arrow

El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos (2014)

El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos
Trailer
6,3
43.853
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Después de haber recuperado el reino del Dragón Smaug en la montaña, la Compañía ha desencadenado, sin querer, una potencia maligna. Un Smaug enfurecido vuela hacia la Ciudad del Lago para acabar con cualquier resto de vida. Obsesionado con las enormes riquezas en su poder, el rey enano Thorin se vuelve codicioso, mientras Bilbo intenta hacerle entrar en razón haciendo algo desesperado y peligroso. Pero hay aún mayores peligros por delante. Sin la ayuda del mago Gandalf, su gran enemigo Sauron ha enviado legiones de orcos hacia la Montaña Solitaria en un ataque épico. Cuando la oscuridad se cierna sobre ellos, las razas de los Enanos, Elfos y Hombres deberán decidir si unirse o ser destruidos. Bilbo se encontrará así en la batalla épica de los Cinco Ejércitos, donde el futuro de la Tierra Media está en juego. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Nueva Zelanda Nueva Zelanda
Título original:
The Hobbit: The Battle of the Five Armies
Duración
144 min.
Estreno
17 de diciembre de 2014
Guion
Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh, Guillermo del Toro (Novela: J.R.R. Tolkien)
Música
Howard Shore
Fotografía
Andrew Lesnie
Productora
Coproducción Nueva Zelanda-Estados Unidos; WingNut Films. Distribuida por New Line Cinema / Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / Warner Bros.
Género
Fantástico Aventuras Acción Fantasía medieval Espada y brujería Secuela Precuela 3-D
Grupos  Novedad
El Señor de los anillos El Hobbit
3
Poco queda aquí ya de la tierra media (la decepción de un fanboy)
Abriré la crítica dejando claro un punto: soy un total y absoluto fanboy de ESDLA. Soy un friki. Me encantan los libros, todos. Me los he leído dos veces cada uno (incluido El Hobbit). Me encanta la saga original. Tengo puntuada con un 10 la trilogía entera aquí, en esta misma página. El Señor de los Anillos es, para mí, la mejor película de la historia del cine fantástico y de aventuras (al fin y al cabo, no deja de ser una macro-película de 9 horas). Forma parte, no sólo de mi acervo cultural cinematográfico, sino también de mi vida, de mis recuerdos y vivencias. No es una película más para mí. Las vi cuando tenía no más de 12 años, y desde entonces (como pasara con otras sagas, como Star Wars), han formado parte de mí. Jugué a todos sus videojuegos, debatí sobre ellas durante horas y días y semanas con mis amigos, fantaseé con ellas. Las he visto incontables veces y, cuanto más lo hago, más me apasionan. Dicho esto:

La primera parte de El Hobbit me gustó. Mucho, de hecho. Los personajes principales tenían gracia y carisma, y había química entre ellos (sobre todo entre Bilbo y Gandalf). Me gustó el planteamiento, como giraba toda la trama entorno al concepto de "vivir una aventura". Había épica (considero que el momento en que los enanos cantan la canción de "Misty Mountain Cold" antes de partir hacia Erebor, es probablemente de lo mejor de toda la saga, junto con la escena de Bilbo y Smaug de la segunda). La peli, sin llegar a ser nada del otro mundo, estaba realmente bien hecha. Se había cambiado el tono por completo. Mientras que la trilogía original era más "seria", más adulta, más pretenciosa incluso, ésta se plantea como una peliculilla de aventuras, más relajada, buscando más el entretenimiento puro y duro que el dejar huella. Una vez acepté el cambio de tono con respecto a la original, la disfruté muchísimo. No me gustó el aumento del uso de CGI con respecto a la trilogía original (ej. la escena de los trasgos o la de los trolls), pero era perdonable.

La segunda supuso un bajón enorme. Se puso en evidencia el que iba a terminar siendo el mayor fallo de esta segunda trilogía: la falta de historia. El Señor de los Anillos es un libro de unas 1.500 páginas, mientras que El Hobbit apenas tendrá 200. Para paliar esto, y dado que parece impensable que el señor Jackson ruede una película de menos de dos horas y media, se inventan personajes, localizaciones y situaciones que fallan estrepitosamente. El romance de la elfa con el enano es absolutamente absurdo, no encaja, no transmite nada, es horrible. Todo el tramo de la Ciudad del Lago es infumable, tedioso, no aporta nada a la historia y además aburre. Se empiezan a notar fallos de coherencia y de guión, que terminarían de explotar en la tercera. Ante la falta de historia, tiran de CGI, que lo inunda todo. Escenas como la de los barriles son buena prueba de ello. La única buena escena de toda la película (la conversación de Bilbo con Smaug, buenísima) se pierde en un mar de tedio y aburrimiento. Smaug, que podría ser, con permiso de Bilbo, el personaje más interesante de toda la trilogía, apenas tiene minutos.

Y así, llegamos finalmente a la tercera parte...
[Leer más +]
579 de 663 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
El Señor de los Anillos se hizo por devoción, El Hobbit ha sido para sacar dinero. (Hola lluvia de negativos)
No han sido pocas las veces que he escuchado ''La nueva trilogía de películas del Hobbit simplemente es una excusa para sacarle el dinero a los fans de El Señor de los Anillos'' y yo lo he negado, pensando que iba a ser un gran trabajo digno del prestigio que tiene la saga de ''El Señor de los Anillos'' pero cada película del ''Hobbit'' que pasa me decepciona más y me hace pensar que esas personas que pensaban que ''El Hobbit'' simplemente es para sacar dinero aprovechándose del prestigio y éxito de la saga tenían razón muy a mi pesar.

Comencé la primera película con todas mis esperanzas, pero acabé muy decepcionado, demasiado. La película es demasiado larga para lo que quieren contar, con una trama que en realidad no daría para más de media hora, pero se entretienen con aspectos que no tienen importancia, dándote la sensación de que simplemente has visto un comienzo con un 80% de relleno. Se me hizo muy pesada, pero esperaba que algo interesante pasara, y sin embargo no te impacta con nada. No quise pensar nada malo, ni pensar que era un simple saca-perras para los fans, simplemente pensé que era el comienzo y que no había nada que destacar, con la esperanza de que todo se intensificara en la segunda parte.

A pesar de mi decepción, tenía la esperanza de una segunda parte más interesante, impactante, y con una trama más rígida, pero... no fué el caso. La verdad que tiene sus partes interesantes y entretenidas, que aportan mucho a la trama, pero son muy pocas en comparación con las partes de relleno, un relleno que se hace excesivo de nuevo. La historia que esta vez cuentan es aún más simple que la anterior y sin embargo su duración se alarga demasiado. Para lo que nos cuentan en esta parte se podría haber añadido a la media hora de la primera parte del Hobbit y quedaría una película de 1 hora escasa entre las dos. (POSIBLE SPOILER) Tengo que destacar la parte de la prisión dónde hay ratos que no pasa absolutamente nada, partes que se podían haber ahorrado y que no aportan nada. Otra parte que se hace excesivamente larga es la conversación de Smaug con Bilbo, por favor, además de ser muy larga el guión hace aguas por todas partes. Luego, comencé a pensar que esta parte si era más un simple comercio, era tan comercial que pensé que esa gente que decía que el Hobbit era un saca-perras tenían razón, ya que sólo vi bonitos y cuidados efectos, nada de violencia extrema y a Orlando Bloom en la piel de Legolas.

Y ahora llega ''El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos'' y mi conclusión de la película es: Efectos, muchos efectos. Trama, poca y desinflada trama.
Su punto a favor es la trama original, que es muy buena e interesante, pero la saga, película tras película, la ha desinflado con tanto relleno, tanto abuso de efectos y escenas sin sentido. Esta parte es muy atractiva visualmente, con muchos enfrentamientos y muchos efectos alucinantes, pero que carece de sentido en muchas de sus partes. Puede llegar a cansar tanto efecto. En ocasiones la trama se ve afectada y parece hasta olvidada ya que se centran más en el espectáculo visual. Ha sido un final que no ha impactado y por mucho que me pese he de decir que esa gente que pensaba que la trilogía de ''El Hobbit'' era un saca-perras tenía razón.

Podéis opinar lo contrario pero pensad: ''El Señor de los Anillos'' es una saga que se hizo por devoción, sin ánimo de sorprender con increíbles efectos, centrándose en la trama en todo momento, con un argumento sólido y fiel al libro, en cambio, ''El Hobbit'' se ha hecho por dinero, con efectos para sorprender al público, apartando la trama por momentos para crear escenas de humor, acción y diálogos sin sentido, con un argumento que no es fiel al libro.
[Leer más +]
293 de 419 usuarios han encontrado esta crítica útil