arrow

Hairspray (2007)

Hairspray
Trailer
5,8
18.094
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tracy Turnblad (Nikki Blonsky), una chica cuya única pasión es el baile, sueña con participar en "El Show de Corny Collins", el programa de baile más importante de Baltimore. El único problema de Tracy es que tiene una figura más bien generosa, cosa que le recuerdan siempre su novio y su dominante madre. Pero nada detendrá a Tracy, pues está segura de que ha nacido para bailar... Remake del musical "underground" de John Waters. Esta versión se basa en un adaptación de Broadway del año 2002 de gran éxito que consiguió 8 premios Tony. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Hairspray
Duración
107 min.
Estreno
14 de septiembre de 2007
Guion
Leslie Dixon (Obra: Mark O'Donnell. Remake: John Waters)
Música
Marc Shaiman
Fotografía
Bojan Bazelli
Productora
New Line Cinema
Género
Musical Comedia Remake Años 60 Racismo Baile
"La película se sustenta en la música (...) como trama en sí es de una cortedad tremenda, con una ingenuidad irreal hasta el paroxismo. (...) Puntuación: ★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
8
You can't stop hairspray
Este desenfadado musical ha sido la luz que marca el final de ese largo y oscuro túnel que está siendo el año 2007, porque seamos sinceros, no está siendo un año muy lucido en cuanto a calidad de películas.
Hairspray no echa por tierra ninguna de las expectativas creadas por los trailers promocionales. Un musical es un género muy difícil, ya que está sostenido por el talento de sus intérpretes y no por efectos especiales hechos por ordenador, y Hairspray eso lo cumple al 100% y sin recargar coreografías y puestas en escena, puesto que la película destila una sencillez que deja al descubierto el talento de todos y cada uno de los actores de la película.

John Travolta sigue demostrando que los musicales se le dan de miedo, y mejor aún con una caracterización como la que aquí nos muestra. Asistimos también a la resurrección de Michelle Pfeiffer con una notable actuación de la mala del film. Y fantásticos también los actores que interpretan a Tracy y sus amigos, toda una sorpresa.

La dirección de Adam Shankman es buena por la sobriedad que le otorga al conjunto, Hairspray sería un buen punto de renovación para alguien que solo ha hecho comedias facilonas made in America.

El éxito de esta película demuestra que el género de los musicales sigue en la cresta de la ola y que sigue siendo rentable. Aunque haya gente que diga que son cursis, lo que nadie puede negar es que una buena música cantada y bailada con clase gusta a todo el mundo sin excepción.
[Leer más +]
49 de 62 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Viva la laca
No sé si será buena, pero me ha encantado: mucho mejor que la oscarizada “Chicago” al carecer de sus ínfulas y no pretender nada más (¡y nada menos!) que llenarte de positivismo y pasión por vivir.

No sé si cabe hablar en profundidad de sus temas serios (la auto-superación, el peso de las apariencias, el racismo…) porque el tono que domina la película es el festivo.

Qué ganas te entran de ir a ese Baltimore sesentero tras el número musical inicial… las mismas ganas que te entraban de ir a aquella provinciana Rochefort, por mucho que aquella Catherine Deneuve también sesentera cantase su aburrimiento y su deseo de marcharse a París.
“Goood mooorning Baaaltimooore…” qué maravilla!!

El (correcto) director es el (brillante) coreógrafo Adam Shankman, y a su habilidad coreográfica colaboran los geniales actores, especialmente los más jóvenes:
Impresionante la desenvoltura debutante de la regordeta Nikky Blonsky, maravillosamente secundada entre otros por Zac Efron.

Auténticas revelaciones estos chicos, aunque no es que los veteranos estén mal:
La recuperada (y guapísima) Michelle Pfeiffer brilla como mala malísima, y John Travolta regresa al musical tras la penosa “Staying Alive” haciendo el papel que el travesti Divine desempeñaba en la peli original de Waters, con menos energía que Divine y más cercano al transformismo grotesco de Eddie Murphy, pero con geniales momentos en cuanto a su renacer y su liberación de su oronda represión doméstica.
Algo de “Grease” tiene por cierto esta peli musical de amores de instituto, ya que hablamos de Travolta…

Si algo me molesta de ella (siendo quisquilloso, porque ya digo que me ha encantado) es ese punto de “no sabemos de esto y de aquello, pero somos la mar de divertidos…”
No, no, señores… se puede ser la mar de cachondo, y al mismo tiempo tener idea de esto y de aquello: el intelecto no va en contra de lo lúdico, y me molesta un poco esa tendencia a contraponer uno y otro aspecto como si fueran excluyentes: ¿Es demasiado pedir bailar y pasármelo teta… y después pretender tener algo de qué hablar cuando se pase la euforia?
[Leer más +]
32 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1