arrow

Alfred Hitchcock presenta: El ojo de cristal (TV) (1957)

Alfred Hitchcock presenta: El ojo de cristal (TV)
Trailer
7,2
80
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un hombre joven limpia el departamento de su hermana difunta y encuentra un ojo de cristal. Entonces le cuenta a su esposa cómo su hermana llegó a poseer esta pieza. La mujer se había enamorado de un ventrílocuo llamado Max Collodi, que llevaba a su muñeco George por el mundo. Episodio 3x01 de la serie "Alfred Hitchcock presenta". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Alfred Hitchcock Presents: The Glass Eye (TV)
Duración
26 min.
Guion
Stirling Silliphant, John Keir Cross
Fotografía
John L. Russell (B&W)
Productora
Shamley Productions / Columbia Broadcasting System (CBS)
Género
Intriga Crimen Serie [Alfred Hitchcock presenta]
10
El ojo de cristal
Buenas noches. La historia de hoy trata de un ojo particular. Un ojo muy particular. Un ojo de cristal es un objeto muy interesante. Siempre me pareció que un ojo de cristal es aún mejor que uno de verdad. Nunca se te pone rojo. Y, como está hecho de cristal, es más fácil ver a través. Esta noche se ha dado una maravillosa coincidencia. Resulta que nuestra historia trata de un ojo de cristal. Se titula "El ojo de cristal". Lo ven, todo encaja.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El artista y su fiel admiradora
Alfred Hitchcock presenta: The glass eye (El ojo de cristal), temporada 3, episodio 1, dirigido por Robert Stevens en 1957. Con su natural y respetuosa actitud, Hitchcock nos introduce en la historia de hoy, parte de la cual, se encuentra contenida en una pequeña cajita mostrada desde un sobrio plano detalle, de la que nos habla sobre sus propiedades y beneficios, que de alguna manera se asocia a la narración que da inicio a la tercera temporada.

Jim Whitely (William Shatner) y Dorothy Whitely (Rosemary Harris), recogen las pertenencias de un familiar, unos pocos enseres que en realidad solo tenían interés para la desaparecida Julia Lester (Jessica Tandy). Entre las pertenencias un ojo de cristal que oculta una trágica historia. Solo el señor Whitely conoce su procedencia, accediendo a esclarecer a su sorprendida esposa los detalles ocultos. Hermosos flashback nos acerca a diferentes momentos del pasado de nuestra protagonista: mujer autosuficiente, con la soledad como compañía habitual; así era su forma de vida que a los ojos de los demás, era interpretado como aislamiento social no deseado.

El romance de la señorita Julia, junto a una ocupación puntual que la hacía salir de casa esporádicamente, le aportaría la sorpresa: un espectáculo del gran Max Collodi (Tom Conway), el ventrílocuo que motivo su despertar al amor. Una serie de deseadas coincidencias, hizo albergar a nuestra protagonista enamorada la posibilidad, más que nunca, de un encuentro. La intensa sobriedad y la espectacular utilización del claroscuro del realizador en la escena cumbre, reviste el momento de desbordado entusiasmo ante un deseo largamente esperado, generando un inesperado giro para el artista y su fiel admiradora. Jim Whitely, relata a su sorprendida esposa lo que se cree que finalmente fue el destino de ambos protagonistas.

Hitch no oculta su debilidad por la historia acabada de ver, deseando lo mejor a algunos de sus protagonistas. Con cierta intranquilidad, el epiloguista, hace una confesión sobre el verdadero contenido de la cajita mostrada en la presentación, que no era exactamente lo que nos hizo creer, deseando que la confesión aplaque su conciencia y las sensibilidades de la audiencia.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica