arrow

China Girl (1987)

China Girl
Trailer
6,1
237
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
"China Girl" es una actualización de la clásica historia de "Romeo y Julieta". Ambientada en el Manhattan de los años 80, la trama gira alrededor de la historia de amor entre Tony, un adolescente italiano de Little Italy, y Tye, una joven de Chinatown, mientras sus hermanos mayores, que forman parte de bandas de delincuentes juveniles, se enzarzan en una lucha por el poder de las calles. De todas sus películas, el director Abel Ferrara ha declarado que su favorita es "China Girl". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
China Girl
Duración
89 min.
Guion
Nicholas St. John
Música
Joe Delia
Fotografía
Bojan Bazelli
Productora
Great American Films Limited Partnership / Street Lite / Vestron Pictures
Género
Drama Romance Drama romántico Bandas/pandillas callejeras
8
Amor y ruido
Nada especialmente profundo me ofrecieron películas de Abel Ferrara como “Teniente corrupto” o “New Rose Hotel”. No me parecen en absoluto películas malas, se dejan ver y oír con interés y no molestan pese a parecer controvertidas. Siempre he respetado a este director tan especial, pero aunque fuese innegable su talento para la construcción de personajes o espacios, nunca me había llegado.

Me encuentro con “China Girl”, una película suya de 1987 prácticamente inédita en España, cuya trama gira alrededor de una historia de amor prohibido entre un chico y una chica en un entorno de bandas callejeras. Se dice también que es una adaptación libre de Romeo y Julieta. Antes de verla pienso en las sensaciones que intuyo que me va a transmitir, ni malas ni buenas, no remueve nada pero tampoco hace daño, no me toca aunque tampoco me deja del todo indiferente. Pero cuando termino el visionado todas esas ideas se derrumban.

“China Girl” me parece una película simple. Por todos es sabido que el cine vive de los distintos enfoques aplicados a un mismo tema, de ahí las diferencias abismales entre películas que parecen seguir un mismo patrón argumental. Pero creo que conviene recordarlo para intentar analizar por qué esta película, de apariencia sencilla, de chico conoce chica, ha podido ganarme por completo. Evidentemente la culpa la tiene Abel Ferrara y su particular mirada, su enfoque directo hacia el amor en un ambiente peligroso y marginal. Pero lo que es digno de estudio es la conexión lograda entre los dos chavales, de un realismo incuestionable, guiados por un amor puro, casi literario, empapados de inocencia y de los impulsos imprecisos que se tienen a esa edad.

Confirmamos también las alusiones a la obra de Shakespeare (con paralelismos evidentes, aunque la especie de actualización de la historia de Romeo y Julieta me acaba pareciendo lo de menos, ya que trasciende y termina siendo mucho más que eso). Me atrevería a decir que muchos directores que tocasen un tema así o tuviesen entre manos una propuesta similar serían incapaces de retratar la relación entre los dos protagonistas como se merecen y como hace Ferrara, con tanto respeto y admiración. Cualquiera se recrearía en el lado violento, y aquí se muestra y mucho, pero con distancia, sin agredir y estableciendo a la perfección el equilibrio adecuado.

En general, el cine de este cineasta, sencillo pero nada convencional, en ocasiones roza lo inverosímil, pero sigue siendo creíble, no desconectas de la película a pesar de mostrar comportamientos que pueden parecer salidos de tono. ¿Por qué? Lo desconozco. Puede radicar en no tomarse en serio ciertos aspectos o conductas, o en que es autoconsciente, y además teniendo la capacidad de mostrarlo, de aclarar no sé muy bien de qué forma que sabe lo que hace y que todo se mantiene en perfecta armonía. Noto complicidad entre el cineasta y el espectador, respeto, y me sorprende percibir humildad e inteligencia en una película de estas características.

En una escena preciosa de la película, Tye le hace saber a Tony mientras están abrazados, solos y lejos algo así como que desearía no regresar nunca. He visto poco cine de Abel Ferrara y desconozco su concepción en cuanto a las relaciones o su grado de preocupación en aludir a la obra de Shakespeare, pero por lo menos en esta película ese gesto me ha parecido de una simpleza, sensibilidad y un sentido del romanticismo que hacen hasta daño.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica