arrow

Tension (1949)

6,9
143
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Warren Quimby (Richard Basehart), un hombre tímido que regenta una tienda, está casado con Claire (Audrey Totter), una seductora mujer fatal de la que está locamente enamorado. Pero un día Claire lo abandona para irse con otro hombre (Lloyd Gough). Quimby decide entonces asesinar a su rival y, para ello, elabora un complejo plan que incluye un cambio de identidad que alejaría de él cualquier tipo de sospecha. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Tension
Duración
95 min.
Guion
Allen Rivkin (Historia: John D. Klorer)
Música
Andre Previn
Fotografía
Harry Stradling Sr. (B&W)
Productora
MGM
Género
Cine negro Thriller Thriller psicológico
5
Richard Basehart con disfraz se parece a Richard Basehart sin disfraz
Sin tensión no hay tensión y John Berry lo sabe ya que hay poca tensión en dicha peli. Creía haber visto semejante plomo en mis años mozos pero me acordaría aunque fuera tan vulgar. Hay poco que rascar con Richard Basehart con un disfraz que se parece cantidad a Richard Basehart sin disfraz. Cyd Charisse no enseña las cachas y por eso no la reconocí hasta los títulos de crédito. El guión de esta peli sin tensión podría haberlo hecho perfectamente Richard Basehart sin disfraz. A risa hay que tomarse las primeras frases de la voz en off diciendo que van a ver ustedes la creme de la creme de las tensiones. Yo acabé con la tensión descompensada ya que la alta la tenía baja y la baja estaba muerta. Y menos mal que no pagué nada por verla.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Estudiando a la Femme Fatale
Hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, las mujeres americanas eran esposas nacidas en el conservadurismo y la tradición católica más arraigada. Estaban en sus casas, educaban a sus hijos y esperaban felices a que su marido volviera del trabajo para tenerles la comida preparada y hacer completo su sueño, su concepto de familia. Pero los hombres se marcharon: al Pacífico, a Europa, a África…y entonces, entonces tuvieron que salir a la calle para trabajar en las oficinas, en la ciudad, en las fábricas. Muchas de ellas, irremediablemente, adquirieron otro rol que poco tenía que ver con el que años antes se les presuponía.

En el cine, en los grandes estudios, este camino se recorría paralelamente. No ajenos a lo que ocurría en la sociedad, durante la década de los cuarenta la mujer dejó de ser un simple capricho que acompañaba al gángster de turno o una bonita cabaretera a la que se la silenciaba con un buen cachete. Ahora ella tenía un papel principal, protagonista, y se empezaba a formar una figura que cambiaría la historia del cine: la femme fatale. Esa mujer despiadada a la vez que atractiva, manipuladora, dispuesta a todo y que es capaz de sacar lo peor de un hombre utilizando una única arma: el deseo. Así, el hombre común, el trabajador honrado o el brillante policía, por diferentes circunstancias de la vida, se cruza con una de ellas. Y cuando está delante, piensa: “sí, es mala, es perversa. No me va a traer nada bueno y lo que empieza ahora es una vorágine que acabará conmigo y que me llevará a tocar fondo. Pero da igual. Creo que voy a tener el mejor sexo de mi vida con ese prodigio de la naturaleza así que disfrutemos mientras podamos, ya intentaremos salir de esta…Sino, seguro, merecerá la pena”.

Esta figura sería explotada maravillosamente por el noir como en ningún otro género. El número de ellas que podríamos recordar sería interminable. Aquí, “Tension”, es otro ejemplo más donde Audrey Totter juega, manipula, tergiversa, provoca y miente hasta la extenuación. Lo demás es un guión muy bien rodado con todos los requisitos propios del estilo negro y que cumple perfectamente con lo expresado en el título del film.

Si ustedes son como Mitchum, Garfield, Bogart, Lancaster o yo mismo, y pierden la cabeza por las Lake, Grahame, Scott o Turner, pues aquí tienen otra cinta más para disfrutar y poder decir bien alto y orgulloso: ¡sí, yo fui víctima de una de ellas!
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil