arrow

Gente corriente (1980)

Gente corriente
Trailer
7,3
8.137
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Conrad acaba de salir del hospital después de haber intentado suicidarse a raíz de la muerte de su hermano en un accidente. Mantiene una relación muy tensa con su madre y vive atormentado por sentimientos de culpa. Aunque visita todas las semanas a un psiquiatra, no se siente a gusto hasta que conoce a una compañera del coro y empiezan a salir juntos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ordinary People
Duración
123 min.
Guion
Alvin Sargent (Novela: Judith Guest)
Música
Varios
Fotografía
John Bailey
Productora
Paramount Pictures
Género
Drama Familia Adolescencia Drama psicológico
"Magistral"
[Diario El País]
"Contundente y emotivo drama, con desgarradora actuación de Hutton. Doloroso y traumático acercamiento a un adolescente"
[Cinemanía]
10
Jake La Motta sucumbe ante la cotidianeidad
Hacía bastante tiempo que no me sentía tan identificado con una película. Tal vez dicha película fuese American Beauty, y tal vez Sam Mendes y sobre todo el guionista Alan Ball bebieron de cada más mínimo plano de Gente Corriente a la hora de escribir y rodar aquella obra maestra (no se ofendan, pero las cosas como son). El reparto se sale, jamás llegué a odiar tanto a ningún personaje, como a Mary Tyler Moore (La madre, no la de Gorki, sino la del bien oscarizado Timothy Hutton). Y es que esta película habla sobre la vida, la familia, las personas; pero lo hace de una forma que deja en evidencia a las demás. La verdad es que a partir de esta, que fuese opera prima, la dirección de Redford ha sido muy pero que muy irregular. La banda sonora es simplemente el Canon de Pachlbel, que todos hemos oído mil veces, y que Garci uso dos años mas tarde en Volver a empezar; y funciona a la perfección. Para todo cinéfilo seria un error imperdonable no ver esta película.
[Leer más +]
56 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Un perfecto sustituto de "El guardián entre el centeno"
A los 15 años me mandaron leer "El guardián entre el centeno". Un coñazo. No fui capaz de acabármelo y me inventé el comentario en el exámen. Años después me enteré que ese libro era una especie de obra maestra contemporánea y que si lo leías te cambiaba la vida (como el libro de "El nombre de la rosa", vamos) y lo volví a intentar leer. Me quedé en las 50 primeras páginas. Por último, hace unos pocos meses moría J.D. Salinger y me propuse, esta vez sí, acabar el libro. Lo mismo dije de ir al gimnasio.

Sin embargo parece que he encontrado en esta película un sustituto muy bueno para entender los problemas y / o sensaciones que se viven en la adolescencia y juventud.

Lo mejor de la película es, sin duda, el chaval. Sinceramente, de las mejores interpretaciones que he visto. Las posturas que adopta cuando se sienta, el tembleque en la pierna, el evitar mirar a la cara a su padre cuando está en la habitación llorando... esos detalles son los que hacen que te creas que el personaje es real y no un actor interpretando.

No hace falta haber tenido una vida horrible o que tu hermano haya muerto para sentirte identificado con el protagonista, ya que todos, y sobre todo los que aun somos jóvenes, en algún momento u otro hemos tenido problemas para entendernos con nuestros padres (y también con nosotros mismos), nos ha parecido estar atrapados en un callejón sin salida, hemos tomado decisiones "porque nos dió la venada" (eso en realidad nos pasará toda la vida) y hemos hecho cosas de las que luego nos hemos arrepentido y no hemos sabido perdonarnos (y no, no he matado a nadie).

¡Muy recomendable!
[Leer más +]
41 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil