arrow

Scream 4 (2011)

Scream 4
Trailer
5,1
14.035
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuarta entrega de la popular saga de terror "Scream". Sidney Prescott ha logrado olvidar los asesinatos cometidos en Woodsboro. Diez años después, convertida en una escritora de éxito, vuelve a su pueblo natal con motivo de la gira de promoción de su nuevo libro. Pero su regreso irá acompañado de una nueva ola de crímenes perpetrados por un viejo conocido: Ghostface. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Scream 4 (SCRE4M)
Duración
111 min.
Estreno
20 de abril de 2011
Guion
Kevin Williamson
Música
Marco Beltrami
Fotografía
Peter Deming
Productora
Dimension Films
Género
Terror Thriller Intriga Slasher Sátira Comedia negra Secuela Asesinos en serie
Grupos  Novedad
Scream
9
UN REGALAZO DIRECTO AL CORAZÓN
Diez años y pico han transcurrido desde la hasta ahora última entrega de la saga que muchos declararon ya moribunda en aquel entonces. Y el grandísimo genio y saber hacer de Wes Craven, uno de mis directores favoritos al que no perdoné su última cagada, My soul to take, resucita, vuelve de entre los no muertos y remata con una Scream 4 fantástica desde cualquier punto de vista.
La primera entrega, la original, escrita por K. Williamson en el 96 revolucionó el concepto de cine de terror, del slasher más comercial, sentando unas reglas básicas que ha ido desmontando en las entregas sucesivas, trasladadas del Woodsboro inicial a la universidad y a Hollywood.
Y no sólo resucita Craven, sino que lo hace acompañado del cast original, una Neve Campbell por la que los años no pasan, sigue igual de sosa y afortunada a la hora de recibir la puñalada que muchos fans ansiamos, Courteney Cox (ex-Arquette) haciendo una Gail Weathers recauchutadamente adorable y un David Arquette de Dewey estupendo. A estas "glorias" del ayer se suma un reparto fantástico que renueva la sangre coagulada de la saga, destacando Hayden Panettiere, para comérsela, mucho más que en su papel de Héroes, Emma Roberts, de sobrina robaplanos y el pequeño de los Culkin, siniestro como siempre.
Y lo bueno de Craven es que nunca se ha acabado de tomar en serio esta saga, los chistes, las referencias y auto-referencias, los guiños cinéfilos desde el clásico El fotógrafo del pánico hasta los más recientes remakes de Aja, siguen presentes para gusto y degustación de cualquier fan.
"Nueva década, nuevas reglas", dice un personaje sabiamente en la peli. Para Craven, en definitiva son, gracias a Dios, las mismas: entretener, asustar y apuñalar. Aaaay, cómo echaba de menos el sonido de la cuchilla...
Lo mejor: Wes sigue en forma. Stab 7... ¿Por qué no Scream 7?...
Lo peor: Miércoles 20 de abril. Primera sesión, 16:00 horas. Nadie en la sala. Al lado, Torrente, también 4, hasta la boca... ¿Pero qué pasa?... ¿Pero qué invento es este?
[Leer más +]
103 de 146 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
«You forgot the first rule of remakes: don’t fuck with the original»
En tiempos en los que el slasher parecía agotado con la franquicia de “Destino final”, con remakes con instinto desesperado de reboot de “Viernes 13”, “Halloween”, “Pesadilla en Elm Street” o “La matanza de Texas” y cuando un bodrio como “Club desmadre” tiene las mejores ideas del género… que suenen las alarmas. Sobre todo cuando una franquicia explícita y gore como “Saw” se ha apoderado del terror en las salas de cine.

La puerta abierta al final… de “Scream 3” simbolizaba la superación de Sidney ante ese temor que la había perseguido toda la trilogía. Sin temor y sin miedo. ¿Por qué, entonces, ronda ese espectro y resurge el fantasma y Ghostface en “Scream 4”? Tal vez la franquicia deba volver a tiempos en los que el slasher creaba esa actitud que hemos visto en todas las exhibiciones adolescentes de Scream. “Scream 4” tiene que ser vista y vivida con la misma expectación que “Scream: Vigila quién llama” dentro del contexto actual bajo fórmulas y conceptos agotados. Es, simplemente, una puñalada y toque de atención al género actual con las armas que dispone Wes Craven dentro de su franquicia y siguiendo la estela narrativa de “Scream: Vigila quién llama”. Un juego de los personajes veteranos, que han compuesto toda la franquicia, frente a las nuevas generaciones ansiosas de poder, fama y vivir a su costa sin hacer nada más que copiar y joder el concepto original. Aunque, un inciso y puñalada: ¿Se desarrollará una hipotética “Scream 5” en un geriátrico con unos viejunos Campbell, Cox y Arquette perseguidos por un Ghostface con andador?

Descubrimiento: ‘Robert Rodriguez’ filmó ‘Stab 1’ aunque no nos lo enseñaron en “Scream 2”… Son partes de la lluvia de guiños, clichés y reglas. Nueva década, nuevas reglas. Se acabó decir ‘Enseguida vuelvo’ porque ahora ‘La nueva manera de sobrevivir a una película de terror moderna es siendo gay’. El psico-gore pasa por el streaming y el vídeo-blog a tiempo real: perpetuidad a golpe de bits. De nuevo se define a sí misma como en las partes anteriores: menor que una precuela y mayor que un remake.

¿Cómo afectan las redes sociales a los slasher? La información llega antes a las masas que a los periodistas. Once años después de los móviles pedruscos de “Scream: Vigila quién llama” (Ghostface los podría haber utilizado como arma asesina) hasta “Scream 4” como transcurso donde mirar el género mediante la tecnología.
¿Por qué merece la pena “Scream 4”? Pues porque el cine-club del instituto es realmente lo que puede salvar a los protagonistas o matarlos. El cine vuelve a ser el arma o la vía de escape para sobrevivir.
Más sangrienta pero sin la acidez necesaria desprende una gran verdad: ahora nadie lee libros y no se necesitan amigos sino fans. Llega la gran mentira o la gran verdad en forma de moraleja y aviso al género: ‘la primera regla de los remakes es no joder al original’.
¿Alguien sintió la puñalada al otro lado de la pantalla?
[Leer más +]
35 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil