arrow

Alfred Hitchcock presenta: Number Twenty-Two (1957)

Añadir a listas
Sinopsis
Steve Morgan, un joven atracador, es encarcelado y allí empieza a meterse en problemas a causa de su arrogancia.
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Number Twenty-Two
Duración
30 min.
Guion
Obra: Joel Murcott. Historia: Evan Hunter
Fotografía
Reggie Lanning (B&W)
Productora
Shamley Productions. Distribuida por CBS [USA] / Universal Pictures Home Entertainment [USA]
Género
Drama Intriga Crimen
7
Steve o la torpeza del principiante
Alfred Hitchcock presenta: Number twenty-two (El número veintidós), temporada 2, episodio 21, dirigido por Robert Stevens en 1957. Difícil, muy difícil y comprometida situación la del señor Alfred Hitchcock viéndose observado, analizado, incluso preguntado por el simple hecho de ser sospechoso de un pasado del que no reniega. El duro interrogatorio pretende ridiculizarlo en lo personal dando a conocer alguna indiscreta información como sospechoso encadenado a los acontecimientos que se le atribuyen en el supuesto que sabía demasiado sobre el tema (o no recordaba), de lo que es objeto de investigación, prometiendo mejorar los resultados que de él se esperan alegando en su descargo que solo es un humilde trabajador intentando siempre hacerlo lo mejor posible.

Persecuciones, estrechos callejones, puertas cerradas, escaleras que van a ninguna parte, con todo eso se encuentra en su huida el novato Steve Morgan (Rip Torn) hasta el momento en el que es detenido por el oficial Bourne (James Nolan). Para el joven e inexperto delincuente primerizo, todo lo que está viviendo le parece algo fuera de serie creyéndose alguien importante: tomarle sus datos personales, acosarlo con preguntas o sentirse observado por un delito que para él no tiene la menor importancia.

Durante la detención provisional tiene la oportunidad de conocer al veterano Skinner (Russell Collins), a quien cree que le puede tratar con rudeza debido a su avanzada edad. Todo lo contrario le sucede al inexperto Steve, aprendiendo así su primera lección entre rejas. El joven delincuente siente curiosidad por todo lo que le rodea: las rueda de los interrogatorios el modo y las formas de hacer las cosas, y el rápido aprendizaje que recibe de otros delincuentes veteranos. En su turno, declara para su descargo lo inofensivo del pertrecho con el que le pillaron, usado solo para asustar. Lo que no sospechaba el nuevo delincuente es que hasta lo más inofensivo puede generar irreparables resultados. Steve o la torpeza del principiante inclinarán la balanza del veredicto.

Serio, con la mirada fija a cámara, Hitch aclara su posición respecto a la inoportunidad de hacer ningún tipo de broma en el espacio que hoy le ocupa como epiloguista, menos cuando se trata de historias de delincuencia juvenil, contándolo como un serio problema social. Sin más que decir y, con toda la discreción de la que es posible tener, desaparece discretamente en mitad de un oportuno fundido.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1