arrow

El rascacielos (2018)

El rascacielos
Trailer
4,8
3.079
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Will Sawyer, antiguo líder del Equipo de Rescate de Rehenes del FBI y veterano de guerra del ejército de Estados Unidos, ahora se encarga de evaluar la seguridad de los rascacielos. Durante un viaje de trabajo en China, se ve incriminado en el incendio del edificio más alto y seguro del mundo. Perseguido y a la fuga, Will deberá encontrar a los que le han tendido la trampa, limpiar su nombre y rescatar a su familia, atrapada en el interior del rascacielos… sin sucumbir a las llamas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Skyscraper
Duración
103 min.
Estreno
13 de julio de 2018
Guion
Rawson Marshall Thurber
Música
Steve Jablonsky
Fotografía
Robert Elswit
Productora
Legendary Pictures / FPC Production / Seven Bucks Productions. Distribuida por Universal Pictures
Género
Acción Thriller Secuestros / Desapariciones Catástrofes
7
Las 7 reglas de Dwayne Johnson.
"¿A quién quiere papá?" Will Sawyer.

Regla nº 1: en una peli de Dwayne el protagonista absoluto siempre será Dwayne, haciendo de Dwayne.

Regla nº 2: en una peli de Dwayne la violencia no será explícita, se apela al disfrute del mayor público posible.

Regla nº 3: en una peli de Dwayne, la acción será espectacular y las leyes de la física, el sentido común y las limitaciones del cuerpo humano las decidirá el propio Dwayne.

Regla nº 4: en una peli de Dwayne todos los aspectos cinematográficos (dirección, cámara, edición, efectos especiales, banda sonora) serán efectivos y correctos, con momentos espectaculares bien conseguidos pero no especialmente memorables.

Regla nº 5: en una peli de Dwayne siempre se valora la honestidad, por lo que nunca se venderá como si fuera otra cosa.

Regla nº 6: en una peli de Dwayne, Dwayne tendrá carta blanca para aporrear lo que se le ponga por delante, sea lo que sea y por el motivo que sea.

Regla nº 7: en una peli de Dwayne, todo acaba bien para los buenos (porque son muy buenos) y mal para los malos (porque son muy malos). Y el público se va contento a su casa.

Y hasta aquí las 7 reglas de Dwayne Johnson. Puedo confirmar que él mismo las redactó y las tiene pegadas en la puerta de su casa, las lee cada mañana, le da un beso al papel y procede a cumplirlas rigurosamente.
Si eres capaz de entrar en su juego, "El rascacielos" es una buena peli de Dwayne. Yo la he disfrutado y he pasado un buen rato, no creo que haya que pedirle más.
[Leer más +]
36 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Lo siento The Rock pero nunca pertenecerás a Los Vengadores.
The Rock salta como Spiderman, corre a la pata coja, sujeta puentes con las riendas, escala como un hombre articulable y se cura su cuerpo rajado con cinta aislante, pero aún así, todo lo más a lo que podrá llegar, será a opositar como bombero, nada más. Está al borde de ser un súper héroe, pero no, en El rascacielos no consigue elevar la atención del drama, no consigue que se llegue a la emoción verdadera, y al final se queda todo en una simple espera de acontecimientos, más o menos previsibles.

Tocaré el tema de la familia, su familia, porque soy muy sensible con estos apartados. En este tipo de películas tragicómicas empieza a ser ya de juzgado de guardia los modelos familiares del padre héroe proteccionista, madre multiusos e hijos tipo modelo playmóvil, es penoso lo dulzona que resulta la familia con tanto jugo de melocotón en almíbar destilando desde que se levantan hasta el ocaso del día. Es que la relación padres-hijos causa vergüenza. Vemos a uno de los hijos con asma, no sé si con ánimo de preocupar un poco más al insensible espectador, o añadir intriga, y el otro, una especie de sacerdote con el pelo largo llegado de un lejano planeta que en mi indiferencia por su suerte no sé si era macho o hembra, una indiferencia total e incluso una especie de repulsión hacia él que debo hacérmelo mirar. Los matrimonios USA para este tipo de películas ya cansan, los guionistas tienen que cambiar frases como: ¿Estás bien? ¡Confía en mí! Es que hacen perder la confianza en el espectador, lo desorientan. Son cansinas de escucharlas en todas las películas, creo que empezaron hace años en las películas de dibujos de Disney. Si mi mujer me preguntara alguna vez que si estoy bien, aunque me viera por los suelos como si me hubiera atropellado un camión de 16 toneladas, tendría que ser yo quién le preguntara a ella si está bien demostrando ese interés; por favor… Realidad cotidiana, padres cansados e hijos toca pelotas.

Tras esta presentación, está la presentación de personajes que te meten en harina y la verdad es que tampoco resulta muy interesante; ya que te lo sabes y te vas adelantando a las secuencias. Repetitiva en su planteamiento, procedimientos criminales vistos en montones de películas con uso de tabletas, móviles y mecanismos inteligentes por control remoto. No hay acción más allá de lo trillado, incluso hay detalles incoherentes y pasados de rosca. Y el hecho que sea reflejo de pasadas superproducciones podría estar bien, pero la hunden un poco más. Al final una sensación de conformidad, de producto caro pero inútil, mera distracción veraniega.
[Leer más +]
31 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil