arrow

Made in Abyss (Serie de TV) (2017)

7,9
633
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2017-Actualidad). El enorme sistema de cuevas, conocido como 'Abyss' (el Abismo), es el único lugar inexplorado en el mundo. Nadie sabe cómo de profundo es este pozo titánico, habitado por extrañas y maravillosas criaturas y lleno de misteriosas reliquias antiguas que tienen un propósito desconocido para el hombre moderno. Generaciones de audaces aventureros han sido atraídos por las profundidades crípticas de 'Abyss'. Con el paso del tiempo, aquellos que fueron lo suficientemente valientes como para explorar el peligroso hoyo llegaron a ser conocidos como "Cazadores de Cavernas". En Orth, la ciudad al borde del abismo, vive una pequeña huérfana llamada Riko, que sueña con convertirse en una gran asaltante de cuevas como lo fue su madre y resolver el gran misterio del pozo. Un día, explorando las profundidades oscuras, se topa con un niño pequeño, que resulta ser un robot. (FILMAFFINITY)

El 26 de noviembre se anunció una nueva temporada (2T) de Made in Abyss.
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Made in Abyss (TV Series)
Duración
24 min.
Guion
Hideyuki Kurata, Satoshi Mori (Manga: Akihito Tsukushi)
Música
Kevin Penkin
Fotografía
Animation, Tsunetaka Ema
Productora
Kinema Citrus
Género
Serie de TV Animación Fantástico Aventuras Manga
8
Ha llovido, desde Madoka Magica
He mirado estadísticas, varias páginas de referencia y me he fijado en el hype en general. He llegado a una conclusión que desearía no haber adoptado, pero creo que está claro: "Made in Abyss" es el anime más brillante de la temporada y, sin embargo, creo que tiene el índice de popularidad más bajo de los que por lo menos yo conozco, independientemente de que me parezcan competentes o no.

No consigo comprender en qué piensa la gente: han habido animes mil veces más vistos, con un presupuesto más alto y que han sacado más dinero todavía... y después de ver "Made in Abyss", y preguntarme si una segunda temporada será posible debido a la baja (para mi gusto) recepción que ha tenido, me siento triste e indignado. Esto es, por supuesto, mi mera opinión: cada uno es libre de ver lo que quiera.

En cualquier caso, más allá de hablar de números y prioridades ajenas, he venido para dejaros una crítica de ésta nueva obra de Masayuki Kojima; una obra que juega con el espectador, como lo hacía "Madoka Magica" en su momento, o como lo hacía "Final Fantasy IX" en el suyo. Servirse de unos patrones para contar algo que no tiene nada que ver es una táctica muy inteligente si se sabe cómo proceder, y "Made in Abyss" sabe hacerlo en casi todo momento.

A lo largo de trece episodios, nos encontramos con una ciudad situada alrededor de un enorme foso conocido como el Abismo, cuya exploración incrementa el peligro mortal y las consecuencias físicas y mentales a la par del descenso. Riko, una joven "minera" cuyo pasado le es casi completamente desconocido, decide salir en busca de su madre Lyza, una leyenda entre los suyos, para ponerse al día, y para ello lleva consigo a Reg, un niño robot síndrome de Vivi que le será de mucha ayuda.

La relación entre ambos personajes se desarrolla poco a poco, sin prisa, y de forma coherente: los dos respiran como personas de su edad en muchas ocasiones, y siguen los patrones que nos son impuestos. Riko es mona y divertida, y es muy expresiva, mientras que Reg está constantemente perdido en sus pensamientos preguntándose qué es realmente y descubriendo el mundo que lo rodea. Ambos se complementan de forma exquisita y enriquecedora y, junto con la aventura, logran que nos preocupemos por ellos y que les hagamos un sitio en nuestro corazón; para la posteridad.

El resto de personajes no se queda atrás, y con ésto me refiero especialmente al de Nanachi, cuya trama no quiero desvelar aquí (pero hablaré de ello en spoilers). A pesar de lo bien contada que está la historia, de cómo juega con su estética encantadora y bonita para a veces ser brutal e impactante, "Made in Abyss" también se hace querer por su música y por lo próxima que es al espectador. No es fácil generar empatía, tristeza o interés en alguien con una premisa tan arquetípica, pero aquí se logra de forma casi rotunda.

Las únicas pegas que realmente le pondría a "Made in Abyss" son varios momentos forzados que son utilizados para avanzar la trama y que restan cierto realismo a lo que sucede. También las desvelaré abajo en la zona de spoilers, pero aquí puedo adelantaros que son pequeños fallos (o malas decisiones) que entorpecen ligeramente el funcionamiento de la historia y de la trama, y no permiten un desarrollo rotundo en cuanto a coherencia. Sin embargo, sigo pensando que el guión está muy bien escrito.

No he visto el manga, por lo que no estoy comparándola al producto original. No puedo decir si el origen es bueno o malo, pero sí que puedo asegurar que como anime, como producto audiovisual japonés y plasmado en dibujo, funciona en casi todos los sentidos y consigue crear algo enteramente nuevo, un nivel de brillantez que había echado en falta desde que "Madoka Magica" salió.

Se lo recomiendo a cualquier persona dispuesta a pasar un ligero mal rato con algunos matices de la historia, y una aventura muy entretenida e intensa con Riko y Reg; pero si vuestras preferencias son... "obras" como "Keijo", entonces no pondré la mano en el fuego.
[Leer más +]
19 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un viaje esperado
La historia nos presenta un mundo en el que un día se halló la presencia de un colosal agujero que parecía hundirse en lo profundo de la tierra, dando lugar a un inmenso espacio vertical que la gente llamó El Abyss. Pronto se descubre que más allá de la majestuosa naturaleza en el interior del Abyss también esperan yacimientos ancestrales, restos de una civilización de creadora de artilugios de misteriosa tecnologia a los que se les da el nombre de “reliquias del Abyss”. Semejante descubrimiento atrajo la curiosidad humana y no pasó mucho tiempo antes que se edificara una ciudad alrededor del Abyss, cuyos habitantes viven por y para el interminable acantilado. Pero como paraíso virgen que es El Abyss está lleno de memoria e ira, y tal que una bestia despertada de su letargo protege sus secretos tomando sin piedad las vidas de los que se atreven a profanarlo.

Para mantener el orden y la seguridad se decidió crear un grupo de exploración llamado “cave riders” así como idearon dividir El Abyss en capas según su profundidad, limites que marcarían hasta dónde se podía llegar y quién tenía la capacidad para buscar la siguiente capa. Cinco silbatos distintos segun el grado de experiencia – rojo, azul, morado, negro y blanco- y seis capas conocidas en El Abyss. Solo los Silbato Blancos pueden acceder al último nivel engrandeciendo su leyenda. Se pueden contar con los dedos de una mano aquellos que han logrado convertirse en Silbatos Blancos, como Lyza “La Aniquiladora” una gloriosa heroína y también madre de Riko, nuestra protagonista.

Ella es una deshinibida y vital chiquilla que vive en el orfanato con otros niños cuyos padres están en El Abyss. Todos tienen un único objetivo en mente: llegar a convertirse en cave riders. Y naturalmente nadie posee un deseo más fuerte que Riko, cuyo ímpetu le lleva a traspasar los límites establecidos atrayendo problemas y peligros de los que muchas veces se salva de milagro. Solo que ésta vez el milagro salvador resulta ser un extraño niño-robot que Riko encuentra desmayado. Tras despertar de su letargo el androide descubre no recordar absolutamente nada de si mismo si bien resulta más que evidente para la emocionada Riko y sus amigos que Reg -tal es el nombre que la niña le da- proviene del Abyss, y de una profundidad a la que hasta ahora no han llegado ni los Silbatos Blancos más experimentados. Juntos consiguen que Reg se quede con ellos en el orfanato como uno más, y todo parece estar bien. Hasta que una mañana un veterano grupo de cave riders regresan del Abyss portando un silbato blanco: el silbato de Lyza. Un gesto que todos (incluso Riko) saben qué significa… y ciertamente la noticia no afecta demasiado a la niña. O no lo hubiera hecho si no llega a ser porque con el silbato hay una enigmática nota: "En el fondo del inframundo estaré esperando".

Segura de que el mensaje va dirigido a ella, esa invitación era lo último que Riko necesitaba para bajar a lo profundo del Abyss. Y es que puede que encontrar a su madre sea la línea de meta, pero lo que a Riko verdaderamente le emociona es visitar esos lugares de los que tanto ha oído hablar, descubrir nuevos secretos del Abyss; y todo ello de la mano del tierno Reg que, aunque sea inocentemente, también tiene profundas inquietudes personales. Y así ambos, niña y androide, comienzan su viaje. Un viaje esperado desde el comienzo de la serie que naturalmente solo acaba de empezar.

Si, el Made in Abyss que conocemos es únicamente la primera etapa del viaje, en la cual a través de los ojos de Riko y Reg veremos lugares asombrosos que acogen tanto paisajes de una belleza sobrecogedora como voraces fieras en estado salvaje. Emoción, aventura y peligro. Como todos los animes Made in Abyss tiene un lado bueno y un lado malo. El bueno es muy bueno. Esencialmente éste es un anime bonito con embriagadora estética reforzada a través de un dibujo saturado de color y delicados matices que tanto me hizo pensar en el trabajo de Ghibli. Cierto que hay muchas series con estética llamativa, pero Made in Abyss va más allá y hace que prevalezca una impresión visual y casi sensisitiva. Y eso es fascinante.

Por otro lado su historia es el ejemplo prototípico de un cuento de hadas clásico. Una narración fabulosa y emocionante que atrapa nuestra atención en la primera línea y ya no nos libera; pero, sin embargo, está repleta de personajes más similares a marionetas coloreadas que a seres humanos. Sin llegar hasta ese punto Made in Abyss posee -y ésta es la parte mala a la que me refería- personajes que no me creo en absoluto. No en la historia en la que están, no en el mundo en el que viven. Riko por ejemplo desborda un optimismo vital que oscila entre lo adorable y lo desconcertante. Confunden también la brutalidad de Ozen, la complicidad de Jiruo o el desinterés de Lyza por su propia hija; así como el de muchos otros adultos cuya obsesiva pasión por el Abyss les lleva a abandonar a sus familias. Hubo demasiadas cosas que me resultaron extrañas; más en una historia tan bien definida como es Made in Abyss que busca su sublimación en el rigor, hasta el último detalle.

Aún así (o precisamente por eso) ese elemento que desorienta aporta un nuevo matiz a Made in Abyss dándole el embrujo de un cuento oscuro. La crueldad serpentea en éste anime adquiriendo más poder y presencia a medida que los niños penetran más y más en lo profundo del agujero… hasta hacerse casi insoportable en el último capítulo. Pero su precioso lirismo (la narración, las imágenes) le permite limar las partes más escabrosas dándole la estructura de una fábula, que concentra tanto magia como oscuridad. Una sombra latente ¿La “maldición” del abismo, tal vez? Ciertamente hay elementos desconcertantes en Made in Abyss pero creo que es ahí donde reside su verdadera fuerza. Una historia sorprendentemente sólida y elegante hecha de fantasía en su plenitud. Y, lo más importante: solo es la primera etapa del viaje
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil