arrow

Tren de noche a Lisboa (2013)

Tren de noche a Lisboa
Trailer
5,8
2.152
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El profesor de latín, Raimond Gregorius (Jeremy Irons), encuentra un día en Berna, en el puente de Kirchenfield, a una portuguesa que está a punto de tirarse a las aguas del Aar. Sin pensarlo, interviene y la salva. La lleva consigo, pero la chica desaparece sin dejar más rastro que un impermeable y un libro de un autor portugués. Raimond coge el tren para Lisboa con el propósito de conocer al misterioso escritor cuyo libro plantea las cuestiones que desde hace años lo atormentan. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Night Train to Lisbon
Duración
110 min.
Estreno
16 de abril de 2014
Guion
Ulrich Herrmann, Greg Latter (Novela: Pascal Mercier)
Música
Annette Focks
Fotografía
Filip Zumbrunn
Productora
Coproducción Alemania-Suiza-Portugal; Studio Hamburg Filmproduktion
Género
Intriga Thriller Romance Trenes/Metros
8
Hay cosas que sólo se puede encontrar si volvemos a un lugar.
"Cuando dejamos un lugar, dejamos en el mismo tiempo, una parte de nosotros mismos. Esta parte se queda aunque ya no estemos allí. Hay cosas que sólo se puede encontrar si volvemos a un lugar." (Pascal Mercier)
“Tren Nocturno a Lisboa” (Night Train to Lisbon) es una película basada en la novela filosófica de mismo nombre del escritor suizo Pascal Mercier. En un principio, la novela fue publicada en Alemán con el título Nachtzug nach Lissabon en 2004, y la versión inglesa se publicó en 2008. El libro es un superventas internacional con más de 2 millones de copias vendidas sólo en Europa. La película también ha cosechado un gran éxito, con buenos comentarios de la crítica y muchos elogios de la audiencia, excepción en España donde todavía no se ha estrenado y los críticos que la han visto en distintos festivales se la cargan de forma unánime.
Bille August, es un director de cine además de guionista y director de fotografía. Tiene en su haber dos premios Palma de Oro en el festival de Cannes, por “Pelle el conquistador” y “Las mejores intenciones”, esta última escrita por Ingmar Bergman; y fue el gran maestro, quien lo eligió a Bille para la dirección del film.
El solitario profesor Raimund Gregorius que dicta cátedra sobre lenguas clásicas, actividad que ha desarrollado durante treinta años, se ve embarcado en una serie de situaciones que se van dando casualmente. Decide dejarse llevar, y de esa forma rompe con los esquemas rutinarios, y comienza un viaje que lo va a cambiar en forma trascendente. Todo ocurre cuando salva a una desconocida que quiere suicidarse en Berna, Suiza. La mujer luego de acompañarlo a la clase en la que él dicta su materia, vuelve a desaparecer, pero deja un libro con un billete de tren a Lisboa.
El aspecto técnico es excelente. También el reparto artístico se encuentra en un nivel de jerarquía porque a Jeremy Irons lo acompañan figuras de la talla de Tom Courtenay, Bruno Ganz, Lena Olin, Charlotte Rampling, Christopher Lee, también Jack Huston, Mélanie Laurent, Martina Gedek, August Diehl entre otros. Y está Lisboa, una ciudad muy especial, que presta un marco hermoso y significativo.
Es un tipo de cine que me fascina. Una mezcla entre viaje filosófico- psicológico y thriller. Estupenda, hay secuencias muy atractivas desde el punto de vista narrativo. También el tema: amor, celos, envidia, muerte, sacrificio, suspense, cambios trascendentes...Una película para recomendar.
[Leer más +]
27 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
En busca del sentido de la vida
Un solitario profesor de historia, a quien le toca jugar ajedrez contra un contrincante imaginario, camina una fría mañana con rumbo a la institución en que trabaja cuando descubre a una joven a punto de tirarse de un puente. Luego de salvarla, el profesor la lleva a su clase esperando cumplir con su jornada, para seguro pensar enseguida en alguna forma de ayudarla. Pero de pronto, la chica le abandona… y en un arranque irreflexivo, el profesor toma la chaqueta roja que ella ha dejado colgada del perchero, y de inmediato deja la clase para salir en su búsqueda… o quizás, en busca de un sentido para su propia vida.

Lo primero que se le ocurre es volver al puente donde conoció a la muchacha… y sintiendo pesada la chaqueta, decide mirar en sus bolsillos y entonces descubre un libro en portugués titulado “Um ourives das palabras” (El orfebre de las palabras) que aparece firmado por Amadeu de Almeida Prado. Queriendo saber algo acerca del libro, indaga con un librero, nos demuestra que habla portugués, se hace con un tiquete de tren con destino a Lisboa… y pronto, en la capital de Portugal, terminará indagando por el autor del libro quizás como medio de llegar hasta la chica.

Comienza así una aventura en la que abundarán las reflexiones filosóficas (emanadas sobre todo de Amadeu); la recreación de una realidad histórica (finales de la represiva dictadura de António de Oliveira Salazar); y donde se plantea el compromiso social que debe asumir el hombre para poder darle un verdadero sentido a su vida, pues, lo que justificará nuestra existencia, será cada persona a la que hayamos podido salvar, o tan siquiera ayudar, pues de lo contrario, el paso por la tierra habrá sido en vano.

Al filme de Bille August, “TREN NOCTURNO A LISBOA”, basado en la novela homónima de Pascal Mercier (seudónimo de Peter Bieri, filósofo y novelista suizo), le falta un poco de impacto y de sustancia emocional; el título es más la insinuación de un nuevo destino, que la fácil suposición de una historia en el transcurso de un viaje; y no tiene ni un solo personaje que consiga enamorarte, fascinarte o despreciarle. Incluso, entre las llamativas ideas de Amadeu, al menos un par de ellas, ameritarían una válida objeción.

El apreciable reparto con que se ha podido contar (Jeremy Irons, Mélanie Laurent, Bruno Ganz, Charlotte Rampling…) no consigue alcanzar la suficiente potencia, pues la historia transcurre en un ambiente marcadamente apacible y rutinario, no obstante que los hechos suceden al interior de una cruel dictadura, con uno de los dos únicos gobernantes del mundo que le enviaron su sentido pésame a Alemania tras la muerte de Adolf Hitler.

Contra todo, el filme de Bille August se hace llevadero y contiene algunos relevantes aportes que sería bueno tomar en cuenta.
[Leer más +]
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil