arrow

La batalla de Berlín (Liberación) (1971)

7,8
306
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Epopeya bélica contada en cinco partes que, en su época, se consideró como la respuesta soviética a la película norteamericana "El día más largo" (The Longest Day, 1962), producción de la Fox que narraba el desembarco de las tropas aliadas en Normandía. "Liberation" cubre las victorias más importantes del ejército soviético en la II Guerra Mundial, incluyendo la batalla de Kursk y la batalla de Berlín, el asalto al Reichstag, y la colocación de la bandera roja sobre sus ruinas. Existe también una versión donde la historia se divide en cinco películas individuales. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Unión Soviética (URSS) Unión Soviética (URSS)
Título original:
Osvobozhdenie (Liberation)
Duración
487 min.
Guion
Yuri Ozerov, Yuri Bondarev, Oskar Kurganov
Música
Yuri Levitin
Fotografía
Igor Slabnevich
Productora
Coproducción Unión Soviética (URSS)-Alemania del Este (RDA)-Polonia; Mosfilm
Género
Bélico Drama II Guerra Mundial Cine épico
Grupos  Novedad
Osvobozhdenie
8
Monumental. Deja a la altura del betún a 'El día más largo'
Por supuesto que para valorar una película no hace falta minusvalorar otra, pero cuando uno ve que "El día más largo" tiene casi 11.000 votos, y "Liberación" tiene 51 votos, no puede evitar ponerse reivindicativo.

Claro que esta coproducción soviética-alemana(del este)-polaca-yugoslava-italiana de 1969 tuvo una modesta distribución en Occidente ya olvidada, y según creo no existe una versión doblada al español, por lo que no se le puede echar la culpa a nadie de que no nos hayamos criado viéndola mil veces por la tele desde pequeños, o hasta en el colegio en clase de Historia, que es lo que esta superproducción se merece.

Todo lo que siempre te quejaste que el cine angloamericano no te contaba de la Segunda Guerra Mundial está contenido en este ejercicio de cine enciclopédico.

Es un película de clara vocación historicista, con esto quiero decir que busca contar la Historia ante todo, al estilo de películas como "Tora! Tora! Tora!" o "Un puente lejano", pero es todavía más ambiciosa y larga, en lugar de centrarse en un acontecimiento o batalla, abarca mucho más, te cuenta toda la evolución del frente oriental desde la batalla de Kursk hasta la batalla de Berlín, y además se dedica a episodios que podrían parecer "secundarios" y que merecerían su propia película (La detención de Mussolini, y su posterior rescate, la famosa Operación Valkiria contada con todo lujo de detalles en 30 minutos de metraje, etc.) y por supuesto todo el politiqueo Stalin-Churchill-Roosevelt (estupendas caracterizaciones) anticipando el reparto de Europa en la post-guerra.

De vez en cuando también utiliza imágenes de archivo, como el paseo por las calles de Moscú de las tropas alemanas con sus generales hechos prisioneros, sencillamente sobrecogedoras.

El tratamiento hacia los alemanes es sorprendentemente digno y limpio, no se regodea en ningún tipo de diabolización, ni tan siquiera de Hitler por increíble que parezca. Claro que alguna vez salen fusilando judíos en la retirada, o incendiando la ciudad de Bobruisk antes de partir, y por supuesto que parece que los rusos entran en Polonia como si nunca hubieran estado ahí (cuando hacía pocos años que se la habían repartido con los alemanes), y otros detalles que barren para casa (los berlineses dando la bienvenida al ejército rojo y más cosas), por ello en conjunto podríamos decir que no estamos ante una película ideológica, al menos para lo que estamos acostumbrados.

Es una película bélica casi "integral", que puede ir alternando por momentos un estilo anti-bélico y de denuncia contra los horrores de la guerra en las trincheras, con un estilo más épico y de acción, y ser al mismo tiempo inesperadamente respetuosa (o al menos, no insultante) con los alemanes, tanto los soldados como los altos mandos.
[Leer más +]
31 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Impresionante
Genial. Extensa, profunda, se detiene en detalles importantes, ya que las grandes guerras se deciden en pequeños detalles.

Esta pieza es muy buena y muy importante. Que la Historia la escriben los vencedores es de sobra conocido (aquí, en España, la historiografía del Régimen sigue vomitanto a diario), pero en el caso de la IIª Guerra Mundial, hay peros. La política dictatorial y absura de la URSS tras la victoria antifascista relegó el discurso histórico soviético, siendo condenado al ostracismo.

Obras como estas nos sirven para ver la visión oficial de la contienda desde el lado soviético.

Volviendo al film, me encantan los destellos vanguardistas (giros de cámara, montaje dinámico, utilización de recursos técnicos complejos, como el color), por un lado; por otro, el enfoque de los políticos-militares. Las conversaciones en el EM Nazi y Bolchevique siempre son en blanco y negro: mi interpretación es que se trata de una crítica velada, ya que el blanco y negro nos recuerda a lo antiguo, a lo desfasado. No es que los soviéticos reniegen de ese período de la historia tan triunfal para ellos, quizás sea una crítica a dos formas de enteneder el socialismo.

De todos modos, la figura de Hitler siempre quedará en peor lugar que la de Stalin, que aparece como un ser corriente, orgulloso y testarudo, pero reflexivo y abierto al diálogo.

¿Acaso alguien cree que la Historia es un instrumento de argumentación objetiva?

Yo no (y soy licenciado en Historia)
[Leer más +]
21 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil