arrow

Si fuera fácil (2012)

Si fuera fácil
Trailer
5,4
5.962
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Pete (Paul Rudd) vive con su esposa Debbie (Leslie Mann) y sus dos hijas: Charlotte (Iris Apatow), de ocho años, y Sadie (Maude Apatow) de trece. Al mismo tiempo que lucha por mantener a flote su discográfica, con problemas económicos, tanto él como Debbie deben aprender a perdonar, a olvidar y a disfrutar de la vida... Spin-off de 'Lío embarazoso' (Knocked Up, 2007). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
This Is Forty (This Is 40)
Duración
134 min.
Estreno
22 de febrero de 2013
Guion
Judd Apatow
Música
Jon Brion
Fotografía
Phedon Papamichael
Productora
Universal Pictures / Apatow Productions
Género
Comedia Spin-off Familia
6
Judd Apatow no te lo quiere poner fácil
Judd Apatow, con los cuarenta superados, se vale de un spin-off para mostrar la crisis creativa-existencial de un matrimonio con hijos al llegar a los 40. Los fans/haters de “Hazme reír (Funny People)” no cambiarán ni un ápice su punto de vista después de disfrutar/padecer “Si fuera fácil”. Si fuera fácil, Apatow lo pondría fácil… pero prefiere ser fiel a sí mismo cueste lo que cueste. Aquí hay mucha referencia a pollas, coños y la obsesión por el sexo el primordial. A mucho les parecerá hasta desagradable y vulgar, considerarán la película demasiada larga y la renombrarán como ‘This is 40 minutes unnecessary’. Las concesiones que tiene que hacer el espectador son difíciles: pasan por retener y quedarse con la esencia y algunos y brillantes momentos del conjunto.

La familia norteamericana ha cambiado, el sueño americano ha cambiado y, en definitiva, todo ha cambiado. Los catalizadores de nuestra sociedad (como extensión de la estadounidense) abarcan desde “Lost” (o la serie de ‘culto’ de moda) a internet en cualquier concepto físico. La interconexión emocional ha dejado de ser física y la confianza da asco. De nuevo Apatow toma el pulso de su largometraje como un completo tour de force y catarsis mediante la sinceridad propia a través de sus personajes, improvisación filmada en largas secuencias y cuasi-seguramente un buen arsenal de retazos biográficos con la ayuda de la participación en pantalla de su mujer e hijas en la vida real. La base no va más allá de la crisis de los cuarenta y de replantearse el camino hacia la inmadurez de un personaje tan inmaduro como el patriarca, que interpreta Paul Rudd siendo el átler ego de Apatow. No sé si dentro de 20 años se reivindicarán películas como “Hazme reír (Funny People)” y “Si fuera fácil (This is 40)” como lo más cassavetiano, en tono cómico, de principios del Siglo XXI, o si Leslie Mann será considerada la nueva Gena Rowlands de la comedia norteamericana. Lo que (me) interesa, por encima de la dilatación innecesaria de un filme que podría encajar en moldes de película-familiar-directa-a-DVD-o-televisión-de-90-minutos, es de nuevo esa simbiosis de realidad y ficción con cameos como los de Graham Parker, Ian Laperrière, Billie Joe Armstrong o Ryan Adams en universos colindantes a los del cineasta.

Que le falta tijera y una mayor carga dramática para que perdure el conjunto es evidente, así como que podría rentabilizar mejor sus bazas cómicas y dispersarse menos en secundarios realmente incensarios más allá del cameo/comadreo. Pero el fondo, dentro de esa sobredosis de inmadurez sobre la que se oculta en numerosas capas, es más oscuro y efectivo: estamos acostumbrados a la ficción caduca y no asumir que somos parte de la misma. La generación de los 70, adolescentes en los 80, que se negaron a madurar en los 90 y que dejaron la primera década del Siglo XXI atrás. El tiempo ha pasado y posiblemente nos neguemos a ser conscientes.

“Si fuera fácil (This is 40)” nos habla de pasar de los Pixies a A-ha, de Nicki Minaj a Alice in Chains o que los hijos ahora mantienen a los padres y que los hijos de esos padres les mantienen al día y al tanto en cuanto teconlogía-dependiente se refiere, que el pretendiente de tu hija de 13 años sea un clon de Tom Petty o que al final todo se reduzca a ser como el final de “Lost”: para algunos una auténtica e incoherente mierda existencial y para otro el sentido absoluto de sus vidas. Y sí, nadie quiere ver ya o hablar de Billie Joe Armstrong sino de Ryan Adams. O sea, ¿realmente han cambiado tantos las cosas o no es lo mismo con diferente melodía musical y adorno?
[Leer más +]
28 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Si fuera fácil...lo haría cualquiera.
Hacer comedia no es nada fácil... si lo fuera, lo haría cualquiera. Pero por suerte estamos ante un director y guionista que ha reinventado los cánones de la comedia clásica de una manera magistral. Judd Apatow ha diseccionado muchos de los paradigmas de las relaciones personales desde distintos prismas. En "Virgen a los 40", se atrevía con los primeros escarceos sexuales. "Lío embarazoso", planteaba inquietudes varias acerca de la madurez y el compromiso. "Hazme reír", probablemente la más floja de todas ellas, se atrevía a encarar la muerte y el arrepentimiento desde un punto de vista pseudo-existencialista escatológico que no terminaba de cuajar completamente.

Ahora, con "This is 40", titulada por estos lares "Si fuera fácil" (que más parece una disculpa de los traductores que un título), Apatow indaga en los entresijos de su propia familia y los continuos problemas conyugales que acompañan al matrimonio. Como siempre, lo hace desde ese punto de vista cargado de humor absurdo, por momentos grosero; para terminar cayendo en el moralismo norteamericano predominante. Sin embargo, no dejo de reconocer la facilidad que presenta Apatow para engancharme con sus argumentos y llevarme por dónde el desea. La clave, sea probablemente unos personajes protagonistas que como siempre, están muy bien perfilados, y a los cuales somete a una serie de problemas que, entre chistes guarros y carcajadas sueltas, resultan muy cercanos. Las películas de Judd, destilan humanidad y se antojan muy cotidianas, pese a sus aristas surrealistas. El sexo; las relaciones entre padres, hijos y abuelos; la rutina; los problemas económicos; todos nos resultan familiares y ayudan al director y guionista a conectar con el público obteniendo su complicidad. Lo más curioso del cine de Apatow, es la facilidad que tiene su cine para presentar situaciones que al público le resultan muy familiares, entre tanta hilaridad.

Esa conexión película-espectador, no sería posible sin unos actores protagonistas que generen tanta empatía. Paul Rudd es un animal de la comedia. Un actor dotado de expresividad y emotividad que rapidamente se mete a todo el mundo en el bolsillo. Leslie Mann, Iris y Maude Apatow, son mimadas por la cámara de su marido y padre respectivamente. Se nota, por un lado el cariño de uno al tratar sus personajes; y la profesionalidad de ellas por otra parte, con mención especial para las dos pequeñas de la familia: genuinas a más no poder.

Por desgracia, la galería de personajes secundarios sale muy mal parada de la sala de montaje. A Apatow se le va la mano con el metraje, y pone sobre el mantel personajes insustanciales, que poco o nada aportan a la trama, como es el caso de Megan Fox, a la cual se la presta más atención de la adecuada; o Jason Segel, cuyo personaje no se sabe si está desaprovechado o no, porque sinceramente, parece que pasaba por allí, y decidieron darle un par de escenas, por otro lado bastante cómicas. Entre tanto pasaje de carácter episódico, la película se alarga en exceso, sin encontrar la salida, la cual llega de manera precipitada después de algunos diálogos bastante anodinos.

Sin embargo, ya sea por lo cercana que resulta; por algunos gags realmente memorables (como la venganza del hombre por los embarazos femeninos); por la cantidad de referencias cinéfilas, músicales y de la cultura popular; por los cameos; o simplemente por el rato agradable que hace pasar, "This is 40" resulta una comedia altamente disfrutable, y recuerden que hacer comedia, no es nada fácil.
[Leer más +]
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1