arrow

El emperador del norte (1973)

7,2
1.537
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Oregón, 1933. Entre los vagabundos sin trabajo que, durante la Gran Depresión, se desplazan de un estado a otro viajando clandestinamente en los trenes, el número uno es el Emperador del Norte (Marvin), llamado así por su astucia para burlar a los ferroviarios. Dos hombres aspiran a arrebatarle el título, pero para ello tendrán que llegar a Portland en el tren de Sack (Borgnine), un sádico e implacable maquinista. Inspirada en las aventuras de Jack London. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Emperor of the North Pole
Duración
119 min.
Guion
Christopher Knopf (Historia: Jack London)
Música
Frank De Vol
Fotografía
Joseph F. Biroc
Productora
20th Century Fox
Género
Drama Gran Depresión Años 30 Trenes/Metros
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Jack London
"Excelente drama ambientado en plena depresión económica. Un guión con muchísimos alicientes, una dirección sin fisuras y un duelo interpretativo de primera"
[Diario El País]
7
El amo de las vías
Ambientada en los duros años de la Depresión económica de Estados Unidos, el film nos cuenta una historia ferroviaria de la lucha entre un revisor especialmente celoso de su tren y con un odio especial a los vagabundos (interpretado por Ernest Borgine), y uno de estos vagabundos que se hace llamar "el número uno" (interpretado por Lee Marvin).

El director Robert Aldrich enfrenta a dos representantes de las dos clases sociales: los humildes representados por el "numero 1", y los poderosos representado por Stack, un revisor, que aunque evidentemente tiene el mismo origen que los vagabundos que apaliza, asume sin complejos el papel de perro guardian. Sin embargo a Aldrich no le interesaba realizar un film social cargado de mensajes político-sociales de denuncia.

En realidad esta diferenciación le sirve para acentuar las diferencias y y provocar el inevitable choque entre un revisor que considera suyo el tren que le ha tocado vigilar, y el verdadero protagonista, que desafía el poder del revisor simplemente por burlarse de él. Aunque en la medida en que el enfrentamiento tiene daños colaterales en acompañantes y amigos, el enfrentamiento deviene en un asunto personal. Aldrich se muestra brillante cuando la cámara viaja en el tren, y sobretodo en los diversos lances que nos muestran con los enfrentamientos a todo tren.Sin embargo, cuando sus protagonistas se bajan del tren, éste se vuelve un tanto aburrido y con secuencias algo absurdas y de relleno.

De hecho, toda la tensión del film se basa en un choque personal (magníficamente interpretado tanto por Borguine como por Marvin), y de alguna forma tiene que rellenar las escenas de tensión con secuencias que hacen las veces de "anticlimax" para dar algún descanso al espectador. Interesante film, bien planificado (en especial las escenas rodadas en los trenes), y que gana muchos enteros cuandos su protagonistas viajan en tren.
[Leer más +]
21 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Solo puede quedar uno.
230/22(21/07/11) Notable drama de aventuras realizado por un director infravalorado, Robert Aldrich, un especialista a la hora de transmitir atmósferas sombrías (Que fue de Baby Jane? o ‘Canción de cuna para un cadáver’), un experto en las cintas de aventuras-acción- bélico (‘Ataque!’, ‘Doce del patíbulo’ o ‘El vuelo del Fénix’), si a ello le sumamos que se basa en un relato corto con tintes autobiográficos del aventurero Jack London, un trío de actores en estado de gracia, Lee Marvin, Ernest Borgine y Keith Carradine, y una puesta en escena llena de realismo nos da esta fascinante película. Sucede durante los duros años de la Gran Depresión americana y tiene como escenario Oregón, más concretamente una vía de ferrocarril de carga que cruza las montañas del estado, los alrededores están poblados por colonias de vagabundos que van y vienen en los vagones, los ‘railroad men’ pero hay un tren, el 19, regido con mano férrea por Shack (Gran Ernest Borgine), un despiadado y brutal revisor que no duda en aplastar con un martillo cráneos de los polizones que suben a ‘su’ Tren, es un Ogro, un pobre hombre que con uniforme se transforma en una despiadada bestia, este representa al poder que oprime y asfixia al que solo intenta sobrevivir, en el otro lado está el llamado Nº 1 (enorme Lee Marvin), un vagamundo que aspira al oficioso título de ‘Emperador del Norte’, o sea ser Rey de la Nada, ser importante entre los desheredados de la tierra, su objetivo viajar en el 19 para sentirse alguien importante, es un tour de forcé en todos los sentidos, dos fuerzas de la naturaleza desatadas, dos actorazos inmensos, transmiten todo el vigor y la rabia de sus personajes, dos tipos que creen en lo que hacen y sienten que uno de los dos sobra, dos titanes que nos regalan dos actuaciones soberbias, su fuerza vital traspasa la pantalla, lo siento mucho por Keith Carradine que está en medio, lo hace bien pero queda anulado por dos tornados imparables, su pelea final sobre un vagón es de una épica mastodóntica, sus golpes nos duelen, su dolor nos toca, dos dinosaurios que se resisten a dejar su territorio.
Continua en spoiler sin spoilers.
[Leer más +]
15 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil