arrow

Dying Breed (2008)

Dying Breed
Trailer
4,8
151
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuatro personas están realizando una investigación acerca del tigre de Tasmania cuando se convertirán en las víctimas de los descendientes de una tribu caníbal... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Australia Australia
Título original:
Dying Breed
Duración
91 min.
Guion
Jody Dwyer, Rod Morris, Michael Boughen
Música
Nerida Tyson-Chew
Fotografía
Geoffrey Hall
Productora
Ambience Entertainment
Género
Terror
5
Cinta australiana de psicópatas rurales.
Dos parejas se trasladan a Tasmania en busca del extinguido tigre de Tasmania, una compuesta por una investigadora cuya hermana murió en una expedición en busca del tigre hace 8 años y su sensato novio y la otra por un descerebrado idiota y su novia, que al contrario de la primera pareja citada que se mueve por intereses científicos, el memo de marras lo hace por el interés puramente crematístico que pudiera tener si consigue cazar una de las citadas piezas.
Tras un viaje en el que se nos muestran verdes y frondosas parajes costeros, llegan a un villorrio poblado de inquietantes lugareños, en el que por todas partes ven alusiones a Alexander Pearce (un legendario recluso que consiguió fugarse, de la prisión que en aquellos tiempos era la zona y que se dice practicaba el canibalismo) y de donde, tras tener algún altercado con los endogámicos lugareños (como convenientemente cuenta la repulsiva dueña del hotel en el que se alojan), parten en busca del bicho.
Todo esto a modo de presentación, a partir de aquí nos encontramos con una pasable película de terror, (que a mi juicio, tarda demasiado en entrar en materia), con su correspondientes lugareños psicópatas, salvajes parajes bien fotografiados, su racioncilla de gore, una voluntariosa dirección y unas actuaciones correctas, en la que la trama fluye a través de un tópico/típico, pero resultón guion, con una atmosfera que entronca con algunas de las ultimas buenas producciones australianas del genero (Wolf Creek, Storm Warning y The Rogue, así que recuerde a vuelapluma), pero varios peldaños por debajo de estas, más que nada por culpa de su limitadilla producción y su ausencia de algún, siempre agradecible en este tipo de films, toque de humor negro y una mayor presencia del tigre de marras, que apenas se deja entrever en algunas partes del metraje.
En resumen, no aporta nada nuevo al género, pero se deja ver, llegando incluso a ser entretenidilla en el tramo final, pese a lo algo grotesco de este.
Tengo en lista de espera una película titulada: The Last Confession of Alexander Pearce de 2008, en la que parece ser se narra las peripecias de este famoso (realmente existió), caníbal australiano, al que se alude en esta que nos ocupa, también australiana y la de que ya les daré cuenta cuando la incluyan en la base de datos de filmaffinity.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Terror de Tasmania
Jody Dwyer nos trae desde Australia un nuevo ejemplo de cine de terror tan prolífico en los últimos tiempos en este país. Lástima que este nuevo producto queda a la sombra de otros de la misma nacionalidad, recientes en el tiempo y de mucha mayor calidad, como es el caso de “Wolf Creek”, “Rogue”…

En esta ocasión la acción nos conduce a lo más profundo de los bosques de la mano de un grupo de cuatro amigos que se adentran en la espesura con la intención de investigar el mítico tigre de Tasmania. Una vez allí, los depredadores más terroríficos no serán los tigres, sino un clan caníbal dispuesto a hacer de ellos… su cena… ¿o quizá algo más?

El film cae en uno de los más típicos errores del cine de terror actual, presentarnos una cuadrilla de jóvenes cuyos caracteres y actitudes no calan en el espectador sino que lo dejan indiferente tornándolo prácticamente a desear que los villanos sean quienes venzan en la historia.

La trama se desarrolla de una manera en exceso típica, nada queda a la sorpresa y muy escasas situaciones se hacen imprevisibles. Apenas si inquieta a la audiencia y ni siquiera la truculencia que promete su cartel es tal, se queda a medio camino y termina siendo un producto un tanto mediocre en su forma y planteamiento.

Si bien algo es destacable en esta producción es, una vez más en un film australiano, la fotografía y los tremendos paisajes naturales donde se desarrolla la acción y que acaban siendo un elemento tan importante como los protagonistas de la película.

En conclusión, muchas son las debilidades de esta producción, muchas sus deficiencias y demasiados su tópicos, mas en su favor diremos que, globalmente, resulta medianamente entretenida, quizá más para una tarde de domingo en el sofá de casa que para una sala de cine. Prescindible.
Enoch
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil