arrow

Fort Bravo (1953)

7,0
2.877
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Guerra Civil (1861-1865). En 1863, Fort Bravo se ha convertido en un campo de prisioneros de guerra sudistas. Situado en el desierto de Arizona, es un territorio poblado por los belicosos apaches mescaleros. Con la ayuda de una mujer (Parker), un pequeño grupo de reclusos logra huir, pero el severo Capitán Roper (Holden) sale en su búsqueda. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Escape From Fort Bravo
Duración
98 min.
Guion
Frank Fenton, Phillip Rock, Michael Pate
Música
Jeff Alexander
Fotografía
Robert Surtees
Productora
MGM
Género
Western Guerra de Secesión
7
Fort Bravo, Arizona
Uno de los primeros westerns de John Sturges. Escribe el guión Frank Fenton (“Retorno al pasado”, Tourneur, 1947), que desarrolla un argumento original de Phillip Rock y Michael Pate. Se rueda en escenarios naturales de California (Valle de la muerte y Ray Corrigan Ranch) y de Nuevo Méjico (Gallup) y en los platós de la MGM (escenas nocturnas), con un presupuesto ajustado. Producido por Nicholas Nayfack para la MGM, se proyecta por primera vez en público en sesión de preestreno el 4-XII-1953 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar en 1863, durante la Guerra de Secesión (1861-65), en Fort Bravo, enclave militar fronterizo del Territorio de Arizona, constituido legalmente en 1863, pero que no se convierte en estado de la Unión hasta 1912. Fort Bravo es utilizado como campo de prisioneros confederados, dada su situación de seguridad junto al desierto de Arizona y su penetración en un territorio ocupado por indios apaches mescaleros y de otras tribus, que tenían declarada la guerra contra los dos bandos enfrentados en la Guerra Civil. Por lo demás, el capitán Roper (Holden) captura y trata con severidad a todos los que intentan huir del fuerte. Con motivo de la celebración de una boda, llega a Fort Bravo una dama tejana esplendorosa, Carla Forrester (Parker), que absorbe la atención de Roper. El capitán confederado John Marsh (Forsythe) y otros prisioneros tratan de aprovechar un descuido de Roper para darse a la fuga. Roper es honesto, duro, tenaz, inflexible y solitario. Carla es astuta, seductora y manipuladora.

El film suma western, guerra, acción y romance. Realizado con habilidad por un autor especializado en trabajos de acción, se apoya en un guión correcto y cuidado, que presta especial atención al drama psicológico que viven los prisioneros y carceleros a causa de la guerra psicológica que los indios desarrollan contra ellos. Resulta acertado y bien conseguido el clima de tensión y suspense que envuelve el episodio bélico situado hacia el final de la cinta y el análisis que presenta de sus efectos sobre las personas. La película es entretenida y grata de ver por el encanto que atesora como trabajo de la época dorada del género. Está salpicada de humor alegre y bullicioso, a cargo sobre todo de dos simpáticos personajes, Campbell (Demarest) y Cabot Young (Campbell). Los diálogos son rápidos, concisos y expresivos. Los caracteres están bien desarrollados, en especial los de Roper, Marsh y Carla Forrester. El final es trepidante.

La obra muestra la inteligencia, astucia y habilidad de los indios mescaleros, que plantean acciones ofensivas propias de guerra de guerrillas, destinadas a desmoralizar a las tropas del Norte y del Sur, indistintamente. Es curioso el modo cómo marcan y acotan con 7 lanzas con banderola el espacio que desean batir y sobre el que desean afinar la puntería de sus flechas.
[Leer más +]
20 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¿Y esto es del 53?
Un trabajo loable, grandioso y muy, muy meritorio. Lo que Sturges hace con esta película es digno de tener en cuenta, y es que tal vez haya ocasiones en las que la fama se ceba con productos mucho menos elogiosos que éste, y sin embargo alcanzan una notoriedad no alcanzada por el film que nos atañe. Fort Bravo reúne todas las carácterísticas para convertirse en un título imprescindible para los amantes del buen western. Diálogos rápidos e inteligentes, personajes carísmáticos (enorme, enorme la pareja formada por el joven y el viejo sureño) y una parte final que te deja sin aliento. Visionario y trepidante final que hace que nos levantemos del asiento con un buen sabor de boca. Por supuesto, gracias a este final podríamos llegar a pasar por alto defectos típicos de la época en la que esta película se produjo, como comportamientos un tanto irreales del personaje femenino o demasiada relevancia a detalles que a pesar de estar bien, se hace demasiado hincapié en ellos (Hablo, como no, de la primera polémica decisión por parte del coronel Roper, anda que no le dan vueltas a eso) Por su parte, William Holden se muestra correcto en un papel muy agradecido para cualquier actor, el del héroe duro y solitario.
En definitiva, una película muy meritoria y que sin duda agradará a quienes se acerquen a ella.
[Leer más +]
14 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil