arrow

Boogie Nights (1997)

Boogie Nights
Trailer
7,3
22.008
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A finales de los 70, Jack Horner, un director de cine porno que considera su trabajo una forma de arte descubre a Eddie Adams, un joven ingenuo que desea triunfar y que tiene unas características físicas muy adecuadas para ese tipo de cine. Eddie cambia su nombre por el de Dirk Diggler, se adapta inmediatamente a nuevo estilo de vida y pronto se convierte en una gran estrella del porno. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Boogie Nights
Duración
156 min.
Guion
Paul Thomas Anderson
Música
Michael Penn
Fotografía
Robert Elswit
Productora
New Line Cinema / Lawrence Gordon / Ghoulardi Film Company
Género
Drama Comedia dramática Cine dentro del cine Años 70 Años 80 Drogas Historias cruzadas
"Exitosa película acerca de los comienzos del cine porno en los EEUU"
[Cinemanía]
"Magnífica"
[Diario El País]
9
Cine con mayúsculas
Llamadme flipado si queréis, pero para mí Boogie Nights representa el hito que todo cineasta debería ser capaz de alcanzar. Todo director debería conseguir que su película sea un espectáculo brillante a todos los niveles y que, a la vez que que derrocha personalidad, también consiga deslumbrar al espectador sin que se note demasiado si está siendo o no complaciente con él, que haga que lo complejo parezca sencillo, que sea coherente dentro de su locura, que sea capaz de los grandes gestos(*1) y de los pequeños detalles(*2), que su obra luzca una gran forma y un buen fondo, que consiga abarcar con la misma eficacia tanto la comedia como el drama. Una gran película te tiene que apabullar y hacerte sentir que estás viendo algo fuera de lo convencional. La vi hace un año y no me la quito de la cabeza.

Me entusiasmó desde el primer momento. Derrocha una vitalidad y un desparpajo arrolladores y se nota su plenitud a todos los niveles: una dirección fastuosa y de indudable calidad, un guión muy bien elaborado y completo, una encantadora galería de personajes entrañables y unas actuaciones notables hasta en actores de reconocida limitación. Podemos ver escenas divertidas(*3), alocadas(*4), sórdidas(*5), melancólicas(*6), todas ellas desprenden autenticidad, también escenas individuales(*7), corales(*8), grandes planos secuencia (el de la fiesta en la piscina y el primero de la discoteca son para enmarcar)... y PT Anderson pasa por todo eso sin que el conjunto desafine y el ritmo de la película no se resienta demasiado. No es una película coral, ni una desenfadada mirada interior al mundo del porno, ni tampoco una historia de ascenso y caída, es todo eso a la vez. Estética, profundidad, una gran banda sonora... si esta no es la obra de un cineasta superior, que baje Diox y lo vea.

No le pongo el 10 porque en ciertos momentos sufre algún que otro parón. Pero a lo mejor sí lo hago más adelante, por qué no, bien se lo tiene ganado.
[Leer más +]
111 de 130 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Se ve una enorme anaconda, pero no es Anaconda
Es buena, muy buena, pero dura demasiado. Paul T. Anderson es un fulano torrencial, incontinente, desmesurado, que te apabulla con su cine, que te lleva en volandas, pero que a veces pretende abarcar demasiado. En su mayor virtud lleva su mayor defecto. En MAGNOLIA casi logró la cuadratura del círculo; más tarde, en POZOS DE AMBICIÓN, firmó una obra maestra de la contención, del ritmo y de la pulcritud durante dos horas de metraje, hasta que se le volvió a ir la chola en aquella media hora final de la bolera. Le sobra talento y le falta mesura. Cuando conjugue ambas cosas será nuestro nuevo dios.
BOOGIE NIGHTS empieza como un polvo bestial. Luego hay una cadencia suave, relajada, pero a la hora y media de vis a vis aquello destrempa y empieza a no funcionar: hay reiteración, flaccidez, mucho empeño y nulo resultado. Hasta que sale en escena Alfred Molina y se los come a todos con esa escena entre ridícula y genial de puro peyote. Es como un chute de viagra que todo lo pone a funcionar de nuevo. Vuelve la erección fílmica, se remonta el vuelo, se produce la reconciliación amorosa con los personajes y se ve, sí, por fin, la enorme boa...
[Leer más +]
54 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil