arrow

El príncipe de Egipto (1998)

El príncipe de Egipto
Trailer
6,4
68.746
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La productora DreamWorks -creada por Steven Spielberg, Jeffrey Katzenberg y David Geffen- fue la responsable del lanzamiento a nivel internacional del primer film de dibujos animados de gran calidad por parte de un estudio ajeno a la Walt Disney Pictures. En el antiguo Egipto, hace miles de años, el faraón Seti ordena la muerte de todos los recién nacidos judíos. Una madre, desesperada, coloca a su hijo en una cesta y la deposita en el Nilo. Las aguas la conducen río abajo hasta la orilla donde la hallará la reina. El niño era Moisés y fue educado como hermano de Ramsés, el heredero del trono. Sin embargo, cuando, años después, se descubra el origen hebreo de Moisés, los hermanos se distanciarán. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Prince of Egypt
Duración
99 min.
Estreno
18 de diciembre de 1998
Guion
Philip LaZebnik
Música
Hans Zimmer (Canciones: Stephen Schwartz)
Fotografía
Animation
Productora
DreamWorks Animation / DreamWorks
Género
Animación Musical Aventuras Antiguo Egipto Religión Biblia Cine familiar
Grupos  Novedad
DreamWorks Animation (Películas)
9
Impresionante.
Normalmente Dreamworks hacía películas bastante mas adultas que Disney. Y digo hacía porque ahora ya nadie hace películas para los nanos. Ni unos ni otros. Hasta al chiste mas tonto le encuentro un sentido oculto y no apropiado para párvulos. Eso por no hablar de argumentos cada vez mas complejos donde poner una bruja y una princesa ya no está de moda. Oye, y no me quejo, para mi mejor. Que los crios no encuentren animación para ellos, es otro tema. Al fin y al cabo las productoras se forran tanto o más que antes, porque a los mas pequeños se suman los mayores que son quienes verdaderamente disfrutan con el genero. Sherk está ahi y yo no lo inventé.

Pero centrándome, hago esta introducción porque creo que El príncipe de Egipto fue la primera película de dibujos (junto con el Jorobado de Notre-Dame) de la que salí convencida que ni por asomo era para crios. No por tener violencia o algo así, (alguna escena desagradable hay pero sin importancia) sino por tratar temas que en mi opinión son demasiado complejos, sentimientos que, en muchas ocasiones, a los que ya llevamos tiempo recorrido nos cuesta explicar, racionalizar, o aceptar. Mas cositas sobre esto en el spoiler.

El príncipe de Egipto es un absoluto festín del que no se puede separar la vista ni un momento. Con unas secuencias impresionantes, que casi parecen reales; unas escenas grandiosas; recreaciones de palacios, templos, desiertos, que dejan anonadado al pobre espectador que piensa que ha ido a ver una película chorra sobre la vida de Moises.
La música es de las mejores que recuerdo en años. Nada que envidiarle a la Disney. Ni mucho menos. ¡Que vuelvan las canciones a las películas de animación si son como estas!
Una historia bien adaptada, que refleja sin grandes complicaciones uno de los pilares de la fe judia y cristiana.
Y por encima de todo, ¡personajes de verdad! ¡Reales! Ni malos, malísimos, ni buenos tontos.
Absolutamente recomendable, eso sí: si ya has cumplido por lo menos los 14.
Es una de mis favoritas.
[Leer más +]
65 de 72 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Lo mejor que ha parido Dreamworks
Qué irónico que todas las alabanzas a Dreamworks, compañía que nació con la intención de hacer sombra a la todopoderosa Disney, sean para Shrek y su saga de calidad dudosa.
El Príncipe de Egipto no es sólo la mejor cinta de este estudio, también es un film que puede hablarle a la cara a los grandísimos clásicos de Disney sin vergüenza alguna.
La BSO a cargo de Hans Zimmer (premiado con un Oscar por El Rey León) y Stephen Scwarthz (premiado por Pocahontas con Menken y nominado, junto a Menken de nuevo, por El Jorobado de Notre Dame) es impactante, con pasajes de asombrosa belleza (la escena introductoria se te "clava" en las retinas y te eriza la piel) y momentos realmente emotivos (el encuentro entre Moisés y Dios).
Al ser un tipo de animación lejana al concepto infantil que, desgraciadamente va asociado a este tipo de cine (os invito a leer entre líneas en muchos de los films Disney y de otras compañías, os sorprenderíais) su taquilla no fue lo que mereciera ser, pero al menos existe un nutrido grupo de cinéfilos que saben valorar como es debido este grandísimo producto.
Para concluir "el espectáculo" y poner el broche final, se recurrió a dos de las voces más grandes de la música para el tema principal (igualmente impresionante) "When you believe", siendo el ganador del Oscar a mejor canción.

Muy muy recomendable, una pena que Dreamworks no siguiera por esos derroteros.
[Leer más +]
38 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil