arrow

El incidente (1967)

7,5
597
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dos jóvenes entran en un vagón de metro con una única intención: provocar el terror entre los pasajeros. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Incident
Duración
100 min.
Guion
Nicholas E. Baehr
Música
Terry Knight
Fotografía
Gerald Hirschfeld (B&W)
Productora
20th Century Fox
Género
Thriller Drama Drama psicológico Crimen Historias cruzadas Trenes/Metros
8
Violence is in the air
La primera parte de la película, menos el prólogo, parece una película pasable como mucho. Es una presentación de los personajes, pero necesaria para entender el comportamiento de ellos durante "El incidente".

Pero cuando están todos ya reunidos en esa vagón del metro, ay amigo, la atmósfera se va recargando cada vez más. La violencia se palpa dentro de ese vagón, y es eso lo que la hace cruda y terrorífica: que se palpa. Hoy en día nos lo dan todo masticado, y ya nos la sopla que salga un tipo con una recortada y le vuele la cabeza a otro. Ese es el error que nos inmuniza.

Por lo visto las autoridades del Metro de Nueva York no dieron permiso para filmar en sus vagones, y esa filmación clandestina dio mayor realismo a esta brutal y aconsejable película.
[Leer más +]
34 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Puto vagón
Construida a ritmo frenético, los personajes se nos presentan en apenas 20 minutos cargando de tensión una primera parte de metraje que hace presagiar un desenlace fatal y desasosegante.

Varios perfiles, bien trazados, entre saltos generacionales y exponentes de distintas clases sociales de una sociedad americana violentada, de moral desahuciada, comparten vagón de metro en Nueva York en una madrugada desquiciada.

La inquietante cinta de Larry Peerce encierra a 15 hombres y mujeres sin piedad, un soldado, una niña, un alcohólico comatoso y un par de maleantes -estos dos sólo son la muestra poblacional de un sondeo social que advierte sobre la deshumanización en las grandes urbes-, en un tren que atraviesa un túnel de prejuicios -homófobos, raciales y de toda índole-. Una representación social sin arrestos para organizarse, tender una mano y doblegar su cobarde hipocresía.

El estridente ajetreo de los raíles de este diablo sobre ruedas exaspera al más paciente y al más pacífico: un jovencísimo Beau Bridges. A destacar la interpretación de un también novato Martin Sheen y de su desenfrenado compañero de cacerías, Tony Musante.

Alarmante crítica social en una película tensa como pocas.
[Leer más +]
24 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil