arrow

Antes del atardecer (2004)

Antes del atardecer
Trailer
7,3
36.696
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jesse y Celine se conocieron en un tren y pasaron juntos una noche inolvidable paseando por Viena. Aunque prometieron encontrarse de nuevo seis meses más tarde, esa cita nunca llegó a producirse. Nueve años después, se vuelven a ver, pero esta vez en París. Jesse, que está de gira promocionando una novela, la ve en la librería donde está firmando ejemplares. Ella vive desde hace tiempo en París; él, en Nueva York. Jesse inmediatamente decide dejarlo todo para pasar el tiempo con Celine. Así pasan el día en los cafés, en los parques, recordando aquella tarde en la capital austriaca y hablando de sus vidas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Before Sunset
Duración
77 min.
Guion
Richard Linklater, Ethan Hawke, Julie Delpy (Historia: Richard Linklater, Kim Krizan)
Música
Julie Delpy
Fotografía
Lee Daniel
Productora
Warner Bros. Pictures / Castle Rock Entertainment
Género
Romance Drama Drama romántico Secuela Cine independiente USA
Grupos  Novedad
Trilogía "Antes del"
"Un reencuentro apasionante. (...) Es una de las mejores comedias producidas por el cine de EEUU en la última década."
[Diario El País]
10
La comedia romántica
Es difícil escribir algo de una película que has puntuado con un diez. El ocho veinticinco o el nueve y medio pueden tener explicación, un diez es irracional por definición, más que nada es algo personal.


Es una comedia romántica (aquí acaba la parte objetiva). Es comedia porque te hace sonreír y romántica porque habla de amor. Sonríes de principio a fin gracias a unos diálogos ingeniosos y a dos personajes que resultan, ante todo, simpáticos. No son divertidos, ni especialmente graciosos, simplemente caen bien.

Y es romántica en el mejor sentido de la palabra. Es difícil escuchar a dos enamorados durante casi hora y media sin morir de empalago o de aburrimiento. Estos lo consiguen, en todo momento huyen de los tópicos fáciles y también de los difíciles. Hablan con sencillez de sensaciones complejas, de matices, de la infinidad de dudas que surgen en toda relación sincera. Y transmiten con naturalidad toda esa mezcla de reserva, deseo, e incertidumbre que ellos van sintiendo durante ese atardecer.

De esta película podría pasarme horas escribiendo, pero posiblemente resultara tedioso y cursi. Dos errores que precisamente en esta peli, serían imperdonables.

¿Qué de que trata? Pues de dos treintañeros que se reencuentran diez años después de haber pasado una noche juntos. Toman un café, callejean, dan un paseo en barca y ella al final canta una canción. ¡Un 10! Seguro que no es la película perfecta. ¿Y qué?
[Leer más +]
227 de 265 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Un juego de espejos en papel de regalo
Lo único que me dejó “Antes del amanecer”, además de la certeza de que me hubiera encantado si la hubiera descubierto en otra época, fue la sensación de inacabada. Así llegué a la secuela, con curiosidad pero sin esperanza. Me gustó reencontrarme con la pareja. Me gustó cómo se reencontraron ellos. Como lo haría yo. Como lo hice yo.

Esta vez Linklater consiguió meterme de lleno en la burbuja. En ese mundo donde sólo existen dos. En ese paseo donde ambos intentan descubrir a contrarreloj que hay de lo que fue. Ya no son los mismos. El tiempo ha pasado dejándoles huella. A él demacrándole el rostro pero regalándole una mirada que habla sin palabras. A ella le perdonó la belleza pero a cambio la condenó al desencanto.

Lo de Hawke… ¿es una interpretación? ¿De verdad? ¿No será que estaba pillado por la Delpy hasta las trancas? Esos gestos, esa mirada, esa sonrisa, esa luz que desprende… el Jesse de París es amor, y punto.

Todo era envolvente y plácido pero de repente una frase. La frase. En crudo y sin abstractos. Una docena de palabras que me sacudieron violentamente, por el significado, por el contexto, por la extraña y profunda casualidad. Pero después de ésa vino otra y luego otra y en la siguiente escena vinieron más… ya no eran exactas ni literales pero eran mías.

Si, como dicen, el cine debe imitar a la vida Linklater (junto a sus dos actores que no parecen tales) lo clava. A ráfagas, a destellos, a flashes pero lo clava. Con un guión que respira verdad en poco más de una hora me absorbe, me sorprende, me hipnotiza, me enamora de Jesse (de este Jesse), me perturba por hacer asombrosamente fácil lo más complejo, incluso me asusta por revelar los negativos que se guardan velados. Consigue que me cabree conmigo misma por haberla tenido varias veces entre las manos y haberla desechado pensando que era una más, una del montón, una peli cualquiera; que me pregunte qué estaría haciendo yo en el 2004 en vez de ir a verla al cine y además me recuerda que hay películas que son un regalo. Por todo eso le aplaudo. Y le doy las gracias.




PD: Y le doy las gracias también al culpable de estas líneas. Alguien que desafiando el pudor en un ejemplo de honestidad, sensibilidad y ternura construyó una crítica maravillosa sobre el amor en Viena, que desapareció a las pocas horas (cuya razón entiendo perfectamente) que me hizo recordar que las cosas especiales merecen esfuerzos especiales. Sin aquella ésta no existiría. No hacen falta nombres. Su autor sabe quien es y yo también lo sé.
[Leer más +]
154 de 180 usuarios han encontrado esta crítica útil