arrow

Brass Eye (Serie de TV) (1997)

7,7
73
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (1997). 1 temporada. 7 episodios. Controvertida serie de televisión británica que satiriza sobre los hábitos y costumbres de la sociedad inglesa. En 2001 se retoma la producción de la serie con un episodio especial titulado Paedophilia (Pedofilia), el séptimo y último episodio. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Brass Eye (TV Series)
Duración
25 min.
Guion
Arthur Mathews, Chris Morris, Graham Linehan, Peter Baynham, Jane Bussmann, David Quantick, Charlie Brooker
Música
Chris Morris, Jonathan Whitehead
Fotografía
Andy Hollis
Productora
Emitida por Channel 4; TalkBack Productions
Género
Serie de TV Comedia Falso documental Abusos sexuales
8
Grade Is A Cunt.
Hace 20 años que se emitió el primer episodio de Brass Eye. Es curioso verificar que los estándares y clichés de los informativos que satirizaba Chris Morris, cuando eran desde la hipérbole pura, se han convertido ahora en el patrón que rige el formato. Bueno, más que curioso es lamentable, la verdad. La frase hecha de índole subnormal, las licencias poéticas de carácter retrasado, la gesticulación de sordomudo al dirigirse a la audiencia, los gráficos con variables de fantasía, el hablar de lo que no se entiende ni se constata con nada a la manera de un hecho irrefutable, los saltos aleatorios de temáticas chungas a otras frívolas, los espacios publicitarios para famosos con la salvaguarda de la caridad o la condena y demonización de drogas o el amarillismo que toque... todo, absolutamente todo, figura en Brass Eye. Hizo que se cambiaran las normas que decían qué y qué no se podía emitir en TV, en este caso las entrevistas a famosos a colación de un tema inventado que cualquier persona con dos dedos de frente y no ansiosa por autopublicitarse a santo de lo que fuera en la tele sabría torear, de tal manera que el código censor de UK incluyó la cláusula Brass Eye entre sus disposiciones para dar pábulo a que todo aquel anormal que quisiese hacer gala de su subnormalidad pudiese hacerlo al margen de ser un miembro del parlamento, Britt Eckland o quien fuese.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil