arrow

El gran baño (2018)

El gran baño
Trailer
6,1
409
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En plena crisis de los cuarenta, un peculiar grupo de hombres decide formar el primer equipo nacional de natación sincronizada masculino. Desafiando estereotipos e ignorando la incomprensión de los que les rodean, se sumergen en una insólita aventura que les llevará a hacer frente a las dificultades y a sacar lo mejor de si mismos gracias a la ilusión y el trabajo en equipo.
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Le grand bain
Duración
110 min.
Estreno
11 de enero de 2019
Guion
Gilles Lellouche, Ahmed Hamidi, Julien Lambroschini
Música
Jon Brion
Fotografía
Laurent Tangy
Productora
Les Productions du Trésor / Chi-Fou-Mi Productions / TF1 Films Production / Canal+
Género
Comedia Natación
7
En dos palabras: Buena y disfrutable
"El Gran Baño" ha sido el gran éxito de la taquilla francesa a finales del 2018. La verdad es que es un film que se deja ver con una sonrisa, aunque tampoco es que sea una comedia al cien por cien, ya que contiene momentos, situaciones algo dramáticas. Nos encontramos delante de la ópera prima, del primer largometraje, del también actor Gilles Lellouche (Cosas de la edad, C'est la vie!), que también hace las veces del autor del libreto. Vamos, que es el guionista. El reparto lo encabeza Matthieu Amalric (Los fantasmas de Ismael, Bella durmiente) y junto a él podemos a ver, entre otros, a Guillaume Canet (Pequeñas mentiras sin importancia, Perdido), Benoît Poelvoorde (El nuevo nuevo testamento, y que también está genial en la película dirigida por Dany Boon titulada Nada que declarar), Virginie Efira (Elle, Un hombre de altura) y Leïla Bekhti (Todo lo que brilla, El Rehén).
Haz lo que debas para sentirte mejor y pasa de lo demás, de los que digan que harás el ridículo y no lo conseguirás. Tal vez lograrás alguna sorpresa por el camino. Hay muchos que comparan este film de Lellouche con Full Monty, la llaman la Full Monty francesa, más que nada por lo de tener en el reparto a unos hombresque ya han superado los cuarenta, algunos han perdido la perspectiva de su futuro, otros se les ve algo deprimidos, y que, sin quererlo ni beberlo, se meten en algo que no está hecho para ellos. En aquella película dirigida por Peter Cattaneo era haciendo striptease y aquí nos encontramos con un grupo de tipejos, poco atléticos, metidos en la natación sincronizada. Bien es cierto que hay escenas rozando la vergüenza ajena, que no el ridículo (los actores se puede decir que se lo trabajan muy bien en todas las escenas), pero en líneas generales, la película es buena y disfrutable. Además, junto a la partitura compuesta por Jon Brion, han metido en la banda sonora algunas canciones muy buenas, en mi opinión, como son: Everybody wants to rule the world de Tears for Fears y Easy Lover de Phil Collins y Philip Bailey. Mi nota final es de 7/10.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La geometría del fracaso
No voy a mentir. Cuando me tocaron dos entradas gratis para ir al cine y tenía que decidir qué película ver esta no era ni la primera ni la segunda opción. Sin embargo, decidí darle una oportunidad porque a veces el mejor cine es aquel que sin grandes pretensiones, nos cuenta historias cotidianas que podrían ocurrirnos a cualquiera de nosotros.

Esa es la gran virtud de ‘’El gran baño’’ narrar una historia de personajes que rondan o superan los cuarenta años y que se encuentran a la deriva. Soledad, depresión, fracasos sentimentales o laborales, inadaptación a la sociedad, desesperanza, tedio y desilusión general. Todos estos personajes que son los particulares parias de su círculo social se verán reunidos en un club muy especial de natación sincronizada masculina(un deporte que siempre se ha asociado al ámbito femenino) y en ese particular espacio encontraran un oasis de felicidad y de unión, que les proporciona la oportunidad de poder superarse así mismos.

Porque no nos equivoquemos, el largometraje de Gilles Lellouche nos dice que no importa la edad, la clase social o los sueños truncados. Todos somos unos fracasados. En el fondo nadie está satisfecho con lo que le ha tocado. Cada uno de nosotros es alimentado a diario por pequeñas miserias cotidianas que nos hacen realmente infelices y nos obligan a compararnos constantemente con el resto y sentirnos infravalorados. Y es justo aquí donde surge esa forma geométrica condenada a no encajar pero que consigue abrirse paso a través de los obstáculos. Este grupo de hombres cuya condición física y social no es la ideal intentara demostrarse así mismos y a los demás que un simple pasatiempo puede representar una última oportunidad para rozar el éxito y alcanzar el reconocimiento general.

No obstante, ni siquiera eso es realmente importante en la cinta. El equipo de natación sincronizada masculina que es liderado por una ex alcohólica y una paralitica con muy mal humor nos mostrara que lo realmente importante es dar lo mejor de ti en cada cosa que haces e ignorar lo que opine el resto. Porque la verdadera felicidad surge de la superación personal y de la pasión que usas para vivir.

Uno de los grandes aciertos de la cinta es rozar los límites de la comedia y el drama, haciendo que situaciones dramáticas nos resulten cómicas y viceversa. Amparada por el gran trabajo de actores como Philippe Katerine, Guillaume Canet, Mathieu Almaric o Virginie Efira la cinta alcanza un clímax perfecto y consigue un resultado muy digno.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil