arrow

Brutos, feos y malos (1976)

Brutos, feos y malos
Trailer
7,6
1.943
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El viejo Giacinto vive en los arrabales de una gran ciudad italiana con su esposa, hijos, nueras y nietos. En total casi veinte personas en la misma chabola. Casi todos los miembros de la familia son extremadamente egoístas, y sólo quieren el dinero que guarda afanosamente el padre de familia, un hombre huraño y tan miserable como los demás. Todos tratan de ganarse la vida, aunque algunos necesitan parte del dinero del padre para subsistir. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Brutti, sporchi e cattivi
Duración
115 min.
Guion
Ettore Scola, Ruggero Maccari
Música
Armando Trovajoli
Fotografía
Dario Di Palma
Productora
Compagnia Cinematografica Champion Magic
Género
Comedia Drama Comedia negra Pobreza
10
Radiografía social de la indigencia
Exquisita, impactante, descabellada, loca y real. Una de las mejores películas que vi, la cámara parece solo una intrusa en un reality, parece no haber actores, realmente cada uno encarna su personaje.
El humor es burdo, vulgar pero eleva el pensamiento a conclusiones muy profundas acerca de la realidad social del indigente. Ettore Scola no es condescendiente, no victimiza al pobre, el pobre es un miserable, casi un animal, un sobreviviente, luchando por su porción de humanidad descarnada. Increíble.
[Leer más +]
20 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
-
COMEDIA NEGRA Y ÁCIDA SOBRE LOS POBRES ABYECTOS EN SU POBREZA
«Las relaciones de familia son como las botas, cuanto más estrechas más daño te hacen».

En dicha sentencia, hecha por el patriarca, bribón y miserable, protagonista principal (Nino Manfredi) de la familia de brutos, sucios y malos, que son el centro del film, se puede resumir todo el meollo y a donde nos quiere llevar el director Ettore Scola.

Con humor muy ácido y negro, a lo largo de toda la película, envuelto además en abundante grosería y vulgaridad, el film nos hace sonreír en algunos momentos, pero más asquearnos de ver la podredumbre a la que llegan las personas cuando las circunstancias de hacinamiento, falta de educación ejemplar y miseria en el peor sentido de la palabra MISERIA (ésta se nos presenta de forma tan real que casi la olemos y la tocamos), condicionan o se imponen sobre la racionalidad de lo humano.

Me parece una película seguro interesante, pero en modo alguno alcanza el grado de excelente.

Fej Delvahe
[Leer más +]
24 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil