arrow

Insidious: Capítulo 2 (2013)

Insidious: Capítulo 2
Trailer
5,6
12.193
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Josh y Renai Lambert se han mudado con sus hijos a la casa de Lorraine, la madre de Josh, esperando olvidar el pasado y comenzar una nueva vida. Pero pronto la familia empieza a percibir extrañas visiones y fenómenos amenazantes que los obligarán a desentrañar un oscuro secreto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Insidious: Chapter 2
Duración
105 min.
Estreno
25 de octubre de 2013
Guion
Leigh Whannell (Historia: James Wan, Leigh Whannell)
Música
Joseph Bishara
Fotografía
John R. Leonetti
Productora
Alliance Films / Blumhouse Productions / FilmDistrict
Género
Terror Sobrenatural Casas encantadas Posesiones/Exorcismos Secuela
Grupos  Novedad
Insidious Blumhouse Productions
7
Llamadme loco, pero…
Este segundo capítulo de Insidious ha conseguido atraer mi atención y confundir en ciertos momentos mis expectativas. Y es que esta película es una continuación directa de la anterior entrega: una película por momentos brillantemente tensa y con sustos para el recuerdo, pero que en seguida palidecía en su segunda mitad. Me esperaba la verdad que este capítulo 2 fuese flojo. De algún modo, los trailers no me llamaron tanto ni me parecieron tan sombríos o tenebrosos como los de la primera. Ni qué decir de la crítica especializada (en el fondo, gente que habla) que la anda maldiciendo y destrozando por ahí. De lo que no cabía duda era que iba a verla. Y una vez vista, tengo unas cuantas cosas que decir.

Respecto al argumento: Tras los eventos de la primera entrega, la familia Lambert trata de pasar un periodo de tranquilidad, intentando alejarse de los traumáticos eventos que vivieron en su casa familiar. Pero cuando se trasladan a vivir con la madre del padre de familia, Josh, éste parece tener algunos cambios raros de cara a su familia, mientras la mujer Renai continúa siendo testigo de eventos en la casa. De buenas a primeras, el argumento es menos llamativo que el de la primera entrega. Propone un desarrollo de los personajes que no termina de aprovecharse del todo si se mira con lupa y, por momentos, se siente que los personajes están forzados en virtud del ritmo moderadamente trepidante. De eso hablaré ahora. Eso sí, mientras que el argumento en sí no da para mucho, el cómo lo llevan a cabo y lo van encajando conforme la película avanza… Eso son otras palabras. Se maneja con bastante eficacia, pese a sus defectos.

Respecto al ritmo: En la primera primaba la elegancia, lo clásico. No temía tener un inicio no lento, pero sí muy sugerente para arrancar de manera templada. Aquí, sin traicionar del todo ese estilo, propone un enfoque un pelín más visceral y conciso. De hecho, aquí mejora algo a su predecesora. La tensión narrativa no asoma ni un solo bajón. Empieza fuerte y hasta que acaba, no da tranquilidad.

Respecto a los sustos: Algunos lo logran, otros tantos decepcionan. En este apartado también patina en general. La primera te metía sustos hasta en los momentos en los que no tenía nada que mostrar. Aquí los ves venir de bastante lejos. No obstante, eso no quiere decir que no te hagan temblar o inquietarte. Es una de las bazas de esta secuela, digan lo que digan los críticos: que te mantiene inquieto.

Respecto a los ases del guión / final de la película: Aquí es donde me ha sorprendido gratamente la secuela, aún mostrando sus patas más cojas. Y es que esta secuela posee un libreto sencillo, pero aún así bastante más complejo y voraz que su predecesora. Aprovechando el torcerse de las cosas en la primera, esta segunda se maneja como pez en el agua en las vueltas y revueltas temporales y sacando brillo a algún truco de guión que logra ser eficiente. Eso sí, lo que me contentó esta entrega fue su desenlace. No lo vi venir si os digo la verdad y aunque ya está anunciada la tercera, no es lo que os pensáis. Por cerrar la película de esa manera y no recurrir a giros baratos y manidos, le pongo otro positivo a la película.

En general: Como podréis ver, hay dos “decepciones” y dos aciertos en el tablero. Contando que la película me entretuvo y logró darme escalofríos y tensión durante su metraje (añadiendo ese desenlace a mi gusto), puede estar por mí al mismo nivel que la primera, ya que la complementa en muy buena manera. Quizás sea diferente o decepcionante para muchos (igual que para otros es mejor que la primera o está al nivel de The Conjuring, y eso sí que para nada), pero a nivel numérico, repite el bien del capítulo uno. Un buen entretenimiento, que enlaza muy bien con la primera, que te mantiene en tensión y da el cierre con un buen acabado.
James Wan se marcha temporalmente del terror. Con la tercera anunciada, no sé quién lo hará o si esperarán a que vuelva él. Pero si lo hace otro, que tenga suerte.
[Leer más +]
62 de 73 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Más loca que la primera, y mejor
"The Conjuring" no es sólo una de las mejores películas que ha dejado 2013, sino también una de las producciones de género más sólidas en muchísimos años. No obstante, James Wan se guardaba bajo la manga otra producción que se intuía menor, casi innecesaria. Bueno, "Insidious: Capítulo 2" no juega a ser importante, ni fuerza su relevancia, pero es una secuela dignísima que además supera en muchos aspectos a su predecesora. Para empezar, su estructura es completamente cambiante, orgánica, alejándose del "familia llega a una casa encantada..." para presentar varios conflictos simultáneos y resolverlos en paralelo. Así, partimos del final de la primera "Insidious" (2010) para explorar los traumas de los Lambert y cómo han progresado desde que lo sobrenatural irrumpiese en su día a día.

Lo verdaderamente importante del film es que Wan (apoyado cómo no por Leigh Whannell) nos tiene preparada una aventura por la casa del terror bastante difícil de obviar, u olvidar. El porqué funciona tiene mucho que ver con su falta de prejuicios en un sentido global, y es que toda su ambición se enfoca hacia un punto concreto que podría resumirse en la palabra "locura": líneas temporales, planos de realidad, todo convergiendo en una película ambiciosa, sí, pero tan libre como puede serlo, sin miedo a caer en el ridículo. Y es que, aún admitiendo que me da igual si todo lo que se muestra tiene o no sentido (ojo, fans del lápiz y papel y los apuntes durante los films), como juego funciona. Es referencial -a la obra de Wan, al primer film, al cine de género- pero además, recurre una vez más a las señas de identidad tales como el uso de muñecos, la presencia de las puertas que esconden algo más que la oscuridad, los (ligeros) golpes de humor en un contexto de humor y compañerismo, amén de un reparto perfectamente entregado a la causa.

"Insidious Capítulo 2" no es "Expediente Warren" (The Conjuring) pero no hace falta: es una película de terror fantásticamente facturada, en la que hay que dejarse llevar para disfrutarla en su totalidad, sin ningún tipo de prejuicio y sin tomar al espectador por gilipollas. Si os gustó la primera, esta es mejor. Más loca y menos convencional, pero mejor.
[Leer más +]
37 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil