por medio, sin embargo, al final de la experiencia se puede, y de hecho debería ser así, extraer lo positivo por el bien de nosotros mismos. Divorcio en Hollywood es algo caótica y a veces demasiado alejada de nuestra realidad, pero esconde las mismas connotaciones y paralelismos que se encuentran en familias pobres y ricas, por resumir: los ricos también lloran y no hay mal que por bien no venga.

Es cierto que esta miniserie entrelaza drama y comedia, sin embargo es en la parte cómica donde la calidad es más notable. Destacan unos comienzos con guiños a diferentes éxitos cinematográficos como por ejemplo Casablanca o Titanic, los cuales, están acertadamente relacionados con la historia y realmente consiguen arrancar una carcajada siendo muy fieles a las escenas que representan. La protagonista, que hemos podidos seguir en su papel de Grace en “Will y Grace” y en diferentes comedias románticas cumple su cometido magistralmente, el papel le va como anillo al dedo. Del resto del reparto hay poco que decir, excepto que los personajes que encarnan son cuando menos excéntricos y superficiales, exceptuando a Sam (Stephen Moyer - “True Blood”), un vagabundo que esconde una historia pasada bastante peculiar.
El episodio piloto no es muy convincente y no engancha lo suficiente, hay que saber esperar hasta el segundo para empezar a interesarse por la historia y poco a poco va ganado enteros hasta convertirse en un buen pseudodocumental de la vida de los famosos de Hollywood.

Un saludo.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil