arrow

A propósito de Llewyn Davis (2013)

A propósito de Llewyn Davis
Trailer
6,7
23.885
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Nueva York, 1961. Llewyn Davis (Oscar Isaac) es un joven cantante de folk que vive de mala manera en el Greenwich Village. Durante un gélido invierno, con su guitarra a cuestas, sin casa fija y sin apenas dinero lucha por ganarse la vida como músico. Sobrevive cantando en pequeños garitos, pero, sobre todo, gracias a la ayuda de algunos amigos que le prestan su sofá para pasar las frías noches. De repente, decide viajar a Chicago para hacer una prueba para el magnate de la música Bud Grossman. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Inside Llewyn Davis
Duración
105 min.
Estreno
1 de enero de 2014
Guion
Joel Coen, Ethan Coen
Música
Varios
Fotografía
Bruno Delbonnel
Productora
StudioCanal / Scott Rudin Productions / Mike Zoss Productions
Género
Drama Comedia dramática Música Road Movie Años 60 Gatos
7
Lo imposible
Lo imposible es hacer entretenida una película de banda sonora folk y protagonista horchata.
El fartón que la hace degustable es una impecable dirección y una mimada producción. Podría estar nominada en cualquier categoría.
Aún así no puede entusiasmar a nadie, porque su propia naturaleza lo impide.
No intenta satisfacer ningún sentimiento del espectador, no empatiza con ningún personaje, no es blockbuster, no es gafapasta, no es familiar, no es friki, es una bala sin objetivo. Ni siquiera puede alcanzar el status de peli culto. Sólo es una peli muy bien hecha. Punto pelota.
[Leer más +]
175 de 222 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La mirada de Ulises
"A propósito de Llewyn Davis" es la historia de un viaje, contrario a lo iniciático, de un hombre que se juega sus últimas cartas por seguir el camino que ha decidido tomar. De proporciones homéricas en el fondo y de configuración sencilla en el exterior, los hermanos Coen consiguen una vez más el milagro de dar forma a una película isla, un film que sólo ellos podrían facturar, con una equilibrada dosis de drama y comedia. Nada afectado lo primero y ausente de la carcajada continuada lo segundo, porque lo que se pretende es mantener al espectador en estado de alerta, creando un ambiente enrarecido donde (casi) cualquier cosa podría pasar. La extraordinaria y atmosférica fotografía de Bruno Delbonnel ("Fausto", "Amelie") llega al punto de conseguir que durante algunas escenas esto parezca una película de terror, con planos de una fuerza tremenda, y unos juegos de luz que quitan el hipo. Así, el periplo de este Llewyn Davis, esta road movie hacia el interior de sí mismo, pasa por todos los estados posibles antes de pasar página a ritmo de folk.

Hay mucho que decir de la nueva película de los hermanos Coen, pero lo cierto es que creo que lo mejor de todo es descubrirla lo más vírgenes posible. Así, me limitaré a mencionar algunos aspectos que me han dejado plenamente satisfecho. Por ejemplo, la interpretación de Oscar Isaac, un actor que hasta ahora había estado relegado a roles secundarios (que casi siempre salvaba con dignidad) y que por fin recibe un papel principal en el que demuestra la fuerza de su mirada, los registros que puede alcanzar con la simple mímica. Y qué voz, señores, menudo pack completo nos había estado negando Hollywood (sirva recordar su escena eliminada de Sucker Punch, donde cantaba una canción tremenda). Carey Mulligan tiene un papel cortito pero intenso, pero es cuando se pone tras un micrófono (¿recordáis su New York, New York de Shame?) cuando vuelve a conquistar. En realidad, cualquier momento musical de "A propósito de Llewyn Davis" es impecable. No me habría molestado que la película durase una hora más, si en ese tiempo se hubieran introducido más canciones filmadas con ese estilo tan cercano, fotografiadas por la cámara de Delbonnel como si formaran parte de un sueño.

Y por último, Ulises. Y su mitad femenina. Lo que consiguen los Coen con la presencia de este felino va más allá del elogio, y lo digo no sólo porque adore a los gatos sino porque funciona a la perfección como metáfora de ese viaje, errante, decidido pero con algo de dudidativo, que emprende Llewyn. Filmado de forma estilizada (el reflejo en el metro, los andares por el pasillo), en las pieles cuasi-doradas de Ulises, y en su mirada, reside gran parte de la chispa de una película que quizá no sea la mejor de los hermanos Coen, pero porque hablamos de gente que nos ha entregado no menos de media docena de películas extraordinarias. "A propósito de Llewyn Davis" probablemente no se convierta en un film de culto ("El gran Lebowski", "Fargo"), pero su propia narración la obliga a ser en cierta medida distante, pudiendo ser la cara B de "Searching for Sugar Man". A mí me ha gustado muchísimo, así que no puedo hacer otra cosa que recomendarla. Sólo por el gato, merece la pena.
[Leer más +]
151 de 178 usuarios han encontrado esta crítica útil