arrow

Qué les pasa a los hombres (2009)

Qué les pasa a los hombres
Trailer
5,3
17.149
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ambientada en Baltimore. Historias cruzadas sobre el amor y el comportamiento humano: una mujer se siente confusa en una sociedad más obsesionada por la tecnología que por el contacto humano, otra mujer se ve atrapada en un rutinario matrimonio, un hombre intenta conquistar a una mujer que tiene un amante, una joven vive obsesionada intentando propiciar encuentros accidentales con el hombre de sus sueños. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
He's Just Not That Into You
Duración
129 min.
Estreno
4 de septiembre de 2009
Guion
Marc Silverstein, Abby Kohn (Libro: Greg Behrendt, Liz Tuccillo)
Música
Cliff Eidelman
Fotografía
John Bailey
Productora
New Line Cinema / Flower Films
Género
Romance Comedia Comedia romántica Historias cruzadas
5
¿Qué nos pasa a las mujeres?
Se puede decir que el género femenino a nivel global ha evolucionado bastante desde los tiempos en los que cazar un marido atractivo y con presupuesto era el sueño para toda chica soltera que no llegase a los treinta. Yo diría que ahora somos más fuertes, más activas, más independientes y autosuficientes, pero de alguna manera, el gen cazamaridos no acaba de morir del todo, retransmitiéndose de madres a hijas como una herencia universal que se viene legando, junto con las perlas de la abuela, desde el principio de los tiempos. Dicho gen quizás sea responsable de que, mientras las mujeres cambiamos hacia otras formas mutantes de vida, las comedias románticas sigan dirigiendo el misil pro-boda a la parte más desprotegida de nuestras feminidades. Y la cosa debe funcionar porque así seguimos.

Esta pastelada de Ken Kwapis no está demasiado mal. Tomando como referencia el modelo de amoríos cruzados de Love Actually, aunque mucho menos diversa, nos presenta las visicitudes sentimentales de varias parejas WASP de impecable fachada y aún más impecable nivel de vida. Personajes-modelo, que identifican a varios tipos de conflictos o espectadores, pero que no son nada por sí mismos, como es de rigor porque no nos representan a nosotros sino a determinados estados amorosos de nuestras vidas.

Están casi todos: el tipo simpático enamorado de su mejor amiga que a su vez está liada con un capullo; la pareja en crisis matrimonial; la que lleva viviendo cien años con su novio y está emperrada en casarse...No queda mucha parcela por cubrir.

Entre mucho diálogo relleno de tópico sentimental y literatura chick-lit, tenemos un puñado de conocidísimos actores haciendo lo que pueden sin que esto sirva para mucho. Destacan Scarlett Johansson, que interpreta muy bien ese registro de chica vulnerable-mujer fatal que sólo lleva haciendo tres mil películas y Ginnifer Goodwin, un encanto de chica. En un nivel superior se encontrarían Jennifer Aniston, que vuelve a sorprenderme desmarcándose como una actriz "seria" muy a tener muy en cuenta y Justin Long, un tipo que, además de llevar genial su vacío personaje, por alguna extraña razón me siempre me ha dado un morbo brutal. En el lado negativo, Ben Affleck, que al contrario que el vino, no mejora con los años y Jennifer Connelly a la que al parecer no informaron de que esto era una comedia romántica y no un documental sobre funerarias.

La película es entretenidísima y más o menos da lo que se puede esperar de ella, que no es mucho. Pero como estudio psicológico sobre la inmutabilidad de las ambiciones románticas femeninas, es digna de repaso. Aseguro, eso sí, un rato super ameno, un acabado amoroso muy satisfactorio y una evasión más que aceptable. A verla si es posible sin novio que luego sacan ideas raras.
[Leer más +]
105 de 128 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
I'm not that into this...
Un relato coral de enamoramientos y desenamoramientos; un manual, como está muy en boga en estos días, sobre relaciones y vínculos en forma de largometraje. En definitiva, un film que intenta dejarnos un conocimiento durable y universal sobre las relaciones amorosas. Entre una escena y otra, algunas grandes nociones sobre los vínculos son representadas y re-representadas y re-re-representadas. Aunque especialmente, Kwapis tiene mucho para decir sobre el género femenino.
Aquí presentamos algunos de los saberes que podemos tomar de este impecable manual:

- Nadie expresa lo que siente.
- Nadie es honesto con su pareja.
- Todas las mujeres son "reinas del drama", todos los tipos son "insensibles".
- Cualquier cosa en tu celular, tu mail, tu red social o tu contestador, es más importante que la gente que tengas enfrente.
- Las mujeres creen más o menos cualquier cosa que les digan.
- Las mujeres son naturalmente superficiales y cholulas.
- Casarse es el único destino sano para una pareja seria.
- Las mujeres deben festejar si un tipo gusta de ellas o si les devuelven un llamado o si al menos les prestan atención.
- Que a ellas el tipo les interese o no, les guste o no, es algo irrelevante.
- Las mujeres tienen que aceptar "lo que venga", porque lo importante es casarse y no estar sola.
- Los gays son grandes consejeros sobre relaciones heterosexuales.
- Las mujeres son culpables si quieren estar con un tipo y él no (porque leyeron mal las "señales"); pero son culpables también si un tipo quiere estar con ellas y ellas no (porque prometieron algo que no cumplen).

Como una suerte de hipótesis general, la película nos deja un manojo de relaciones que sólo tienen para mostrarnos fragilidad, incertidumbre, apatía, descontento, desamor, falsedad, engaño e incomodidad.
En definitiva, "He's Just Not That Into You" no es más que una película sobre reglas a seguir para conseguir lo que se "debe tener": lo que es socialmente aceptado (para los mujeres, casarse rápido, sin dudas; para los tipos acostarse todo lo que puedan) y sobre "señales": esa gran actitud, cada vez más difundida, de interpretar, leer, descubrir o investigar lo que sienten los demás mediante una lógica criminológica. Descubrir en los pequeños actos, en las acciones no reflexivas, en los actos fallidos, las ausencias, las inflexiones, los movimientos de las manos, los tics nerviosos, los mensajes, las miradas y el color del pelo, si la gente te quiere. ¡Abajo el diálogo, la comunicación y la cercanía! ¡Abajo el encuentro y la pasión! ¡Todos juntos por un mundo frío, neo-conservador y elitista!
[Leer más +]
36 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil