arrow

La bruja (2015)

La bruja
Trailer
6,1
21.040
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Nueva Inglaterra, 1630. Un matrimonio de colonos cristianos, con cinco hijos, vive cerca de un bosque que, según las creencias populares, está dominado por el mal. Cuando el hijo recién nacido desaparece y los cultivos no crecen, los miembros de la familia se rebelan los unos contra los otros: un mal sobrenatural les acecha en el bosque cercano. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Witch
Duración
92 min.
Estreno
13 de mayo de 2016
Guion
Robert Eggers
Música
Mark Korven
Fotografía
Jarin Blaschke
Productora
Coproducción Estados Unidos-Canadá-Reino Unido; A24 / Code Red Productions / Pulse Films / Scythia Films / Rooks Nest / Maiden Voyage Pictures / Mott Street Pictures
Género
Terror Siglo XVII Brujería Religión Drama psicológico Cine independiente USA Familia
7
La caida
La Bruja es una vuelta del género de terror a unos origines que muchos echábamos ya de menos. Seguro que no soy el único al que las películas de "jump scares" o sustos a lo Insidious le empezaban a cansar el alma. Al fin y al cabo, son todas iguales, ¿no? Una trama que podría escribir mi sobrina pequeña, música de tensión y susto barato cada X minutos. Son películas hechas con plantilla que, en fin, me empiezan a sobrar. La Bruja está más en la línea de La Profecía (1976), en la que es la existencia del Mal, con mayúscula, la absoluta certidumbre de su presencia, la que es aterradora y no tanto un tío feo que aparece de la nada. Esta rodada con plano/contraplano en su completitud pero se disculpa su simpleza de recursos por lo efectivo que es el resultado narrativo. Excelentes actuaciones de todos ellos, incluida la cabra, (especialmente la cabra).

El resto de la crítica es básicamente una teoría que contiene spoilers así que sigue abajo.
[Leer más +]
291 de 322 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El bosque
Parece mentira que "La Bruja" sea en realidad el debut de Robert Eggers, porque es una película tan obsesionada con los detalles, con construir una atmósfera en base al encuadre perfecto y el uso de las herramientas que da el medio que parece creada por un veterano que lleva bastante más tiempo trabajando en la industria. Ganadora del premio a la mejor dirección en Sundance, su premisa no podría ser más sencilla pero es su ejecución lo que la eleva mucho más allá. Y es que pensándolo en frío, "El exorcista", "Al final de la escalera" o "Expediente Warren" no contaban con puntos de partida en absoluto revolucionarios pero fue todo lo demás lo que las ha convertido en lo que son a día de hoy, clásicos del cine de género, terror, fantástico o sobrenatural, lo mismo da, porque al final todo son simples etiquetas.

"La Bruja" arranca cuando una familia es expulsada de una colonia y se instala en una pequeña granja donde viven el día a día para servir al Señor. Su fe es lo que domina su entorno y en esas férreas ideas de lo correcto -e incorrecto- es donde comienza a cimentarse la atmósfera que poco a poco va adquiriendo capas de profundidad hasta llegar a ser densa como una capa de niebla. Por sus imágenes se filtran "La cinta blanca" de Haneke, en ese acercamiento a la violencia infantil casi inocente, y sobre todo a "El Bosque" de Shyamalan, contando la historia como un cuento oscuro que no olvida la iconografía de Hansel y Gretel y otras historias que involucran la brujería como parte de su relato.

Lo que hace que todo funcione es, incuestionablemente, la forma. El cómo se lleva a cabo cada uno de los aspectos fundamentales de la narrativa, desde la presentación hasta el desarrollo de los personajes, la construcción de la tensión, la inteligencia con la que cada hecho de la historia acaba engarzando con otro aspecto decisivo, cómo utiliza a cada personaje para crear nuevos focos de interés, y esa bruja, personificación de lo prohibido, que adquiere la forma que cada persona quiera darle en base a las necesidades. Es un film mutable, clásico en la forma pero muy actual en la forma en que juguetea con las herramientas a su disposición para crear mecanismos y puntos de interés. Y esconde uno de los mejores finales que ha dado el cine fantástico en muchos años, quizá, el más impactante desde aquel que Lars Von Trier ofreció en su "Melancolia" (insisto, por fuerza expresiva; en lo argumental no tienen nada que ver). Es cierto que "La Bruja" no es una película de terror per se, de sustos. Pero tampoco lo pretende, es un drama psicológico que usa el género como excusa para construir a sus personajes. Es gran cine. Y por eso merece tanto la pena.
[Leer más +]
191 de 230 usuarios han encontrado esta crítica útil