arrow

La bestia de la guerra (1988)

La bestia de la guerra
Trailer
6,7
1.653
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tras completar una misión durante la guerra entre la Unión Soviética y Afganistán, un tanque soviético se aleja del resto del comando y se pierde en mitad del desierto, alejándose cada vez más de la base y a merced de las tropas rebeldes afganas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Beast
Duración
109 min.
Guion
William Mastrosimone
Música
Mark Isham
Fotografía
Douglas Milsome
Productora
Coproducción USA-Israel; Columbia Pictures
Género
Bélico Acción Guerra de Afganistán-URSS
6
Operación Tormenta-333
Guerras ha habido muchas, pero como la invasión de Afganistán por parte soviética muy pocas. Si analizamos los beligerantes ya nos encontramos con aspectos surrealistas. La URSS acude en ayuda del gobierno marxista de la República Democrática de Afganistán, que nos guste o no, era el legítimo. Musulmanes comunistas ya de por sí es una contrariedad. Pero lo más curioso es que se enfrentan a fundamentalistas islámicos que son apoyados al mismo tiempo por países tan distintos como Irán, teocracia chií, China que son maoístas leninistas, Estados Unidos una democracia parlamentaria, que a su vez apoya a Irak en su conflicto contra Irán y por último Pakistán y Arabia Saudí, esta última gobernada por una casa real wahabista sunnita que tiene tensas relaciones con el Ayatolá Jomeini.

Los resultados de la guerra fueron horrorosos para todos. Para los soviéticos a parte de los 30.000 muertos, cientos de miles de heridos, dejó al país tocado y hundido y el régimen desapareció además de una crisis de falta de confianza social que no se ha cerrado aún. Para los afganos todavía peor, un millón de muertos, seis millones de desplazados y una economía de retrocedió a la Edad Media y un gobierno muy débil que terminó en pocos años sucumbiendo ante las facciones integristas talibanes que traería todo lo que vino después y sufrimos en nuestros días.


Llevar por tanto una historia de ese conflicto al cine, no resulta fácil, y mucho más si es de Hollywood y se rueda en Israel. Y sin embargo Kevin Reynolds, el amigo del Costner, logra sacar buena nota.

Los soviéticos no aparecen como seres endemoniados –como aparecían en “Rambo III”, sino como chicos que a miles de km. de sus casas sufren las consecuencias de la vida dura de un conflicto bélico. Incluso hasta el capitán -el niño de los tanques-, aunque perturbado, es un personaje que inunda la pantalla y que tiene una fuerza descomunal.

Tiene escenas muy bien rodadas, de un mérito considerable, como las que transcurren en el blindado, y además el desierto transmite sed, confusión, soledad y terror al mismo tiempo.

Evidentemente no es perfecta, tiene demasiadas imperfecciones como para ser tomada en serio, tanto de documentación como narrativamente. Los muyahidines no iban sólo con rifles de la guerra mundial y motocicletas, sino que contaban con armamento sofisticado como misiles antitanques guiados o morteros de 120 mm.
[Leer más +]
55 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Mira que son angostos los tanques...
Esta es sin duda una pequeña joya del cine bélico, de culto incluso para muchos. Por lo que se, no debió tener mucha relevancia cuando se estrenó y de hecho yo llegué a ella gracias a un amiguete muy puesto en equipamiento bélico y similares. La premisa es, en pricipio, atractiva, y salvando las distancias sigue un esquema similar al que tenía Das Boot, cambiando la húmeda claustrofobia de un submarino alemán por la de un tanque ruso en la guerra de afganistán. Aquí también se nos presenta a unos personajes destinados a pasar muy malos ratos dentro de la bestia (unos más flojos que otros, la verdad), y se da rienda suelta a una carrera a ninguna parte en uno de los paisajes menos acogedores que recuerdo. En general el guión es acertado y Kevin Reynolds tiene buen pulso al introducir el drama individual en el absurdo que es la guerra, dosificar las escenas de acción y los de reflexión, amén de ser bastante reveladora sobre aspectos meramente militares. En el aspecto técnico es más que correcta y en el interpretativo yo destacaría el papel del patrón del tanque, siendo la actuación de Jason Patrick potable pero lejos de la gloria. Si le gusta el género, o le suena vagamente la guerra de Afganistan, su visionado puede merecer la pena.
[Leer más +]
25 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil