arrow

Blood Done Sign My Name (2010)

Añadir a listas
Sinopsis
Drama basado en una historia real en la que supuestamente un veterano de la guerra de Vietnam de raza negra es asesinado por un empresario local blanco, que posteriormente fue exonerado. La trama se centra en el papel de un profesor de escuela secundaria local y los disturbios civiles que siguieron a la absolución.
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Blood Done Sign My Name
Duración
128 min.
Guion
Jeb Stuart
Música
John Leftwich
Fotografía
Steve Mason
Productora
Real Folk Productions
Género
Drama Basado en hechos reales
5
Interesante por lo que cuenta, pero no como lo cuenta.
A pesar de lo siempre interesante de cualquier historia que trate sobre los conflictos raciales que tuvieron lugar en la América de finales de los 60 (en 1970 concretamente, 2 años después del asesinato de Martin Luther King), que como en este caso el cruel asesinato de un hombre negro a manos de una familia de blancos que se nos cuenta al parecer sucedió realmente, que este basado en un libro escrito por Tim Tyson, el chaval que aquí vemos hijo del pastor metodista que encarna Rick Schroder, y que algunos de los implicados acabaran siendo famosos por su lucha en defensa de sus derechos civiles según vemos en los créditos finales, la película no engancha ni transmite las emociones que se podía esperar de tan interesante historia.

A pesar de sus 2 horas largas, todo luce apresurado y a trompicones, vemos desfilar violentos disturbios raciales, largas y accidentadas marchas de protesta, asesinato y juicio posterior, amenazadores hombres blancos del Klan (y simpatizantes), y un Michael Rooker en un siniestro tipo que a mi juicio pudiera haber dado mucho mas juego (sensación extensiva a prácticamente el resto de los personajes), pero todo narrado a modo de esbozo (personajes y situaciones) lo cual teniendo en cuenta que por falta de minutaje no es, te deja con la sensación de un producto fallido, interesante por lo que cuenta, pero no como lo cuenta.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Blandengue
Buenas intenciones echadas a perder por un exceso de blandura y una alarmante falta de síntesis. La notable pretensión de tratar la segregación/integración racial se desperdicia por un tratamiento excesivamente amable que además se pierde entre numerosos recovecos secundarios de la trama.

La mayor parte del metraje da la impresión de que la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos en Estados Unidos fue un picnic, se echa en falta mayor tensión y más número e intensidad de conflictos. Esta sensación de blandura se acrecienta por la inclusión, sobre todo al principio y al final, de idealizados valores familiares y religiosos típicamente yanquis; la fotografía cremosa y la música ñoña también contribuyen a la blandura del conjunto. El problema de resultar todo tan blando es que toda la crítica que contiene se reblandece hasta resultar anecdótica, justo lo contrario de lo que persigue la película.

Sufre una falta de capacidad de síntesis que hace que, en lugar de ir al grano, se desvíe a menudo del objetivo principal hacia temas menos trascendentes y se incluyan escenas totalmente prescindibles, lo que conduce a un metraje de excesiva duración. Además, por falta de sutileza, resulta demasiado evidente la plasmación en pantalla de los temas considerados
importantes. A las escenas clave (linchamiento, juicio) les falta rigor y les sobra intención manipuladora.

Aunque apagado por sus fallos formales, lo mejor es su mensaje: un montaje paralelo interesante confirma la evidencia de que las vidas de blancos y negros tienen las mismas cosas en común, uno de los protagonistas dice que hay que actuar para mejorar las cosas
en lugar de permanecer impasibles, otro dice que hay que enfrentarse a las injusticias... Pues es verdad, ¿no?
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica