arrow

La guerra de los mundos (2005)

La guerra de los mundos
Trailer
5,7
78.430
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Adaptación de la novela homónima de H.G. Wells. La invasión de la Tierra por los marcianos y la terrible batalla que tiene que librar la humanidad para sobrevivir se centra en una familia americana. Ray Ferrier (Tom Cruise) es un estibador divorciado y un padre nada modélico. Estando sus hijos de visita en su casa, estalla una tremenda e inesperada tormenta eléctrica. Unos momentos después, Ray es testigo de un acontecimiento extraordinario que cambiará su vida y la de los suyos para siempre: una enorme máquina de tres patas emerge del suelo y lo arrasa todo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
War of the Worlds
Duración
116 min.
Estreno
29 de junio de 2005
Guion
David Koepp, Josh Friedman (Novela: H.G. Wells)
Música
John Williams
Fotografía
Janusz Kaminski
Productora
DreamWorks SKG / Paramount Pictures / Amblin Entertainment / Cruise-Wagner Productions
Género
Ciencia ficción Acción Terror Extraterrestres Fin del mundo Remake
Grupos  Novedad
Adaptaciones de H.G. Wells
"Al menos la mitad de la película que nos ofrece Spielberg es asombrosa, desde el mismo espectacular arranque de la historia (...). Luego, cuando a la película le tocaba crecer en el único sentido posible (hacia adentro), la mano de Spielberg ya no resulta tan efectiva..."
[Diario ABC]
8
Las crónicas de Ferrier
Desde que el ser humano adquirió el talento para la fabulación, las historias que han pasado a la posteridad son las de seres excepcionales en situaciones excepcionales. Don Quijote, Hamlet, el Cid... no eran unos tipos corrientes. Su inverosimilitud, su improbabilidad, es lo que les hacía grandes y dignos de crónica. Ray Ferrier es el gran hombre de esta gran historia. Su hazaña es sobrevivir y su mérito, la fortuna. La suerte de sobrevivir es el mejor destino en un mundo en guerra.

La obra literaria original de H.G. Wells y la versión cinematográfica de Spielberg coinciden en un estilo narrativo realista que procura credibilidad a sus planteamientos fantacientíficos. Solo que cada una es hija de su tiempo. A pesar de la universalidad de la guerra, entre 1900 y 2000 han surgido diferencias cualitativas del concepto de la guerra. La guerra moderna se concibe en la ciudad y no hace distinción entre soldados y niños (si acaso, bajas y daños colaterales).

En el libro de Wells el protagonista era un hombre de ciencia que deambulaba en solitario por la desolación de la guerra. En esta película es un obrero de clase baja que huye con sus hijos, un adolescente y una niña. Ray es un padre que desea que sus hijos sobrevivan a la guerra y lo consigue, como suele decirse, de chiripa. Pero también es un adulto que conoce el horror y pretende, a toda costa, preservar la inocencia de los jóvenes. La película de Spielberg refleja la lucha denodada del protagonista por salvaguardar en la niña ese don que él ha perdido irreversiblemente: la inocencia.

Rachel, la inocencia, es invitada por su padre a contemplar el espectáculo atmosférico desde la parte trasera de la casa: “Vas a alucinar”, le dice. Pero cuando se hace patente que el terror absoluto ha aterrizado, Ray, blanco de miedo (y blanco por el polvo de los edificios destrozados, clara y no única referencia al 11-S) toma su mayor determinación, ocultar a Rachel la perturbadora realidad: le pide que no mire hacia atrás, le venda los ojos, le obliga a cantar una canción para que no oiga...
[Leer más +]
125 de 146 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Un reencuentro asombroso / Steven Spielberg toma 23
La guerra de los mundos me dejó perplejo. Hacía veinte años (El color púrpura) que el tipo este me tenía hasta el gorro con su cine efectista y vacío. A muchos les ha horrorizado esta nueva versión de la película y no entiendo el porqué. Spielberg ha logrado en dos horas lo que la mayoría de sus colegas adscritos al género de terror no saben hacer: originar tensión durante todo el metraje a la par que entretener. Desde la primera aparición del trípode no se deja descansar al espectador. Un cúmulo de sobresaltos bien encadenados mantiene tu atención sin que te importe que sea Cruise o Chuck Norris quien salga en pantalla: la secuencia del río, la del mar, el tren en llamas, el coche, el garage con Robbins, la huida de la ciudad, la salida bajo tierra, el avión... etc. etc. etc. y Spielberg aunque parezca mentira, esta vez lo encadena todo de forma notable y manteniendo la tensión. Chapeau.

La película comienza con una presentación que nos muestra al héroe egoísta que es un fracaso como padre. La chorrada tan sólo dura quince minutos, ya que el carrusel de terror da inicio cuando cae el primer rayo. A los que no les gustó la película suelen señalar la secuencia del sótano con Robbins como la mejor. Bueno, cuestión de gustos.

DESTACO la soberbia fotografía. La música de Williams se la hubiese puesto a El exorcista, tremenda!! El montaje ídem. Los efectos especiales de quitarse el sombrero. La secuencia del coche la mejor. La niña perfecta. Y por supuesto, a los dos actores intentado quebrarse como si actuaran en una película muda.

SUSPENDO el minuto final (no pudo aguantarse el chico).

Excelente proposición de Spielberg que recemos continúe en futuros trabajos. 9.5

"¿Sabes quiénes son los que consiguen llegar al hospital después de un accidente? Los que mantienen los ojos abiertos."
[Leer más +]
141 de 189 usuarios han encontrado esta crítica útil