arrow

Il divo (2008)

Il divo
Trailer
6,7
4.312
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Film sobre uno de los personajes más controvertidos de la política italiana: Giulio Andreotti, que fue jefe del gobierno en siete ocasiones. Narra las presuntas relaciones de Andreotti con la mafia siciliana, los delitos por los que fue procesado en los años 90 y absuelto por falta de pruebas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Il divo
Duración
110 min.
Estreno
12 de diciembre de 2008
Guion
Paolo Sorrentino
Música
Teho Teardo
Fotografía
Luca Bigazzi
Productora
Coproducción Italia-Francia; Indigo Film / Lucky Red / Parco Film / Babe Film / Studiocanal / arte France Cinéma
Género
Drama Biográfico Política Mafia
6
El último demócrata cristiano.
Bajo el cinismo, la retranca de algunos momentos y el andamiaje de una planificación visual rocambolesca, hay un punto de nada disimulada fascinación a la hora de enseñar qué hay bajo las faldas de la trapisondería política más profunda, pero también, y sobre todo, una declaración de admiración hacia el personaje principal, al que sí, se le escamotea aquello del "non bis in idem" juzgando de nuevo lo ya visto por la Corte Suprema italiana, pero al que también se reviste con la coraza de cierta mitificación quizás no exculpatoria, pero sí creo que humanizante y seductora en cierta medida. Todo esto el propio tono del film lo indica, no esperemos ejercicios de disección ética cuando nos están ofreciendo claramente una revisión ácida, una ópera bufa de artera y conscientemente despistada habilidad en el discurso.

Aunque es una justificación con luces y sombras, claro. Contrastes marcados en la caricatura de Servillo que tratan de perfumar la mierda que la propia peli le echa encima al personaje. Pero la mierda, dirá Sorrentino, ya la traía el personaje de casa por muchas absoluciones o prescripciones que zanjen judicialmente sus, por muchos años presuntas, relaciones con la Cosa Nostra. Y la película, en ese sentido, no hace sino abundar en la ambigüedad que ha definido la controvertida carrera política de Andreotti.

Por lo demás, la película consiste, básicamente, en coger algunas situaciones capitales de la Italia reciente y, obviando todo tratamiento de biopic serio o de reconstrucción documental, ofrecerlas mostrando algo así como a Felipe González leyendo en prensa los casos de corrupción socialista al ritmo del "Qué sabe nadieeeee..." raphaelense. Sorrentino elige el juego de retorcer lo que es de sobra conocido en el país transalpino para generar humor, sorna y escarnio gratuito (como el beso con Riina, la no negociación por el secuestro de Moro, el pentapartidismo, el asesinato de Picorelli, complots anticomunistas, la P2, esos votos y esos favores sicilianos que luego se volvieron en su contra...), aunque quizás para los espectadores de fuera, como nosotros, hubiese sido mejor un recorte del anecdotario y una más férrea estructura narrativa. Quizás. Sobre todo para evitarnos la sensación de que estamos ante un tratamiento del asunto más estilo "late night" que cinematográfico.

En pocas palabras, peli que necesita un acercamiento previo a la figura de Adreotti, sí. Pero que tiene premio para el que la vea sabiendo de qué va el tema. Aunque, también, esa necesidad de "libreto" previo bien puede tomarse, debe tomarse debo decir en aras de una correcta opinión, como un fallo del film. Pero fíjense, esta vez lo paso. Me da igual. Y su sesgo tendencioso también. Sorrentino podría excusarse diciendo que lo hizo, como dicen por ahí, por el "cashondeo". Y que por ahí van sus pretensiones.
[Leer más +]
45 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Nosferatu
Tengo que admitir mi más absoluto desconocimiento de Sorrentino antes de ver “Il Divo.” Y por ello, me ha sorprendido el control que este director muestra en el montaje cinematográfico. No nos encontramos ante un ejercicio de biopic al uso. Sorrentino coge la monstruosa figura de Andreotti y sobre él, nos enseña la Italia política más oscura.

El montaje, el ritmo frenético que impone, la fotografía (fría y tenebrosa) que remarca la soledad y desconfianza de los personajes, la música fuera de tono y la excelente actuación (¿caricaturesca?) de Toni Servillo son controlados por un director que (tengo que decirlo) me ha sorprendido muy gratamente. Pero claro, su guión es un galimatías sólo entendible para los eruditos o maestros en ciencias políticas. Y es donde me es imposible seguir a Sorrentino.

Servillo me parece tan mostruoso, tan acertado, que sólo ver una foto fija me entran escalofríos. Mi cerebro me jugaba una mala pasada y no dejaba de asociarlo con Nosferatu: encorvado, frío, astuto, de movimientos lentos y calculados y mirada vampiresca.

Alejado completamente de la trama, de ese galimatías político que expone Sorrentino, me doy el placer de estudiar su cine: sus movimientos de cámara, su puesta en escena. Esta película tiene un puñado de escenas impecables, creadas con mucho oficio y con rigor.
[Leer más +]
34 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil