arrow

Francis el Detectigato (1994)

Francis el Detectigato
Trailer
6,7
367
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Francis es un simpático e inteligente gato que acaba de mudarse de casa. Sin embargo, al poco tiempo de llegar a su nuevo barrio, el nuevo inquilino descubre que se trata de un lugar sumamente peligroso: un enigmático asunto está acabando con todos los gatos del vecindario. Ni corto ni perezoso, con la inestimable ayuda de su nuevo amigo Barbazul, Francis se propondrá resolver el misterio antes de que él mismo se convierta en la próxima víctima. Pero no todos los gatos estarán dispuestos a ayudarle en su difícil y arriesgada tarea. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Felidae
Duración
78 min.
Guion
Akif Pirinçci, Martin Kluger (Novela: Akif Pirinçci)
Música
Anne Dudley
Fotografía
Animation
Productora
Fontana Filmproduktion
Género
Animación Intriga Thriller Terror Neo-noir Gore Animales Gatos Animación para adultos
7
El poder de la mente humana
"Francis el detectigato"... mal rayo parta a quien tituló así un filme que debería de haberse titulado "Gatos macabros". En serio, ¿quién fue el hijo de ****? Porque ya le vale. En fin, yo fui una de las víctimas de este insensible señor o señora, tan perturbado/a como la propia película a la que rebautizó con tanta mala baba. Lo confieso.

Mi madre, inocentemente, me la compró cuando yo tendría 7, 8 ó 9 años y por ella juro que hubiera preferido dos meses a base de lentejas y guisantes. Siempre que por algún casual me encontraba con el VHS, me venía a la mente una sensación extraña, como de haber visto algo raro, fascinantemente repulsivo e incomprensible. Ahora que la he vuelto a ver, me doy cuenta del trago que debí pasar y me doy cuenta de lo poderoso que es el cerebro humano, porque a pesar de que la recordaba como algo que me dejó bastante mal cuerpo, de que tenía en mente varias de sus escenas y de que incluso recordaba parte de su argumento, me sorprendí de que había olvidado por completo casi toda la "chicha" macraba (escenas de sexo gatuno, pesadillas terroríficas, destripamientos a granel, gatos muertos manejados por hilos, peleas sangrientas, etc.). Lo dicho, la mente humana es poderosa, por fortuna.

La película cuenta la historia de Francis, un gato que se muda con su dueño a un barrio donde un número excesivo de sus congéneres están apareciendo despanzurrados por doquier sin razón aparente. Nuestro protagonista tendrá que descubrir el por qué de estos asesinatos, en un contexto malsano de lóbregas pesadillas, fanatismo religioso, odio racial, traiciones, miedo e intriga. El dibujo es bueno y apropiadamente oscuro y el doblaje está muy a la altura.

Si sois adultos, vedla porque aúna de manera interesante y perturbadora varios géneros en uno. Si sois niños, ¡NO LA VEÁIS, POR DIOS! Y si sois los que le pusisteis el título en castellano, iros al infierno.
[Leer más +]
16 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cine negro animado, sin concesiones
El gato Francis se muda a una nueva ciudad con su amo y se ve atrapado en una espiral de crímenes y asesinatos que no dejan mucho a la imaginación. Este es el punto de partida de Felidae, una de las producciones animadas más radicales de los 90, una cinta que reúne bajo una misma carcasa unos diseños de personajes completamente Disney con una historia oscura, punzante, que rinde tributo al cine negro pero también contiene momentos de terror, intriga e incluso pinceladas de gore nada disimulado. Sectas gatunas, jazz, pirámides sociales de felinos, sexo explícito, una reinvención fantástica de la femme fatale y un puntilloso diseño de producción son algunas de las bases del film.

La obra, dirigida por Michael Shaak, nos transporta desde el primer minuto a la trama sin humanizar a los personajes en un sentido tradicional. Hablan pero no son personas, simplemente son gatos comunicándose entre si. Y se aprovecha de esta naturalidad para presentar situaciones que sólo estas criaturas llevarían a cabo, como la particular seducción de la "femme" fatale, vigorosas escenas de persecuciones sobre tejados, etcétera. Mención al margen merecen las brillantes secuencias oníricas, que con un estilo de animación más salvaje crean unos momentos de auténtico delirio, surrealismo a cotas altísimas para una historia que no deja títere con cabeza, poniendo en liza la experimentación con animales hasta puntos que no se habían visto desde la dura "Plague Dogs". Sin duda, una de las obras europeas animadas más potentes, que desgraciadamente no gozó de una distribución a la altura y eso ha repercutido en que poca gente conozca su existencia. Una lástima.
[Leer más +]
15 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil